pub-7834510526811662

La Independencia real de un país, más allá de una declaración y una declamación

Análisis 08/07/2018 Por
Se cumplen 202 años de la declaración formal de la Independencia de nuestro país, cuando aún no se llamaba Argentina, sino que eran las Provincias Unidas. ¿Cuándo un país es realmente y totalmente independiente...?
Manos Bandera Independencia

¿Cuándo un país es realmente y totalmente independiente? ¿Lo es solamente por tener sus símbolos, bandera, himno, escudo y una escarapela? 

¿Cuándo un país es realmente y totalmente independiente? ¿Lo es solamente, cuando tiene límites que lo separan de otros países? 

¿Solo con eso, un país es independiente?

La independencia es incompleta, si solo un país, una nación cuenta con una declaración histórica, un himno, límites que lo separen de otras naciones, una bandera, y una declamación constante de que somos "independientes".

Un país, no es solo una porción de territorio, sino una nación compuesta por personas. 

Un país es realmente independiente, cuando esas personas, todas, tienen acceso por igual a la salud y a la educación, al trabajo, y cuando lo que genera, en riquezas, se distribuye equitativamente.

No existe una independencia completa, si ese país reza solo que es "soberano", cuando en la práctica esa afirmación, es apenas una declamación, en ocasiones cargada de hipocresía.

Un país no es totalmente independiente, porque haya logrado desprenderse de las cadenas que lo sujetaban a un reino extranjero.

Un país es totalmente independiente cuando no está aprisionado por otras cadenas, como las financieras, que lo sujetan a otros poderes internacionales, que no siempre son naciones o reinos.

Uno de los párrafos que se agregó a la declaración formal de la Independencia, fue "libre de toda dominación extranjera". ¿Realmente somos libres de toda dominación extranjera?

Un país no es totalmente independiente, cuando miles o millones de sus habitantes, no tienen garantizados, no solamente un buen nivel de vida, sino lo que es esencial, una buena calidad de vida, que debe ser asegurada por el Estado, y por ende, por los gobiernos, que administran a ese Estado.

Hace 202 años, las entonces Provincias Unidas, luego la Argentina, declaraban su Independencia del Reino de España y, como está señalado, con el agregado luego de "toda dominación extranjera".

La mayoría de quienes firmaron aquella declaración y quienes impulsaron aquel Congreso (no todos, por supuesto), tenían un sueño: conformar una nación totalmente independiente, basada en lo enunciado previamente.

No era solo una declamación. Era mucho más que eso.

Con los años, y en este presente, esa Independencia, entendida de esa manera, aún está pendiente.

Ojalá que ese sueño de quienes realmente comprendieron el significado de ser independientes, y que no estaban para nada "angustiados" por romper las cadenas con España, algún día se convierta en realidad.

Allí sí podremos celebrar la Independencia, no solo recordando una declaración y declamando que somos libres, cantando el himno bien fuerte y enarbolando una bandera, porque debe ser así. Pero con eso no basta. 

La real Independencia, es mucho más que eso. 

Fabián Menichetti

Locutor M.P 7724 - Periodista - Editor de Revista Tercer Río y Tercer Río Noticias. Director periodístico Mestiza Rock - Autor de los libros: Noviembre (1997) y Esquirlas de Noviembre (2011)

Te puede interesar