Río Tercero: reincidentes en exceso de velocidad tendrán multas

En la "adaptación" de medición de la velocidad por radar, se advierte sobre el exceso de la misma en Río Tercero. A quienes reinciden se les aplica una multa.
Radar Río Tercero2
Medición de velocidad con radares móviles en Río Tercero

Hasta el pasado sábado eran casi 400 controles de velocidad en distintos sectores de la ciudad de Río Tercero, con la utilización de "radares" móviles. Hasta ahora, se les advierte a quienes sobrepasan los 40 kilómetros permitidos en el sector urbano. No obstante, en este periodo de adaptación, a quienes sean encontrados nuevamente con exceso de velocidad, se les labrará un acta que implicará una multa.

Así lo informó el jefe de Tránsito Municipal, Alberto González, quien señaló que "hasta ese número de controles, no se había detectado a conductores reincidentes". "Pero hasta tanto se cumpla con este periodo de adaptación en donde se les advierte y se toman los datos, se les labrará un acta, con una multa", señaló. 

El funcionario municipal, recordó que es el Juzgado de Faltas Municipal, quien tras ser labrada el acta es quien determina el valor de la multa. "La misma puede ir desde los 32 mil a los 96 mil pesos", recordó González.

Explicó que el valor de una multa depende de la "gravedad" de la infracción vial cometida. En el caso del exceso de velocidad, resulta una obviedad que es mayor el monto a mayor velocidad. "Quien conduzca a 80 kilómetros o más en el sector urbano, obviamente está cometiendo una falta que es grave", ejemplificó el jefe de Tránsito.

Recordó que muchos de quienes están conduciendo, al observar al personal con el radar, disminuyen la velocidad, pero aclaró que los aparatos "toman la velocidad hasta 200 metros antes de llegar".

Medición en diferentes lugares

Los radares móviles comenzaron a ser utilizados hace poco más de una semana por el cuerpo de inspectoría municipal. No siempre se encuentra en el mismo lugar el personal del área de Tránsito, sino que se desplazan en diferentes horarios a arterias ubicadas en distintos sectores del sector urbano. 

Al lunes por la noche, consultado el responsable de Tránsito, señaló que los controles habían continuado el fin de semana largo, sin reincidencias. En la mayoría de los casos en donde se detecta exceso de velocidad, la medición arroja entre los 40 y 50 kilómetros, aunque también existe una franja entre los 60 y 80.

Hasta el momento, el vehículo con mayor velocidad detectada fue de 79 kilómetros. Ahora se aguarda que el Juzgado de Faltas establezca, tras el periodo de "concientización" cuando comienza el labrado de actas para la aplicación de multas. Una vez que esa fecha esté confirmado, con la primera infracción ya correrán las mismas.

"Hasta se puede retirar la licencia de conducir"

Según explicó González, tanto cuando se comiencen a labrar las infracciones por exceso de velocidad con la medición de radares y  con los mismos para los reincidentes, "no sólo es una acta de infracción y una multa, sino que en el caso de que la falta sea grave, se puede llegar a retener la licencia de conducir".  

"Circular a más de 80 kilómetros en el sector urbano es una falta grave, por todo el riesgo que ello implica", recordó el jefe de Tránsito. Y reiteró que la máxima permitida es de 40 kilómetros y, en el caso, de que cargado en el sistema los datos de quien fue encontrado sobre esa velocidad, si ya está, será multado.

La decisión del municipio de comenzar a medir la velocidad con radares, se debió a la gran cantidad de accidentes que se estaban registrando. En ese sentido González, explicó que la reacción de quienes están conduciendo y se encuentran excediendo la máxima permitida ha sido buena. "No solamente eso, sino que las vecinas y los vecinos de los barrios están de acuerdo y agradecen porque eran lo que pedían", indicó.

Reiteró, como en otra entrevista, que en el caso de producirse un accidente, "por ejemplo en una intersección de calles, si la velocidad es menor a 40 kilómetros, se minimiza el riesgo de lesiones graves"

Te puede interesar