El riotercerense "Pechito" López, con la celeste y blanca en lo más alto de Le Mans

Deportes 22/08/2021 Por Tercer Río Noticias
No fue poco. Luego de 67 años, un piloto argentino logró ganar en las 24 de Le Mans. Al celebrar con sus compañeros del Toyota 7, con el británico Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi, elevó la bandera argentina en la mítica carrera del automovilismo mundial.
Pechito Bandera
"Pechito", con la bandera argentina en Le Mans (Foto: @TGR_WEC)

Seguramente quedará en la agenda de la historia del automovilismo nacional, y a partir de 2022 se deberá citar en las efemérides: un argentino, en este caso, nacido en Río Tercero, "Capital Nacional del Deportista", elevó los colores celeste y blanco en la mítica carrera del automovilismo mundial: las 24 horas de Le Mans. 

José María "Pechito" López, expuso los colores de la bandera nacional en tierras galas, y no es una expresión simbólica. Junto a sus compañeros del auto 7 de Toyota, el británico Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi, fue quien, en el festejo, tomó la bandera de su país, para mostrársela al mundo. 

El otro argentino que ganó en Le Mans, fue José Froilán González (Ferrari) en 1954. Debieron pasar 67 años para que se reiterara. Luego de aquel triunfo, ningún otro piloto del país había logrado la hazaña en la que es  considerada la prueba del automovilismo más tradicional y en la que los ojos del mundo colocan su atención.

Lo que logró el riotercerense, no es menor para el automovilismo argentino. Carlos Alberto Reutemann también corrió las 24 Horas de 1972, con el australiano Tim Schenken, con una Ferrari 312 PB. Quedó a 12 horas de la punta y por la rotura del motor, afuera de la competencia. 

Oscar Larrauri que corrió en nueve ocasiones, en 1990, junto al español Jesús Pareja y el suizo Walter Brun, con un Porsche 962, lograron el segundo tiempo de clasificación y puntearon varias horas la competencia. Luis Pérez Companc también participó en 2014 junto a Marco Cioci y Mirko Venturi. Concluyeron en el puesto 22.

Otros argentinos que compitieron, fueron  Roberto Mieres (dos abandonos en 1953 y 1955), Onofre Marimón (abandono en 1951 y 1953), Juan Manuel Fangio y Alejandro de Tomaso, décimo en la edición de 1958. En el caso de Fangio, compitió en cuatro oportunidades. En todas quedó afuera de la competencia por abandono. 

Hasta la victoria de Le Mans

Desde que comenzó a competir en el Mundial de Resistencia WEC, "Pechito" logró su primera victoria en  Fuji 2018. Con Le Mans, en donde ya fue segundo en dos oportunidades, sumó su octavo triunfo en la categoría.   

Junto a sus compañeros, ostenta en la actualidad el título de campeón mundial, obtenido en la temporada pasada. Si este año se reitera, sumará a sus vitrinas, con 38 años, su quinta corona en campeonatos de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), algo que sólo logró hasta ahora Juan Manuel Fangio en la F1.

Antes de hacer conocer su capacidad conductiva en el Mundial de Resistencia, había obtenido el tricampeonato con Citroën en el WTCC. Luego de su paso por las competencias argentinas, en donde dejó su marca, que ocurrió posteriormente al frustrado acceso a la Fórmula 1, había llegado a Citroën para el Mundial de Turismo como tercer piloto. Demostró, entonces, que estaba para ser el el primero, ganando tres campeonatos.

Uno de los tres en el mundo, campeón en dos categorías de la FIA

"Pechito" se encuentra en el selecto grupo de pilotos que consiguieron ser campeones mundiales en dos categorías distintas de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) a lo largo de la historia.

El primero fue el noruego Petter Solberg, que tras consagrarse en WRC en 2003 (la última consagración de Subaru), se llevó los primeros dos títulos de Rallycross en 2014 y en 2015, con Citröen.

El segundo fue Fernando Alonso, bicampeón de la Fórmula 1 en 2005 y 2000, quien en 2018/2019 se consagró también en el Mundial de Resistencia con Toyota Gazoo Racing junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima.

El tercero fue Pechito, por sus tres coronas en el WTCC con Citroën, en 2014, 2015 y 2016. Y a las que se sumó el mundial de Resistencia en 2020.

Siempre hay revancha

"Qué piloto se perdió la Argentina para la Fórmula 1", señaló alguien con la andanada de títulos que el riotercerense logró hasta ahora. Sin dudas, si hubiera llegado a esa categoría, los especialistas destacan que habría sido protagonista indiscutido. En 2010, había firmado con  la nueva escudería US F1 Team, aunque luego la misma desistió de participar. Hubo otras negociaciones con otras escuderías, que no prosperaron. 

El realidad, no sólo el país se perdió de tener a quien hubiera sido uno de los protagonistas indiscutidos de la F1, sino el automovilismo mundial. De hecho, en la GP2 series, le había ganado con una escudería que no era considerada de las que estaba en la cúspide a quienes luego fueron campeones mundiales de la Fórmula Uno.

Lo de la F1, ya es parte del pretérito lejano. La vida brinda revanchas, y las consagraciones en el WTCC y en el Mundial de Resistencia, ahora, además, con Le Mans, hace que el riotercerense quede no solamente como uno de los mejores pilotos de la historia nacional, sino, también, como el mejor de este momento. Y bien vigente.

Te puede interesar