Controlarán con radares la velocidad en Río Tercero

Comienzan a implementarse controles de velocidad en el sector urbano de Río Tercero a través de radares. El personal municipal ya prueba los equipos.
Radar Río Tercero
Tránsito municipal ya prueba el control de velocidad con radar en Río Tercero

Primero será a modo de prueba y luego se comenzarán a labrar actas de infracción a conductores que incurran en exceso de velocidad controlada por radar en el sector urbano de Río Tercero. Así lo informó el municipio. El personal de Tránsito Municipal, ya está probando los equipos (foto) y los utilizará desde el viernes.

Los vehículos no podrán superar los 40 kilómetros, según señaló el secretario de Seguridad, Miguel Canuto, en diálogo con la emisora Mestiza Rock. Según indicó, en un comienzo, con el radar que se utilizará, y para el que fueron preparados para su uso inspectores de tránsito, a los que se sumarán otros, se detendrá a quienes conduzcan con exceso de velocidad, en donde se les comunicará que están infringiendo la norma vial.

Posteriormente, se comenzarán a labrar actas de infracción con sus respectivas multas. Los vehículos, cualquiera sea el tipo, como está señalado, no podrán superar el límite permitido de 40 kilómetros en cualquier sector del radio urbano. Según destacó Canuto, se encuentra en el contexto de diferentes medidas para evitar accidentes de tránsito.

"Como Estado Municipal tenemos que actuar"

El funcionario señaló: "Es a raíz de lo que se viene viendo: el descontrol en el tránsito, los accidentes que nos tienen a todos preocupados, y nosotros, como Estado Municipal tenemos que actuar sobre esto".

Y agregó: "Esto, más allá de que comenzamos con un plan de educación vial en todo lo que hace a las escuelas primarias y jardines de infantes". Canuto manifestó, en ese sentido, que "se está trabajando mucho", inclusive se lanzará -amplió- "una gran campaña vial a nivel general".

Recordó que hay "medidas que deben ser urgentes". "Y lo que se detecta, a partir de los accidentes, es la velocidad", indicó, por lo que se solicitó a la Secretaría de Economía, la autorización y recursos para adquirir "sinemómetros, que son los radares móviles".

"Controles en distintos barrios y fotomultas"

Canuto, explicó que con dichos aparatos se estará en diferentes barrios de la ciudad realizando los controles de velocidad. La intención -planteó- "concientizar" a la población, recordándole "cuál es la máxima para conducir en una ciudad, que es de 40 kilómetros"

Habrá operativos en diferentes puntos del sector urbano. En tanto, anticipó que en breve se sumarán "las fotomultas en lugares y arterias principales, en donde se desarrollan altas velocidades", manifestó

El responsable de Seguridad, recordó que con respecto a las altas velocidades y transgresiones de las normas viales "hay mucha problemática en el corazón de los barrios". "Por ahí no hubo demasiado control y hoy han crecido (las transgresiones viales) en lugares que se desarrollan altas velocidades", indicó Canuto.

En ese sentido, recordó que "los nuevos adoquinados, pavimentaciones que se realizaron, las luminarias", son utilizadas para exceder con vehículos el límite de velocidad. "Los vecinos nos manifiestan que lugares en donde eran tranquilos, hoy hay quienes desarrollan altas velocidades", expresó.

Canuto amplió que se están realizando "reuniones permanentes con el área de Tránsito y Defensa Civil" por esta problemática. "El objetivo es comenzar a minimizar los accidentes", señaló.

También en Avenida Savio

Si bien la Avenida General Savio, es una vía de ingreso y egreso a la ciudad, en donde los vehículos desarrollan velocidades más elevadas que en otros sectores, recordó que también allí "la máxima es de 40 kilómetros".

Aclaró que existe una "confusión" con respecto a las vías de circulación. "Por allí dicen que en las avenidas se puede desarrollar más velocidad, pero nosotros no tenemos avenidas, es un costumbrismo llamarle así, son boulevares y debe respetarse esa máxima velocidad", diferenció.

Sobre la avenida Savio, asumió que "costará mucho acostumbrarse", ya que es una arteria en "donde se desarrolla mucha velocidad pero también es en donde se producen más accidentes"

Dijo que si bien 40 kilómetros, puede resultar una velocidad reducida, es la determinaba como máxima, porque si existe una "colisión con una motocicleta", puede inferir un riesgo. "La idea es que se vaya bajando de esa velocidad", manifestó.

"Hay que cambiar la mentalidad"

Manifestó que en muchos casos se conduce con una mentalidad y cultura de población pequeña, cuando ya se trata de una "ciudad grande". En ese contexto, graficó: "Nos levantamos 15 minutos antes para llevar a nuestros hijos a la escuela, y lo pongo como ejemplo porque son horas pico", ejemplificó. 

Agregó que cuando eso sucede, se desarrollan por llegar a tiempo velocidades elevadas, inclusive el de intentar "estacionar casi en la puerta" de los establecimientos. "Son costumbres que debemos ir cambiando y lleva su tiempo, pero paralelamente debemos trabajar con otras acciones en donde se llega a una multa", dijo.

Indicó que se contará para los controles que se realicen con apoyo policial. "Ya hablamos con el nuevo jefe de la Departamental (Tercero Arriba); ya salimos en algunos sectores, como anoche (el martes), enfatizando aún más los fines de semana, sumando lo que son, además, los controles de alcoholemia", dijo.

Te puede interesar