Nuevas reincorporaciones en Fábrica Militar Río Tercero

Desde Fábrica Militar Río Tercero, se informó que en marzo se produjeron otras cuatro reincorporaciones de quienes fueron despedidos entre 2017 y 2018.
Nuevas Reincoporraciones FM
Hubo más reincorporaciones en la Fábrica Militar Río Tercero

Desde la Fábrica Militar Río Tercero, se informó que se produjeron en el transcurso de marzo cuatro nuevas reincorporaciones en la industria estatal de la ciudad. Se trata de personas que habían sido despedidas en la anterior gestión, entre 2017 y 2018.

"Con la firme convicción de continuar generando trabajo legítimo, en el marco de la firma de nuevos contratos e incrementos en la producción, durante el mes de marzo del corriente año, FMRT tuvo la inmensa alegría de poder concretar 4 reincorporaciones", se indicó desde la planta fabril.

"Los despedidos en aquel 2018, marcaron un año lleno de temores e incertidumbre para las/los trabajadores de FMRT.  A 3 años de años de aquel fatídico momento y con una pandemia de por medio, FM continúa por la senda de aportar al fortalecimiento de la industria nacional", se indica en un reporte enviado a los medios.

La palabra de quienes volvieron a la fábrica

Se acompaña a la noticia con la palabra de quienes retornaron a la mayor industria de la ciudad, 

“Tenemos con mi familia una mezcla de alegría y felicidad muy grande, con una cuota de ansiedad también”, comentaba Sergio Tula, quien se había desempeñado hasta el 2018 en el sector de Forja y Mantenimiento de la Planta Mecánica. 

Andrea Nievas, trabajó en el sector de Mantenimiento General, para luego desempeñarse en el departamento de Compras.  “Volver es emocionante, no solo por recuperar el trabajo, sino por ver nuevamente a los compañeros. Yo siempre sentí a la Fábrica como mía. Mi papá trabajó y se jubiló acá, mi familia es Fabriquera”, señaló.

Diego Brizuela, de familia fabriquera (su padre trabajó 38 años en la planta de Ácido Nítrico) ingresó a FMRT en el 2001, desempeñándose como soldador, en el sector de Mantenimiento de Producción Química. “Fui despedido en el 2018 sin causa alguna como casi todos los compañerxs despedidxs. Pero más allá de la tristeza, sentimos a la Fábrica como una parte nuestra.  Mis hijas están emocionadas, saben lo que significa. La Fábrica estuvo siempre en nuestras vidas”, manifestó.

Germán Piccirillo fue bombero de turno durante 13 años en FMRT habiendo trabajado previamente en Portería. “La mitad de mi vida estuve adentro de la Fábrica. Fue un golpe durísimo el despido, una tristeza inmensa que inclusive hoy, más allá de estar muy contento con la reincorporación, en el fondo ese miedo de perder el trabajo queda latente. De todas maneras, la sensación de volver a caminar por donde caminé por primera vez hace 20 años, es una alegría indescriptible”, indicó.

"Estamos muy contentos porque éste fue uno de los objetivos principales de nuestra gestión. La reincorporación de trabajadoras y trabajadores despedidos por el gobierno anterior. Nos gustaría que fueran más las reincorporaciones, porque sabemos que el trabajo dignifica, pero las realizamos paulatinamente, a medida que aumentamos los niveles de producción y firmamos nuevos convenios con distintas entidades", expresó por su parte, José María López, director de la Fábrica Militar Río Tercero. 

Según se detalló, hasta el momento son 33 las reincorporaciones de quienes habían sido despedidas y despedidos de la industria y retornaron a la industria.

2017 y 2018, dos años traumáticos

Los despidos durante el gobierno de Mauricio Macri, se iniciaron, no sólo en Río Tercero, sino en otras plantas estatales del país. A fines de 2017, fueron los primeros despidos, a poco del cierre de año, cuando restaba muy poco para las fiestas navideñas. 

Luego, vendría otra tanda de despedidos, una de las más traumáticas, cuando ante la resistencia que venía colocando el gremio de ATE se dispuso que en el interior del predio fabril, estuviera  personal de Gendarmería Nacional.

Fue en agosto de 2018, cuando las y los trabajadores aguardaron durante toda una jornada conocer la lista de quienes habían perdido sus trabajo. Finalmente se leía la misma en la portería de la industria con el llanto de quienes no solamente habían sido despedidos, sino de sus compañeros y compañeras de tareas. Fueron 59 las personas ese día que eran despedidas. Se realizaba una marcha en la ciudad.

Al cierre de 2018, también en vísperas de las fiestas, se conocía otra lista de despidos. También sucedía en otras industrias estatales ubicadas en diferentes provincias. La Fábrica Militar de Azul (FANAZUL), en Buenos Aires, directamente era cerrada. 

En la Fábrica Militar de Río Tercero, en el lapso de poco más de un año, fueron unos 100 despidos, implicando, no solamente un impacto para quienes perdían su fuente laboral sino un golpe económico para la ciudad.

El proceso de reincorporaciones

Asumido el nuevo Gobierno, se anunciaba que en la medida en que se reactivara la industria, se iría reincorporando al personal que había sido despedido.

Se había conformado la CORREDMA (Comisión de Relevamiento y Reincorporación de los Trabajadores y Trabajadoras estatales despedidos en la era Macri), impulsada por ATE. 

Progresivamente, de las 100 personas despedidas en la industria riotercerense, como en otras del país, se comenzó a retomar al personal, que estaba dispuesto a retornar a las plantas.

Te puede interesar