Fábrica Militar Río Tercero: preocupación en ATE por la parada de la planta de ácido sulfúrico

Ciudad 10/07/2019 Por
En la mañana del lunes, se realizó una asamblea en la portería de la DPQ. Desde el gremio, se informó que el motivo fue la "parada de la planta de ácido sulfúrico en un contexto inexplicable y extorsivo por parte de la empresa"...
Portería 2 FMRT

El secretario gremial de ATE Río Tercero, Damian Albornoz, señaló que la asamblea se realizó para evacuar dudas de los trabajadores con respecto a la parada de la planta de ácido sulfúrico.

"En la madrugada de hoy (lunes), se termina parando la planta, por una necesidad de personal para que intervenga en la parada de otra, la de ácido nítrico. En principio, es una decisión que no tiene sentido, porque la planta de sulfúrico estaba funcionando bien, implicando un enorme esfuerzo de los trabajadores para lograr una continuidad en la producción", señaló. 

Albornoz, agregó que la decisión, responde a la "falta de personal", algo que el gremio viene advirtiendo desde hace tiempo, tanto por los despidos que se generaron en la industria, como por aquellos operarios que se fueron acogiendo al beneficio jubilatorio.

"Se tuvo que detener una planta que estaba produciendo, y bien, para destinar a los compañeros de la misma a la parada de otra planta", reprochó. "La comunicación que nos brindaron la semana pasada, cuando ya se corría el rumor sobre esta decisión, fue que era por un exceso de stock, lo que implicaba que no había ventas, y que toda la capacidad de almacenamiento estaba ocupada, cuando nos encontramos que hay tres mil toneladas aún de capacidad", señaló el dirigente gremial.

Según lo señalado por Albornoz, esa capacidad les permitiría continuar produciendo, aún sin ventas, por un mes o más de manera continua, sin la necesidad de parar la planta, "con todo lo que eso implica". En ese sentido, ejemplificó, que se trata, por caso, del "deterioro de los equipos".

"Debe tenerse en cuenta que son plantas que están preparadas para funcionar los 365 días del año a altas temperaturas, y una decisión así, desde nuestro punto de vista, ilógica e irracional, por parte del director, comunicada por Recursos Humanos, nos genera preocupación, por la incertidumbre de no conocer cuándo se volverá a poner en funcionamiento", dijo Albornoz. 

Si bien, dijo que se les informó que en la semana del 22 al 26 de julio, la planta se pondría nuevamente en marcha, estarán "alertas".

"Necesitamos que la planta funcione como corresponde y queremos dejar en claro, además, que existen cuestiones relacionadas con los elementos de seguridad y con los insumos para las diferentes intervenciones, que son pura y exclusivamente responsabilidad de la dirección y de cada una de las jefaturas. Si esto se traslada en el tiempo, seguramente será porque no contaremos con los elementos necesarios para realizar los trabajos, y esa es una responsabilidad de ellos, por la que se tienen que hacer cargo", advirtió.

"Era necesario comunicarlo"

El representante de ATE, explicó: "Esto creíamos que era necesario (la asamblea y el contacto con la prensa), no solamente para poder transmitírselo a los compañeros, sino hacerlo conocer afuera de la fábrica (...) que aún estando la planta funcionando, la dirección toma la decisión de pararla".

Sobre la razón de la medida, Albornoz, consideró que esta situación se produce "en principio por falta de personal que es el que ellos despidieron, y seguramente fue una decisión política que no podamos producir y vender".

"Lo que podemos hacer es manifestarlo, hacerlo público, y también señalar que ayer, a la 1.30 de la madrugada, existió una comunicación diciéndole a los técnicos, que si el turno no cumplía con la orden que se había dado, debían informar con nombre y apellido, quiénes eran, para actuar en consecuencia", expresó el dirigente sindical. Agregó que existe una "situación permanente de extorsión" hacia el personal.

Albornoz, expresó que la planta se paró y se realizaron todas las operaciones correspondientes desde lo referente a la seguridad y lo operativo. El sindicalista, agregó que se trata de una decisión, con la que no acuerdan, porque resta productividad a la empresa estatal, aunque, aclaró, se genera en marco contractual de trabajo, en donde "no se expondrá" a los trabajadores a la posibilidad de ser despedidos. 

Consultado, si el temor pasa por la no continuidad de la planta, expresó: "Indudablemente, si consideramos que nuestra principal materia prima, el azufre, se lo compramos a nuestro principal competidor, además de hacerlo a un precio muy por encima del valor que debería tener, obviamente que se está dando una situación que es muy perjudicial para nosotros y lo mismo decíamos cuando no se actualizaba el valor del nítrico".

Albornoz, recordó que la empresa estatal, vende los productos a precios que se encuentran muy por debajo de lo que están en el mercado internacional. "Todo esto, sumado a la falta de inversión, más allá de que hagan anuncios o reuniones, nos encontramos con un montón de dificultades derivadas de lo presupuestario y de los criterios adoptados al momento de tomar decisiones", señaló.

Recordó, por ejemplo, que hace "pocos días se despidió al jefe de la seguridad perimetral, al jefe de producción química, y hoy no está, cuando tenemos que plantearle una situación como esta". "Tenemos que hablar con el jefe de recursos humanos y si no está, directamente con el director. En ese marco, de gestión diaria, tenemos muchísimas complicaciones", expresó Albornoz. 



Te puede interesar