Levantaron la clausura de la planta de nítrico en Fábrica Militar Río Tercero

Levantaron la clausura de la planta de ácido nítrico de la Fábrica Militar Río Tercero. Lo confirmaron desde Seguridad y Ambiente del municipio.
Planta de Nítrico FMRT1
Levantaron la clausura de la planta de ácido nítrico en Fábrica Militar

Luego de que el pasado lunes 4, por la detención del motor de la planta de ácido nítrico de la Fábrica Militar Río Tercero, se produjera una emanación gaseosa desde la misma, tanto la Provincia como la Municipalidad, dispusieron levantar la clausura que se había dispuesto sobre dicha planta de producción.

"Efectivamente, se ha levantado la clausura de la planta de ácido nítrico de Fábrica Militar", confirmó a este medio el secretario de Seguridad y Ambiente de la Municipalidad, Miguel Canuto. Según explicó fue "un trabajo en conjunto" con la Secretaría de Ambiente de la Provincia. 

La semana anterior, el gerente de la empresa estatal, Nicolás Panichelli, junto al director del establecimiento, José María López, y técnicos de la industria, había señalado que se cumplimentó con el informe técnico que se requería, además de adoptar en lo inmediato dos acciones, para que, ante una nueva parada del motor de la planta, no se produjera una situación similar.

Por otra parte, se indicaba desde la empresa que se había diseñado una modificación a la ingeniería original de la planta (que ante una parada imprevista, por seguridad, libera gases al ambiente), tendiente a que eso ya no suceda. Para ello, se indicó, dicha modificación debe ser aprobada por organismos externos.

"Cumplimentaron con lo que se les pidió"

"Han cumplimentado con todo lo que se les ha pedido", señaló Canuto. "Justamente la problemática que tuvieron por la detención de uno de los motores del turbo compresor pedíamos las garantías de que si esto volvía a suceder se evitara" agregó.

Según se había explicado, el pasado lunes 4 de abril, se detuvo el motor, pero la planta siguió funcionando por 60 segundos hasta que fue detenida de forma manual. Esa fue la ventana de tiempo en que se liberaron los gases de color naranja que generaron preocupación y por ello se activaron las sirenas comunitarias.

El diseño original, por seguridad, tiene previsto liberar, ante una parada, los gases que se acumulan para evitar un exceso de presión. Lo que se realizó fue una modificación para que, ahora, ante la parada del motor, se detenga simultáneamente la planta, evitando la acumulación y posterior liberación de gases.

"Se hizo una 'prueba en blanco', que consiste en una simulación de un incidente como el sucedido, en donde se activen de manera inmediata y no manual las válvulas de seguridad", explicó Canuto. Ello fue lo que se corroboró en la planta industrial. Las actuaciones -agregó- fueron elevadas a los organismos correspondientes.

Con ello, se procedió a levantar la clausura de la planta. "Prontamente y cuando lo decidan cuentan con la autorización para ponerla en marcha", indicó el funcionario municipal. 

Cuatro meses para una "nueva ingeniería"

Explicó Canuto que se le solicitó a la industria que en el término de 120 días "presenten una ingeniería", para que en el caso de la ocurrencia de paradas imprevistas (por ejemplo por cortes de energía) como ha sucedido en distintas oportunidades, "los vapores nitrosos que son liberados al ambiente, sean recuperados".

Canuto destacó que existe una vía de comunicación permanente entre autoridades y la empresa. "La verdad que fue un trabajo en conjunto entre el municipio, la Provincia, equipos técnicos y el propio gerente de Fabricaciones Militares en Buenos Aires", concluyó el responsable del área de Seguridad y Ambiente.

El principal producto de la DPQ

La Fábrica Militar Río Tercero, posee la División de Producción Mecánica y la División de Producción Química. En esta última es en donde se produce el ácido nítrico que es comprado casi en su totalidad por la vecina Petroquímica Río Tercero para la elaboración del TDI. 

La planta privada se encuentra junto a la industria estatal y es la principal compradora de ese insumo para producir Diisocianato de Tolueno (TDI). Se trata de uno de los compuestos base para la elaboración de espumas de poliuretano, para colchones y otros elementos. 

Según se indicó desde Fabricaciones Militares, la demanda es sostenida, ya que Petroquímica recuperó niveles de producción del TDI importantes, por lo que la puesta en marcha de la Planta de Nítrico también repercute en la producción de la misma. 

Te puede interesar