Un acceso complicado para llegar al Hospital de Río Tercero

Se trata del acceso desde la ruta de circunvalación a la arteria que conduce al Hospital Juan B. Bustos de Río Tercero. Está previsto un derivador vial.
Cruce Ruta Estanislao del Campo
No hay ningún derivador vial en donde intercede la ruta con la calle del Hospital de Río Tercero

El nuevo Hospital Provincial Juan Bautista Bustos de Río Tercero funciona desde septiembre. La calle Estanislao del Campo, que se encuentra junto al mismo, está en gran parte pavimentada. Intercede con la ruta de circunvalación oeste (Paula Albarracín). No existe un derivador vial para acceder a la arteria, como una dársena o una rotonda.

La ruta tiene un elevado tránsito de vehículos que no ingresan a la ciudad. No sólo circulan camiones, sino, además, otros rodados, especialmente los fines de semana que  ascienden o retornan de Calamuchita. Se sumaron quienes llegan o salen del nosocomio.

El centro de salud está en el sector sudoeste. Asisten personas de Río Tercero, pero también de la zona y otros sitios de la provincia al tratarse de un hospital de derivación.

Una dársena en espera

Para acceder a la calle Estanislao del Campo, que tiene sentido este-oeste y viceversa, se presenta un problema, especialmente, para quienes llegan desde la Avenida Savio al norte del nosocomio por la ruta. Los vehículos deben girar a la izquierda con el riesgo que implica.

No hay en el acceso desde la ruta a la arteria del hospital un derivador vial que permita realizar el giro con seguridad. Quienes arriban al nosocomio desde los barrios Monte Grande y Parque Monte Grande, como así también desde Almafuerte y otras poblaciones ubicadas al oeste (muchas ambulancias), deben efectuar dicha maniobra.

Hace algunos meses, un técnico de Vialidad Provincial, ante la consulta de este sitio de noticias, indicó que está previsto construir en la intersección de la ruta y la calle una dársena vial. La misma, por ahora, continúa pendiente. Y según pudo conocer este sitio, no se construiría en lo inmediato.

La dársena sería similar a la que está en el acceso desde la ruta de circunvalación al ingreso principal del Parque Industrial Leonardo Da Vinci, a escasa distancia del lugar. Como está señalado, no se inició ningún trabajo para esa obra. La empresa constructora, contratada por la Provincia, está finalizando la pavimentación de Estanislao del Campo.

Iluminación y cartelería

Por la noche no hay iluminación en la intersección de la ruta y la calle del hospital. Sólo, como referencia, está la línea blanca de las luminarias led colocadas con la pavimentación. 

Tampoco existe cartelería indicando, en ambos sentidos, tanto para quienes llegan desde el norte como desde el sur por la ruta, que existe un centro de salud provincial.

Recientemente se presentó un proyecto en el Concejo Deliberante de la ciudad, instando a que se coloque catelería orientativa, especialmente para quienes llegan de la zona.

El proyecto del bloque Todos, indica que es necesaria para quienes deben acudir al centro de salud, porque no conocen en dónde está. Más allá de ser una cuestión de orientación, se trata también, y especialmente, de una mejora relacionada con la seguridad vial.

"No estaría mal que en la ruta, al menos, existieran carteles bien visibles marcando que hay un hospital. Por la noche, por ejemplo, flechas lumínicas señalando el ingreso al mismo, por lo menos hasta que se haga esa dársena, y es más, una rotonda, la que no estaría mal", señaló alguien que pasa regularmente por allí.

Un detalle que sí importa

La obra del nuevo Hospital Provincial Juan Bautista Bustos de Río Tercero, sin dudas es un avance importante en materia de salud pública, no sólo para la ciudad, sino para una amplia región de la provincia de Córdoba. Se trata de un edificio moderno, de una sola planta y ambientalmente autosustentable (posee energía fotovoltaica).

El nosocomio de 5.300 metros cubiertos duplicó su capacidad de internación, agregó especialidades, que antes, de necesitarse, debían realizarse derivaciones a otros centros de alta complejidad, como los ubicados en Córdoba, Río Cuarto o Villa María. Los equipos con los que cuenta son nuevos y de última generación.

La construcción del nosocomio y puesta en marcha, como está indicado, implica una mejora en la calidad de vida para miles de personas. Con la obra del centro de salud, se iniciaron otras de infraestructura por parte de la Provincia, como el pavimento total de la calle Estanislao del Campo que posee una extensión de 1,5 kilómetros.

Se anunció, en tanto, que se pavimentará lo que resta de la Avenida Catamarca hacia el norte, que conecta con Estanislao del Campo a la altura de barrio Héroes de Malvinas. Junto al edificio se comenzó con el movimiento de suelos para lo que será el helipuerto. 

Lo del derivador vial puede resultar apenas un detalle en el contexto de una obra importante tanto para la salud como en el pavimento, pero no es un detalle menor.  

Te puede interesar