Ferrer: "No se sacrificará a ningún perro en Río Tercero"

El intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer, brindó una conferencia sobre el proyecto que tiende a solucionar la problemática de los perros callejeros.
Ferrer Zoonosis
Ferrer aclaró que no se proyecta aplicar la eutanasia en perros de Río Tercero

"Quiero ser categórico en esto: la ciudad de Río Tercero, al menos mientras nosotros estemos administrándola, no va a sacrificar ningún perro, ningún gato, ninguna mascota, ningún animal", señaló en una conferencia de prensa el intendente, Marcos Ferrer. Las expresiones del jefe comunal, surgieron a partir de un proyecto de ordenanza, que generó reparos y reclamos en ciertos sectores proteccionistas de los animales de la ciudad. 

"Nosotros, no tenemos como política de estado la eutanasia de los animales, aun cuando generan algún conflicto", dijo. Y agregó que en que en el proyecto que será tratado en el Concejo Deliberante, se establece como resolver esos casos. El texto de la iniciativa, fue entregado a la prensa. El intendente estuvo acompañado en la conferencia por el secretario de Relaciones Gubernamentales, Diego Paulus y la edil, Silvia Italiani.

Indicó, en tanto, que en muchas ocasiones "para tener razón" se dan "por sentadas muchas cosas que no son reales". Recordó que la ordenanza vigente, contempla en uno de los artículos la posibilidad de la eutanasia, y el mismo, con la nueva norma, dejará de estar vigente.

Un artículo del proyecto que ingresará al CD, referido al "derecho de los animales" con la creación de un "programa municipal de sanidad animal y zoonosis", refiere a situaciones en donde son retirados los mismos. "Ustedes van a tener una copia de la ordenanza para que conozcan qué dice y qué no dice", indicó Ferrer. 

El artículo 47 del proyecto que comenzará a ser debatido en el Concejo Deliberante, señala que “en caso de que la autoridad de aplicación determine el retiro provisorio de animales, regulado en los artículos 6 y 7 de la presente ordenanza, el Juez de Faltas Municipal deberá determinar el tiempo y las condiciones en las cuales ésta finalizará. A estos efectos podrá ordenar a la autoridad de aplicación:

-A: su restitución al propietario.
-B: disponer que se entregue el animal en adopción.
-C: disponer que sea sacrificado por médico veterinario habilitado y debidamente matriculado, de acuerdo a los protocolos establecidos, en casos de que no tenga posibilidades de reinserción en el medio, previo a que se realice un examen psicofísico y sometido a un tratamiento de adiestramiento por un plazo no menor de 90 días.
En caso de presentarse una situación como la mencionada en el párrafo anterior la autoridad de aplicación deberá convocar y consultar a las organizaciones no gubernamentales.

Desde el Ejecutivo, sobre el último inciso del proyecto, se enfatiza, que incluso se contempla la convocatoria y consultas a las organizaciones proteccionistas de los animales. 

"Es un proyecto, no una ordenanza"

"Esto es un proyecto, no una ordenanza, por lo tanto cuando un proyecto está en proceso tiene matices que hay que ir siguiéndolos", señaló Ferrer. Agregó, en tanto, que en ese sentido, debe ingresar primero al cuerpo deliberativo "en donde los concejales" serán quienes debatirán el mismo. 

Manifestó, además, que en este proceso, se les ha dado participación "a las organizaciones" proteccionistas. Luego, "esa participación puede no conformar, haber matices o discusiones, que se están dando".

"Nunca vamos a dejar a las organizaciones proteccionistas sin la posibilidad de participar y opinar, lo que sí decimos, es que el Estado es el que se tiene que ocupar de resolver estos problemas", indicó. Y agregó que de la manera en que se viene trabajando, no existe una solución a la problemática de los animales.

"Por eso tenemos que hacer algo distinto, porque si seguimos haciendo siempre lo mismo, seguiremos tropezando con la misma piedra", manifestó. Agregó que se encontraron "errores, algunos propios y otros compartidos". "Por ejemplo, dentro de las castraciones que la Municipalidad todos los meses le otorga a las distintas organizaciones, se han castrado perros que no eran de Río Tercero,  y no es justo que con los impuestos o la plata de los riotercerenses, hagamos la castración de un animal que no es de la ciudad", dijo.

Reiteró que fue "por error y no por mala intención, ni mucho menos". Indicó que se continuará apoyando a las organizaciones proteccionistas. Recordó que actualmente a la Sociedad Protectora de Animales, el municipio le otorga un subsidio mensual de 70 mil pesos. Y agregó que hace unos meses, Rescate Canino, "ha logrado su personería jurídica con lo cual podemos asistirla económicamente", explicó el intendente.

Manifestó que en este nuevo proyecto quienes integran las organizaciones "serán personas de consulta, como lo establece la ordenanza". "De consulta, pero no van a ser vinculantes esas opiniones, ¿por qué?, porque la responsabilidad legal de la toma de decisiones en estos casos, es del Estado, no podemos delegar esta responsabilidad en organizaciones que con muy buena voluntad trabajan", prosiguió.

Más allá del Centro de Zoonosis, en donde se realizarán, cuando se apruebe el proyecto, las esterilizaciones, indicó que "aún así, las organizaciones seguirán teniendo las 70 castraciones mensuales, que las administran" las mismas. Amplió que el secretario de Gobierno, ya habló con todos los grupos proteccionistas para llevar claridad en esta problemática que se planteó.

Agregó que el proyecto es amplio y se ha estudiado muchísimo, inclusive con viajes a diferentes ciudades, que implementaron diferentes metodologías para solucionar la problemática. "Pero claramente tenemos un problema, que es inicialmente de conducta del ciudadano, porque la gran mayoría de los perros que vemos en las calles tienen dueños y las castraciones que se están realizando no son en perros callejeros, sino a los que tienen dueños", dijo. Agregó que se trata de una responsabilidad social para evitar que eso suceda.

El Centro Municipal de Zoonosis

Ferrer, en tanto, indicó que lo relevante del proyecto, "es la creación del Centro Municipal de Zoonosis, con una inversión que rondará los cuatro millones de pesos". Allí -prosiguió- el municipio colocará en un lugar determinado un quirófano con un veterinario en donde se realizarán las castraciones desde el municipio.

"Allí, el ciudadano podrá llevar a sus mascotas para que sean castradas, no digo de manera gratuita, sí en el caso de que por una cuestión socio económica sea necesario, pero con un costo mínimo en relación a lo que se abona en el sector privado", detalló.

Indicó que dicho quirófano estará a disposición de la comunidad. "Creo que para la ciudad esto será un antes y un después, con la creación de este Centro Municipal de Zoonosis, en donde el municipio por primera vez tendrá un espacio propio y a partir de allí creo que la realidad de esta problemática va a cambiar", enfatizó.

El proyecto de ordenanza que ingresará al Concejo Deliberante

Te puede interesar