En Río Tercero, Onorina, la persona más longeva de Córdoba, cumplió 109 años

Onorina Tagliaferro, que vive en Río Tercero, es la persona más longeva de la provincia de Córdoba. El jueves celebró con la familia sus 109 años.
Onorina Tagliaferro
La riotercerense, Onorina Tagliaferro, festejó sus 109 años (Foto: Gentileza Sergio Tagliaferro)

"Ella está muy bien, y celebramos su cumpleaños, como corresponde", señala a este sitio de noticias, Sergio. Es el nieto de Onorina Aprato de Tagliaferro, que celebró con la familia sus 109 años en Río Tercero, siendo la persona más longeva de Córdoba, y una de las de mayor edad en el país. 

La celebración fue con un asado y torta, con el número "109". Y por supuesto que con el afecto de toda su familia. Allí estuvieron sus hijos, nietos y bisnietos. El festejo por este nuevo cumpleaños fue en la casa de Sergio.

"Si bien estamos permanentemente pendiente de ella, vive sola, en su casa, la que está conectada con la mía, y hasta se hace su comida", explica sobre su abuela. "Se le deja la mercadería a media mañana y es ella quien prepara su almuerzo", agrega.

"Siempre alguno de nosotros estamos cerca, pero tiene su independencia", indica. Es recordada la anécdota de cuando Onorina fue llevada por Sergio para recibir la vacuna contra el Covid-19. Le aplicaron la dosis en el vehículo, luego retornó a su casa, y se puso a limpiar, sin ningún problema ni molestia por la inyección.

La historia de Onorina

La riotercerense que celebró el jueves sus 109 años, nació en 1913, año oficial de la fundación de la ciudad que la recibió y a la que adoptó como propia, en la comuna italiana de Chuzano, provincia de Asti.

Cuando tenía 20 años, llegó a Río Tercero con su esposo, José Tagliaferro. En lo que era aún un pequeño poblado, que había recibido el primer empuje por la llegada del ferrocarril y que luego se convertía en ciudad  como un polo de desarrollo con la radicación de la Fábrica Militar y otras industrias, conformaron su familia.

Juntos fueron padres de Humberto, ya fallecido, y de Elsa. De esos hijos, nacieron cuatro nietos: Sergio, Jorge, Federico y Leopoldo. Y llegaron 11 bisnietos. Puede contar la historia de la ciudad en la que vive, prácticamente desde sus comienzos. Llegó a la misma cuando la comunidad tenía oficialmente apenas siete años.

Normal en personas centenarias, Onorina, padece de algunos problemas auditivos, pero como lo indica su nieto, para su edad "está perfecta y con una memoria envidiable". "Si te ponés a charlar con ella, y estás un rato, te puedo asegurar que escribís un libro", señala el nieto de la mujer con más edad de la provincia.

Cuando cumpla 110 años, ingresará al Registro Mundial de las Personas "Súper Centenarias". Por ahora la celebración de sus 109 años ha sido lo más importante, rodeada por sus afectos, con un buen asado y, como es de rigor, la correspondiente torta. 

En la misma, estaba, como se aprecia en la imagen principal de esta nota, una bengala y las tres velitas, conformando el número 109, esas que apagó el jueves. Nada menos.

Onorina Tagliaferro1

Te puede interesar