Conferencia en FMRT sobre lo ocurrido en la Planta de Nítrico

El viernes, en la Fábrica Militar Río Tercero, se brindó una conferencia. Se brindaron detalles de lo sucedido hace algunos días en la Planta de Ácido Nítrico.
Conferencia FMSE
Brindaron una conferencia sobre lo sucedido en la planta de nítrico de la FMRT

El viernes, con la presencia del gerente General de Fabricaciones Militares SE, Nicolás Panichelli, el director de la industria en Río Tercero, José María López, y técnicos de la Planta de Ácido Nítrico, se brindó una conferencia de prensa.

Fue sobre lo ocurrido el lunes 4 de abril en dicha planta de la División de Producción Química en la FMRT, cuando la misma se detuvo con una emanación gaseosa, lo que generó preocupación en los barrios más cercanos, además de activarse las sirenas comunitarias. El municipio decidió clausurar dicha planta por "tiempo indeterminado". 

El intendente, Marcos Ferrer, en una conferencia el martes 5, el día siguiente a lo sucedido, señalaba que la clausura fue porque no se había recibido el informe correspondiente de la industria. Agregaba, además, que no se había comunicado ninguna de las autoridades de la empresa con las del municipio, más allá, aclaraba, "de segundas o terceras líneas".

En la misma jornada, en tanto, desde Fábrica Militar Río Tercero, se difundía un comunicado, asegurando que se había actuado de acuerdo a las normativas vigentes. 

Quien -como está señalado-  llegó desde la sede central de Fabricaciones Militares, fue el gerente general de la misma, el que confirmó haberse reunido en la semana con Ferrer. 

Lo que señaló Panichelli

"Lo que sucedió fue una parada de seguridad del motor de la planta, por lo que se emanan gases", explicó. Manifestó que dichos gases comprimidos al detenerse la misma, son liberados. "Y luego fueron minutos para que se disipara la nube que se vio el lunes", indicó.

Señaló, en tanto, que no hubo personas afectadas, ni adentro ni afuera de la fábrica. Recordó que en 2018, había sucedido un hecho similar. Fue en octubre de ese año cuando sonaron las sirenas por la emanación de gases de la planta de ácido nítrico de la fábrica.

Como está señalado, la nube de un color naranja que se forma por los gases que se emanan de la planta de ácido nítrico, en esta ocasión de una densidad importante, generó preocupación y se activaron las sirenas comunitarias, informando que en barrio Monte Grande debían los vecinos colocarse "bajo cubierta" el pasado lunes 4 de abril.

Luego de algunos minutos, ya con la nube disipándose, se accionó nuevamente la sirena informando a ese sector de la ciudad que ya no era necesaria la protección bajo cubierta, superada la "emergencia" industrial. Desde el municipio se informó que no se habían registrado personas afectadas afuera y en el interior de la industria.

"Esta situación viene luego de que encontráramos a la fábrica con cuatro años de falta inversión", en la anterior gestión nacional, señaló el responsable de la empresa estatal. Recordó, que en poco más de dos años se realizaron mejoras en la industria. "Nosotros sabemos que esto es constante, que siempre hay cuestiones por mejorar y cosas por hacer, porque se trata de plantas de producción continua; el sector industrial es así", indicó.

"Hemos hecho mucho hasta ahora, sobre todo en materia de cumplir con los protocolos, con la ordenanza, con la normativa vigente, que nos obliga a tener ciertas acciones frente a estas circunstancias", agregó. "Dentro de la ordenanza municipal dimos correcto aviso a las autoridades locales". Recordó que existió una visita de éstas y también "provinciales".

Además de intervenir por lo sucedido, la Secretaría de Seguridad y Ambiente del municipio riotercerense, también lo hizo la Secretaría de Ambiente del Gobierno de Córdoba.

Reunión con el municipio

Panichelli recordó que el mismo martes, un día después de lo ocurrido, viajó desde Buenos Aires a Río Tercero. "Estuve reunido con las autoridades locales", manifestó sobre su presencia en la ciudad. "Ya hicimos las presentaciones que correspondían, que nos solicitaron, y las autoridades las van a evaluar, para darnos una respuesta" amplió. 

Sobre el encuentro con el intendente Ferrer y otros funcionarios, indicó que se acordó establecer "canales permanentes" entre la empresa y el municipio de datos e información. "Luego, a través de las reuniones no sólo con el intendente, sino entre los equipos técnicos, iremos brindando mayores respuestas a los requerimientos que tengan", agregó.

El gerente de FMSE, dijo que la reunión se produjo en "términos técnicos, sobre cómo mejorar el flujo de la información". Consideró que "para la sociedad de Río Tercero es positivo que haya una buena dinámica de trabajo entre ambas instituciones"

Lo señalado sobre las inversiones

El funcionario señaló que cuando asumieron en el nuevo directorio de FMSE, encontraron que había una "falta de inversión muy fuerte" en la fábrica riotercerense. "Nuestros trabajadores no tenían equipos de protección personal, desde 2018 que no se compraba equipamiento; inmediatamente comenzamos a hacer inversiones", enfatizó. 

Dijo que, entre otras "mejoras", se adquirieron elementos de protección para el personal, se puso en valor a las autobombas, un mayor equipamiento para las brigadas de emergencia, la identificación y valoración de los riesgos, el sistema de monitoreo, el servicio de contenedores, de correntías, el tratamiento y disposición de residuos peligrosos. 

"También invertimos en procesos productivos, porque una mayor eficiencia en ese sentido, significa una mayor seguridad", indicó Panichelli. Recordó que en mayo de 2021 se cambió el viejo reactor de la planta de nítrico, con "una inversión cercana a los 100 millones de pesos". "No solamente mejoró los procesos de producción, sino que alargó la vida" operativa de la misma, indicó, además de adquirirse un nuevo motor eléctrico.

Dicho motor, que no se produce en serie, fue comprado -amplió- el año pasado y está en proceso de elaboración, ya que se trata de un componente "muy específico y tiene un valor de 400 mil dólares". Hace unos tres meses, se debió cambiar el motor de la planta, debido a la rotura del mismo, por uno sustituto, hasta tanto llegue el que se encargó ahora. 

Reiteró que en la anterior gestión, se registró una baja inversión, en seguridad y procesos productivos. Dijo que en ese periodo de cuatro años se invirtieron menos de 40 millones de pesos, y ahora, en poco más dos, ya son unos 550 millones los destinados a la fábrica.

Sobre lo sucedido 

El motor sustituto, tiene una "resistencia máxima de 260 amperes" y se está "trabajando con la planta a un ritmo de producción alto debido a una reactivación marcada económica e industrial, con Petroquímica", que demanda el nítrico para elaborar TDI, dijo. 

La planta privada se encuentra junto a la industria estatal y es la principal compradora de ese insumo para producir Diisocianato de Tolueno (TDI). Se trata de uno de los compuestos base para la elaboración de espumas de poliuretano, para colchones y otros elementos. 

"Cuando aumentamos el ritmo de marcha de la planta, el amperaje también aumenta, y por ello se activó este dispositivo de seguridad interno del motor, por lo que se detuvo", explicó.

"La planta que venía con una inercia, siguió trabajando durante 60 segundos; ese fue el tiempo en que se produjo la emisión de gases", prosiguió. "Al no tener el motor en funcionamiento, se comenzó a descomprimir lentamente y empezó a liberarlos".

Compromiso de dos acciones

"Para poder solucionar este sistema de control nos comprometimos a realizar dos acciones ante las autoridades locales y provinciales", adelantó. Una de ellas -indicó-, es realizar la "conexión entre el motor y la planta", para que cuando el motor se detenga, la planta también lo haga. "Y por otro lado, aumentar el amperaje de resistencia del motor; con estas dos acciones, la probabilidad de que vuelva a suceder un evento como este se reduce".

"Con las inversiones que estamos realizando y con estas acciones estamos evitando al mínimo que vuelva a suceder", aseguró Panichelli. El gerente de la empresa estatal, evitó opinar acerca de la clausura de la planta, ya que son las autoridades -dijo- quienes deben adoptar la decisión de levantarla. "Sí creo, que el trabajo realizado en estos días ha demostrado la buena predisposición para que se levante la medida lo antes posible, pero tampoco puedo hablar por las autoridades", indicó el gerente de la firma estatal. 

Una innovación en estudio

Sobre una parada imprevista por un corte de energía, como ha sucedido en diferentes oportunidades, con una emanación, aunque no de manera tan profusa como la de ahora, uno de los técnicos explicó que esa es la "ingeniería original que tiene la planta" con esos "sistemas de seguridad" sobre la máquina que impulsa al motor "evitando sobre presiones". 

No obstante, el especialista indicó que se encuentran trabajando para presentar "una propuesta tecnológica superadora para atender esas situaciones". "Lo estamos estudiando, es algo muy complejo, tenemos una ingeniería conceptual que hemos presentado pero queremos revalidarla a través de organismos externos", explicó el profesional.

Panichelli, destacó que estos estudios y proyectos para mejorar en seguridad la funcionalidad de la planta, "con inversiones y desarrollo de ingeniería" se pueden realizar porque se tomaron nuevamente "las capacidades (en personal especializado) que Fabricaciones Militares perdió desde 2016 al 2019, los cuatro años de la gestión anterior".   

Te puede interesar