FM: contratados cobrarán la mitad del sueldo si la producción se resiente

Gremiales 06/01/2018 Por
La situación de las Fábricas Militares, continúa generando información y no es la mejor para los trabajadores. A lo que se vive en Azul, con el cierre de FANAZUL (220 trabajadores despedidos), la no renovación de contratos en Río Tercero, Villa María, Fray Luis Beltrán, Jachal, y la sede central de la DGFM, se suma un controvertido artículo de los nuevos contratos. En el mismo se establece que los trabajadores deben aceptar una reducción horaria y salarial, en el caso de que la producción y las ventas disminuyan...
Savio y Mendoza

Si la situación de los trabajadores contratados de las Fábricas Militares ya era precaria, por no tener asegurada su continuidad laboral, debiendo aguardar que el Estado decidiera renovar esos convenios, como sucedió con quienes perdieron su fuente de trabajo en las diferentes plantas, en los nuevos contratos, uno de los artículos los deja en una situación de mayor precarización.

Se trata, según el sitio En Redacción, que dirige el colega Fabián García, y que accedió a la letra de los nuevos contratos, del artículo 6. El mismo establece:  (…) Si a criterio de la DGFM (Dirección General de Fabricaciones Militares) se produjera una variación en las necesidades operativas y/o productivas de la DGFM, el CONTRATADO acepta que su jornada laboral pueda reducirse hasta en un 50% (cincuenta por ciento), percibiendo una contraprestación remuneratoria equivalente al porcentaje trabajado efectivamente”.

Esa pérdida por la caída en las ventas o por la parada de las plantas por mantenimiento, no será absorbida por quien contrata a los trabajadores, en este caso la empresa (que depende del Estado), sino por los  contratados, que suman más del 85 por ciento del personal de Fabricaciones Militares. 

El sitio En Redacción, reseña: El contrato propuesto plantea un criterio flexibilizador y traslada el riesgo empresario al trabajador, al hacerlo cargo económicamente de la reducción de la producción por pérdida de mercado o mantenimiento operativo. Eso es lo que significa la reducción del salario a percibir. También instala un canal directo entre patronal y obreros, dejando de lado la representación sindical, que en la legislación laboral argentina es la única institución que negocia con su contraparte eventuales cambios en las condiciones de trabajo y salariales que establecen los convenios colectivos de trabajo. Es decir, un acuerdo individual no puede modificar las condiciones generales de la actividad.

El artículo 6 (Fuente: En Redacción) 

Para ampliar el artículo, hacer click en la imagen

Artículo 6 b
Desde el Gobierno sostienen que la intención es hacer más "competitivas" a las industrias, algo que niega el gremio de ATE, sosteniendo que la intención es generar un "vaciamiento" de las plantas, con un propósito final: cerrarlas (como sucedió en Azul) o, en su caso, privatizarlas. Denuncian que se desmantelaron proyectos importantes y procesos productivos que se desarrollaban en las plantas estatales.

Hace algunas semanas, cuando se conocieron que contratos en Río Tercero, Villa María y Fray Luis Beltrán, no serían renovados, se conoció un cuadro comparativo de la División de Producción Mecánica de la FMRT, aportado por el concejal riotercerense Alejandro Schwander. En el mismo se muestra la evolución en la producción y venta de esa área, que había sido prácticamente desmantelada en los '90. El cuadro muestra la facturación, superando los 70 millones de pesos en 2014 y 2015, con una abrupta caída en 2016 y 2017, en donde se redujo a 10 millones. Desde ATE sostienen que esos números responden a lo que vienen denunciando.

Facturación DPM

Te puede interesar