La Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de Río Tercero cumple 86 años

Ciudad 01/07/2019 Por
La entidad celebra cada 1 de julio, su aniversario. Nació en 1933, convirtiéndose con los años en la cooperativa de servicios públicos más grande de Córdoba...
Cooperativa Edificio

Este 1 de julio, la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de Río Tercero, celebra, como cada año, su cumpleaños, el número 33. Se trata de la entidad cooperativa de servicios públicos, con más asociados de la provincia de Córdoba y una referente a nivel nacional.

La institución nació con el nombre de Cooperativa de Luz y Fuerza de Río Tercero, aunque la idea de su formación había comenzado a gestarse entre los vecinos tiempo antes. Estaban impulsados por dos experiencias: la de Punta Alta, en Buenos Aires, y la de la cercana Almafuerte. 

Desde 1921, la entonces pequeña población, contaba con un servicio de energía, que otorgaba un privado, aunque este era costoso para los vecinos y deficiente. Se trataba de una usina térmica que terminó comprando una empresa de capitales extranjeros: la Compañía Anglo-Argentina S. A. la que muy poco tiempo después la transfirió a su vez a la Compañía Central Argentina de Electricidad S.A.

Un grupo de vecinos, ante un servicio que era oneroso y deficiente, decidieron entonces conformar su propia prestadora. Así, se desarrolló la asamblea constitutiva. El primer Consejo de Administración, estuvo conformado de la siguiente manera: Pedro Marín Maroto, como presidente; Gabriel Tagliaferro, vice-presidente; Antonio J. Rubiolo, secretario; Enrique Córdoba, pro-secretario; Francisco de Buono, tesorero; Bautista Bongioanni, pro-tesorero; Juan Lopez Perez, síndico; Juan B. Maurino (hijo), síndico suplente y Arturo Bracalenti, Alfredo Carranza, Federico Osta, Otto Hurter y Agustín Carricaburu, vocales. 

Un detalle: en aquella asamblea, quien propuso que Maroto presidiera la nueva entidad, fue el intendente Victorio Abrile, quien mantenía un fuerte enfrentamiento político con Maroto. Sin embargo, esa diferencia y en ese momento, quedó de lado.

El capital social inicial de la cooperativa era ilimitado y estaba constituido por acciones individuales, nominativas y transferibles de $ 50 m/n cada una, pagaderas al contado o en cuotas mensuales no menores del cuatro por ciento.

El 7 de julio de 1934, apareció el boletín informativo Nuestra Luz, destinado a informar a los asociados las acciones llevadas a cabo por la entidad. 

El gobierno nacional había dispuesto la venta de energía eléctrica de la usina de "La Cascada" a la cooperativa y se había logrado la autorización para la construcción de una canalización desde esa usina hasta la población de Río Tercero, por decreto 18.326 del Gobierno de Córdoba. 

En Nuestra Luz, se informaba: "Hemos querido recordar esta fecha con la aparición de esta publicación porque tal fecha fue el punto inicial de un camino a seguir; el primer paso de una etapa a recorrer, la levadura de un fermento que había de producirse, la semilla o germen de una obra que debía fructificar en beneficio de Río Tercero. De aquella Asamblea inicial en que todas las fuerzas vivas de un pueblo se dieron cita guiadas por un solo y único anhelo del bien general con el esfuerzo común de todos sus componentes, nació la Cooperativa de Luz y Fuerza de Río Tercero".

Obviamente, aquella cooperativa inicial contó con la fuerte embestida de la empresa que ya prestaba el servicio eléctrico y esto explica que en ese primer número también se llamara la atención al intendente de Río Tercero, Victorio Abrile, sobre la necesidad de que la municipalidad estimulase al vecindario a consumir la energía proporcionada por la cooperativa como un camino para lograr el progreso del pueblo y conseguir su independencia económica.

Finalmente, la cooperativa, comenzó a operar con 165 conexiones.  Río Tercero comenzaba así a prestarse su propio servicio eléctrico. En poco menos de dos décadas, lograba el objetivo que se había propuesto desde sus orígenes al proporcionar un servicio eléctrico de mejor calidad y más barato con respecto al ofrecido por la Compañía Central de Electricidad Argentina S. A.

La cooperativa riotercerense, de esa manera, fue creciendo, acompañando, también el desarrollo que experimentaba la ciudad por la llegada de las grandes industrias, que la convertían una de las poblaciones con mayor crecimiento de Córdoba. 

De esa manera, fue sumando servicios. A la energía, se le sumaría la prestación de agua, servicios sociales, entre otros. Los últimos que se incorporaron fueron Internet, telefonía fija y televisión por suscripción.

Actualmente, presta los siguientes servicios: Energía Electrica, Aguas, Canal Local, Cloacas, Obras Públicas, Hormigón Elaborado, Servicios Sociales, Centro de Capacitación, Educación Cooperativa, Cementerio Parque, Telefonía Fija, Televisión, e Internet. 

Te puede interesar