Un pedido y la necesidad de una Universidad en Río Tercero

Educación 08 de mayo de 2022 Por Fabián Menichetti
Estudiantes de Río Tercero solicitaron más frecuencias de colectivos desde Córdoba. Es otro dato que revela la necesidad de una Universidad Nacional.
Aula Universidad
Río Tercero y la necesidad de una Universidad Nacional

Fueron 455 estudiantes de Río Tercero que cursan una carrera en Córdoba, los que presentaron un pedido para que se restituyan las frecuencias nocturnas en una de las empresas del transporte interurbano que conectan a ambas ciudades. Desde allí surgió un proyecto en el Concejo Deliberante para solicitar a a la Provincia que se atienda el reclamo.

Ese detalle revela una necesidad no sólo de la ciudad, sino también de la zona. La misma no es nueva. Se trata de una Universidad Nacional Pública y Gratuita, algo que se reiteró como un pedido de reparación del Estado Nacional por el atentado de 1995 en la Fábrica Militar.

Actualmente, el último coche de una de las empresas de colectivos que cubren el trayecto Córdoba - Río Tercero, sale a las 21:15. Quienes viajan para estudiar en la capital provincial, y que deben permanecer más allá de ese horario, encuentran que no tienen un transporte directo de retorno a la ciudad.

Pueden, en todo caso, tomar un colectivo hacia Almafuerte, de los que realizan el recorrido entre la capital provincial y Río Cuarto. Y, desde allí, esperar a que alguien los traslade a Río Tercero.

Viajar a Córdoba para estudiar, hasta antes de la pandemia, era engorroso, aunque Boleto Educativo mediante, en los últimos años, era uno de los caminos elegidos por quienes no pueden vivir en dicha ciudad para cursar. También sucedía antes, sin Boleto Educativo.

Llegó la pandemia, y la virtualidad fue el método de estudio. Los colectivos durante el aislamiento, además, dejaron de funcionar. Retornaron con condiciones sanitarias, y con menos frecuencias, las que no se restituyeron en esta transición entre pandemia (señalan los especialistas) y endemia. Y también retornó la presencialidad educativa. Conclusión: si era complicado viajar antes, más lo es ahora, sin coches de retorno.

Quienes estudian en las universidades de Córdoba, Río Cuarto y Villa María, no en todos los casos, tienen la opción de alquilar en algunas de estas ciudades, permaneciendo allí para cursar. Quienes no pueden residir en las mismas, deben viajar, y ante esa opción la capital es el destino elegido por la mayor cantidad de frecuencias diarias, aunque en el contexto actual, esos horarios que antes estaban ya no funcionan. Sin dudas, todo un problema.

El dato que revela la necesidad de una universidad

En Río Tercero, es variada la oferta educativa superior. Existen carreras de pregrado, públicas y privadas, y existen algunas de grado, en instituciones privadas. En concreto, quien aspira a una carrera de grado, si no tiene los recursos necesarios, no puede cursarla. 

Hace años, un estudio indicaba que más de cuatro mil riotercerenses estudiaban en Córdoba, Villa María y Río Cuarto. La mayoría residía en esas comunidades con Universidades Nacionales Públicas. Río Tercero está equidistante de las mismas a unos 100 kilómetros. Es el centro de ese triángulo de las tres ciudades más habitadas de la provincia.

Si se considera que aquel relevamiento tiene al menos una década, es una obviedad que en la actualidad, si las condiciones económicas lo permitieran, serían muchos y muchas más quienes estudiarían en esas ciudades. Por razones económicas, laborales, y otras, han resignado el poder seguir con una carrera, o al menos con la que habían imaginado. 

La pandemia expuso que la educación virtual puede ser una opción, claro, pero que la presencialidad es no solo necesaria, sino insustituible. En todo caso, la enseñanza puede ser bimodal. Viajar, como está indicado, es una alternativa, que ahora se encuentra con el escollo de los horarios. No obstante, sin dudas, no es lo ideal.

Que sean 455 quienes estudian (al menos quienes firmaron) viajando a Córdoba, sin contar Río Cuarto o Villa María, dimensiona la cantidad de jóvenes, sólo de Río Tercero, que deben optar por viajar, residir temporalmente y hasta radicarse definitivamente en otras ciudades. Muchas de las chicas y muchos de los chicos que han cursado sus carreras, por ejemplo, en la capital provincial, han emigrado ya sin volver. Esa es también una realidad.

Río Tercero, es una de las ciudades con mayor cantidad de habitantes de Córdoba, y una Universidad Nacional Pública en la misma sería un beneficio también para una amplia zona.

No sólo Río Tercero

Como se planteó en otros informes, incluso rescatando un proyecto de 2006, en donde dos diputadas proponían la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero, iniciativa que no prosperó, la llegada de una casa de altos estudios pública, nacional, y gratuita, no sólo sería importante para quienes son de la ciudad.

Son miles quienes egresan del nivel medio en distintas comunidades de la región, que podrían contar, más allá de las alternativas actuales en educación superior, las que, como está señalado, son variadas, no sólo en la ciudad, con una universidad nacional que le brinde la oportunidad de cursar carreras superiores de grado sin tener que viajar o residir en otras comunidades alejadas, como las mencionadas previamente. 

En el año 2006, las legisladoras Stella Cittadini y Ana Monayar (FPV), presentaban aquel proyecto en Diputados. El título: "Creación de la Universidad Nacional de Río Tercero". 

Entre los fundamentos, se citaba el número de habitantes de aquel momento en la ciudad, el perfil productivo de la misma, el ser un centro comercial de la región, además de recordar que, por entonces, la cantidad en promedio de egresados del nivel medio era de dos mil alumnas y alumnos por año. También aludía a la zona, con unos 125 mil habitantes, sobre la que señalaba, podía aportar una cantidad de egresados igual o superior.

Retomar el pedido

El 25 de noviembre de 2019, a poco de cumplirse 24 años del atentado, se publicaba en Tercer Río Noticias una nota titulada "Fábrica Militar, el sueño de una universidad nacional y el pedido de una "reparación" para Río Tercero". Se indicaba: "En el contexto de una 'Reparación Histórica' desde el Estado Nacional, reclamada en Río Tercero por lo sucedido en 1995, además de la reactivación de la Fábrica Militar, la creación de una universidad nacional, pública y gratuita, sería una manera de cumplir con una parte de ese pedido".

Al asumir, algunas semanas después, el intendente, Marcos Ferrer, anunciaba que el pedido de una universidad, sería un eje de su gestión. Al cumplirse 25 años del atentado, el Concejo Deliberante aprobaba un proyecto de resolución a pleno, solicitando al Estado Nacional: "La reparación histórica de nuestra Ciudad, por una deuda moral y material del Estado Nacional, ante el  grave suceso que vivió la comunidad riotercerense, que contemple la creación de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE RÍO TERCERO".

Y agregaba: "La recuperación de nuestra industria madre, FÁBRICA MILITAR DE RÍO TERCERO, teniendo en cuenta que fue la primer damnificada y que no recibió inversiones que la hagan nuevamente competitiva, sobre todo en la faz metal mecánica, de esta manera, no solo se podrá  reincorporar a los empleados despedidos en el último tiempo (...)

Señalaba en el contexto de esa reparación el pago total de las indemnizaciones establecidas por una ley aprobada y promulgada en el año 2015, y reglamentada recién en el año 2018.

Resolvía, en tanto, "Peticionar a los Senadores y Diputados de la Nación; al Gobernador de la Provincia; y a los Legisladores Provinciales; que intercedan ante el Poder Ejecutivo Nacional para que se ponga en marcha un plan de reparación histórica para nuestra ciudad que contemple la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero, la puesta en marcha de una estrategia de recuperación de Fábrica Militar de Río Tercero y que se realicen de forma inmediata los pagos de las indemnizaciones previstas en la Ley Nacional 27.179 (...)"

Instalado nuevamente un pedido por una casa de altos estudios, se comenzaba a contar con el aval de universidades. Uno de los más importantes llegó desde la UBA, la más grande del país y una de las más reconocidas de Latinoamérica. En una reunión por zoom, autoridades educativas municipales de la ciudad con el vicerrector de la Universidad de Buenos Aires,  Juan Pablo Mas Vélez, este les confirmaba "el aval y el apoyo de esa casa de altos estudios en el reclamo de esa reparación histórica", decía la directora de Educación, Carolina Goñi,

En 2021, a instancias de un proyecto del Ejecutivo, era aprobada la iniciativa que contemplaba la creación de un Consejo de Educación Superior. El mismo, tiene como objetivo principal gestionar una Universidad Nacional Pública en Río Tercero.

En la actualidad

Consultada por este sitio de noticias, la directora de Educación, señaló que actualmente el Consejo de Educación Superior, continúa reuniéndose de manera mensual, "como lo establece la ordenanza".  Se trabaja -dijo- con el asesoramiento, por caso, de la UBA.

"Nos encontramos trabajando en el armado de la carpeta técnica en lo referente al pedido que estamos realizando por la Universidad Nacional para Río Tercero", explicó la funcionaria responsable de Educación e integrante del Consejo que se conformó para lograr dicho objetivo, planteado como una política de estado, más allá de una gestión.

Actualmente, la necesidad que posee la ciudad, y también la región, de contar con una universidad nacional pública y gratuita, sigue más vigente que nunca. Además de la reparación histórica por la que se  está solicitando la misma por parte del Estado Nacional, existen decenas de motivos que justifican el pedido, entre ellos los económicos.

Más de 450 firmas de jóvenes de Río Tercero que deben viajar a Córdoba lo demuestran nuevamente.

Fabián Menichetti

Locutor M.P 7724 - Periodista - Editor Tercer Río Noticias. Director periodístico Mestiza Rock - Autor de los libros: Noviembre (1997) y Esquirlas de Noviembre (2011)

Te puede interesar