Villa Ascasubi, aquella "Capilla de Rodríguez" y su cumpleaños

Cada 25 de septiembre, Villa Ascasubi, recuerda cuando en 1889 pasó a denominarse como se la conoce en la actualidad. Era conocida como "Capilla de Rodríguez".
Villa Ascasubi Capilla de Rodríguez
Desde Capilla de Rodríguez a Villa Ascasubi, la historia de una población

Tal vez en la provincia, hoy una comunidad llevaría el nombre de "Capilla de Rodríguez", siendo, además, una de las más antiguas de la provincia. De hecho lo es. Al ser rebautizada en 1889, como Villa Ascasubi, celebra cada 25 de septiembre su aniversario, pero con ese nombre.

Si se considera el origen de la población, la historia se remonta a varios siglos atrás. Se cuenta con registros de que ya en 1660, llegaron los europeos al lugar, que avanzaban en diferentes direcciones. 

La segunda mitad del siglo XVI

En el sitio oficial del municipio, se recuerda esa historia: Villa Ascasubi surgió en la segunda mitad del siglo XVI con el nombre de Capilla de Rodríguez, recostada en la margen norte del río Tercero o Ctalamochita, en un ambiente de defensa de la usurpación con el malón de los originarios nómades del sur, originalmente “pampas”.

Recuerda que los realistas se instalan en la zona con encomiendas indígenas a cargo y beneficio del conquistador, y conforme designaciones provenientes del gobierno con jurisdicción en la zona, que era la Gobernación de Córdoba del Tucumán, con asiento capital en la actual ciudad de Córdoba de la Nueva Andalucía; importante espacio político que abarcaba en centro del actual territorio argentino.

La encomienda autorizaba el servicio personal de los indígenas a favor del encomendero, el cual como contraprestación debía procurar su evangelización católica. Esto suponía la construcción de espacios para la práctica religiosa. El Primer encomendero fue el capitán Rodríguez, uno de los oficiales de las tropas de Gerónimo Luis de Cabrera, fundador de la ciudad de Córdoba en 1573.

Allá lejos y hace tiempo

En 1662 los archivos coloniales señalaban la existencia de una capilla que había sido destruida durante un malón. En 1728, el diocesano de Córdoba de la Iglesia Católica José de Sarricolea y Olea, autoriza la fundación, o se le da el título de capilla al oratorio allí construida por un descendiente del primer encomendero, Juan Francisco Rodríguez, del que toma su nombre: Capilla de Rodríguez, designándosele como patrona a la Virgen de la Inmaculada Concepción. 

Dichas capillas, en tierras escasamente ocupadas por europeos constituían avanzadas de imposición de culturas para captar a los originarios y acatamiento de leyes y costumbres ibéricas, a la vez que se convertían en casas-fuertes, como pequeñas fortalezas (fortines) para resistir la defensa de los nómades de la usurpación, cuyas etnias se iban alterando conforme las guerras territoriales existentes entre originarios.

En 1805 la actividad evangelizadora del Presbítero Benito Lascano logra afincar en torno de la capilla unas cincuenta familias de originarios convertidos al cristianismo provenientes de tolderías sureñas. Comenzó el labradío fecundo de tierras nuevas, lo que motivó la llegada de diversos inmigrantes europeos.

Capilla de Rodríguez1

Como se ha señalado en este medio, en otras notas históricas, fue un inglés, Alexander Gillespie, llevado con otros prisioneros, luego de las primeras invasiones a San Ignacio en Calamuchita, quien describió en un diario de viaje que luego se transformó el libro, ya en el Reino Unido, al "interesante pueblito de Capilla de Rodríguez y su hermosa iglesia, levantada una milla más allá de la margen derecha".

Aquel 25 de septiembre, cuando cambiaba de nombre

En 1889 se realiza la traza del poblado, por el ingeniero Fernández Ponce, y estableciéndose recién el 25 de septiembre de ese año la fecha oficial de fundación.

Ese día, un decreto del gobernador Marcos Juárez aprobada el loteo de lo que hasta entonces era un paraje conocido como Capilla de Rodríguez, con el nuevo nombre de Villa Ascasubi, en homenaje al poeta nacional Hilario Ascasubi, muy reconocido en aquellos tiempos aunque sin relación con esta zona.

La Capilla, pasó a tener la categoría de Villa que se encontraba sobre el trazado del Camino Real, que unía el Alto Perú con Buenos Aires, se le da su actual nombre de Villa Ascasubi, en homenaje al poeta costumbrista Hilario Ascasubi.

Centenaria Iglesia, Benard y aquel primer puente

La centenaria Iglesia de la Inmaculada Concepción, también tiene su propia historia, convirtiéndose desde sus inicios en el edificio más prominente del centro cívico de la población. Villa Ascasubi era el centro del curato, que abarcaba una importante extensión.

Uno de los sacerdotes que estuvo a cargo de la misma y es el más recordado, fue José Benard, que salía a recorrer la región, con poblaciones que apenas estaban naciendo por la llegada del ferrocarril. Aquel religioso, no obstante, trascendía los hábitos en sí, llegando a ser designado "inspector de caminos".

Fue quien gestionó y promovió la construcción del puente carretero (hoy "puente viejo"), inaugurado en 1923, y el que está a punto de cumplir sus 100 años. Fue todo un acontecimiento social para la zona. Una estructura vial de esas características, cuando el caudaloso río debía franquearse en sectores que lo permitieran -siempre que no estuviera crecido- con todos los condicionantes para hacerlo.

Ambas construcciones, la Iglesia y el puente, tienen una historia en común. Y allí se aprecia la influencia del sacerdote: se inauguró un 28 de octubre de 1923, cuando el templo celebraba sus bodas de plata, ya que se había erigido en 1898

Recuerda el sitio del municipio que "a las 14 horas de ese 28 de octubre, salió desde la iglesia la procesión hacia el nuevo puente carretero –compuesta por una caravana de autos y con numerosas personas de a pie–, con la virgen Inmaculada montada en una carroza y acompañada por una banda de música de Oliva".

En el extremo norte del puente se llevó adelante la inauguración de la obra ante una multitud de asistentes –fuentes oficiales señalan la presencia de 5000 personas procedentes de diferentes lugares, como Colonia Almada, Corralito, Fotheringham, Hernando, Oliva, Río Tercero y Tancacha–.

Puente Villa Ascasubi
Una multitud en la inauguración del puente (Foto: Álbum del Centro Cultura y Arte Dr. Tomás A. Garzón / Vía https://villaascasubi.gob.ar/

El cumpleaños número 133

En 2022, la población llegó a sus 133 años. Luego de la pandemia, se realizaron diferentes actividades. La noche de gala fue el pasado viernes, mientras que para este domingo se previó un importante acto y desfile desde el municipio, además de otros eventos.

Mucho cambió desde aquella capilla inicial hasta el presente, con diferentes obras que transformaron la fisonomía urbana y un balneario, por ejemplo, que es visitado por miles de personas en cada verano, aún más renovado desde el año pasado. Precisamente en ese sector del río, es en donde une el pasado con el presente, cuando se promociona al mismo como "de puente a puente". Es aquel del prólogo del siglo 20 y el que se construyó luego, siendo parte de la ruta provincial que une a la población con otras comunidades. 

Fuentes históricas: https://villaascasubi.gob.ar/ Comisión de Historia de Villa Ascasubi

Te puede interesar