Efemérides del 4 de agosto en Argentina y el mundo

Efemérides 04 de agosto de 2022 Por Redacción Tercer Río Noticias
En 1900 nacía Arturo Illia. En 1933 era encarcelado el Mahatma Ghandi. En 1976 era asesinado por la dictadura en La Rioja, monseñor Enrique Angelelli.
Misa Angelelli
En 1976 era asesinado monseñor Enrique Angelelli

Día del Panadero en la Argentina. Cada 4 de agosto se celebra el Día Nacional del Obrero Panadero, en conmemoración a la fecha en la que se fundó en Buenos Aires la "Sociedad Cosmopolita de Resistencia y Colocación de Obreros Panaderos", el primer sindicato de esa profesión en el país.

En 1693  Dom Perignon inventaba el Champagne. Dom Pierre Pérignon, era un monje benedictino francés a quien se le atribuye la invención del método para la fabricación del champagne (vino espumante). Al descubrimiento se lo denomina método champenoise. Una reconocida marca de champagne, lleva su nombre.

En 1875 moría Hans Christian Andersen. Fue un escritor y poeta danés que se hizo reconocido por sus cuentos para niños. Entre los mismos, se encuentran El patito feo, La sirenita, El traje nuevo del emperador, y La reina de las nieves.

En 1900 nacía Arturo Humberto Illia. Fue un médico y político argentino, presidente de la Nación Argentina entre el 12 de octubre de 1963 y el 28 de junio de 1966, cuando fue derrocado por un golpe de Estado cívico-militar. Se desempeñó también como senador provincial, diputado nacional y vicegobernador de Córdoba y en 1962 fue elegido gobernador de la provincia, cargo que el golpe de Estado contra el presidente Frondizi le impidió asumir. Fue también dirigente de la Unión Cívica Radical y de la Unión Cívica Radical del Pueblo. Illia llegó a la presidencia de la Nación en elecciones controladas por las Fuerzas Armadas en las que se proscribió al peronismo y al comunismo, y se realizaron mientras estaba detenido el anterior presidente constitucional Arturo Frondizi. Durante su gobierno intentó anular los contratos petroleros firmados por el expresidente Frondizi con compañías extranjeras, pero terminó por anular unos pocos acuerdos, renegociar algunos y la mayoría de las empresas siguieron produciendo. Se fomentó la industria nacional, se destinó el 23 % del presupuesto nacional a la educación (la mayor cifra en la historia del país),1​2​ 3​4​ bajó la desocupación, disminuyó la deuda externa,​ se llevó adelante un plan de alfabetización y se sancionaron la Ley de Salario Mínimo, Vital y Móvil​ y la Ley de Medicamentos conocida como Ley Oñativia. Durante su gobierno también se destaca la aprobación de la Resolución 2065 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la cual reconoce la existencia de la disputa territorial por las islas Malvinas, siendo este un elemento clave en la continuidad del reclamo argentino en la causa Malvinas. Se destacó su honestidad y honradez, siendo ejemplo de esto el hecho de que Illia vivió casi toda su vida en su humilde casa de Cruz del Eje, donde se dedicaba a la medicina, y que nunca utilizó su influencia a su favor, a punto tal de tener que vender su auto estando en el ejercicio del mando y de negarse a utilizar fondos públicos para financiar sus tratamientos médicos. Luego de su gobierno, mantuvo su activa militancia política, rechazó la jubilación que le correspondía como expresidente y volvió a su pueblo para seguir dedicándose a la medicina. Sus críticos consideraron que "estaba totalmente ajeno a la temática contemporánea y disimulaba esta carencia con una constante apelación a un visceral optimismo y una cierta testarudez".​ Su personalidad austera y tranquila fue también utilizada por importantes medios de comunicación y sectores de poder afectados por sus medidas, para instalar la imagen de un presidente "lento". Con la operación de formadores de opinión, se instalaba aquella imagen que colaboraba para su derrocamiento.

En 1933 Mahatma Ghandi era encarcelado por su llamamiento a la desobediencia civil.  Fue el dirigente más destacado del Movimiento de independencia de la India, practicando la desobediencia civil no violenta, además de pacifista, político, pensador y abogado. Encarcelado en varias ocasiones, pronto se convirtió en un héroe nacional. En 1931 participó en la Conferencia de Londres, donde reclamó la independencia de su país. 

En 1957 Juan Manuel Fangio lograba su quinto título mundial. Juan Manuel Fangio obtenía su quinto y último título mundial de Fórmula 1. Lo hacía al ganar el Gran Premio de Alemania que se corría en el circuito de Nürburgring. El piloto argentino competía con una Maserati y obtenía la última y más recordada de sus 24 victorias en la máxima categoría del automovilismo internacional. Entraba a boxes en la vuelta 12 con 29 segundos de ventaja y cuando salía a la pista estaba a 50 segundos de la punta. Restaban aún 10 vueltas para finalizar la carrera. En nueve de ellas rompía el récord de velocidad en el circuito. Cuando faltaban dos vueltas estaba detrás de las Ferrari de Mike Hawthorn y Peter Collins. Las superaba y ganaba por tres segundos de diferencia. 

En 1961 moría Marilyn Monroe. Fue una actriz, cantante y modelo estadounidense. Fue una de las actrices más cotizadas durante una década, y sus películas recaudaron 200 millones de dólares (equivalente a 2 billones de dólares en 2021) al momento de su muerte en 1962. ​ Mucho después de su fallecimiento, sigue siendo un ícono importante de la cultura pop.​ En 1999, el American Film Institute la clasificaba en sexto lugar en su lista de las más grandes leyendas femeninas del cine de la Época de Oro de Hollywood. El 4 de agosto de 1962, moría a los 36 años a causa de una sobredosis de barbitúricos en su casa de Los Ángeles. Su muerte fue declarada como un probable suicidio.

En 1961 nacía Barack Obama, presidente estadounidense. Barack Hussein Obama II, su nombre completo, nació en Honolulu, Hawái. y ejerció como el 44.º presidente de los Estados Unidos desde el 20 de enero de 2009 hasta el 20 de enero de 2017. Es hijo de Barack Obama Sr, un economista keniano, y de Stanley Ann Dunham, una antropóloga estadounidense. Cuando tenía dos años, sus padres se separaron. Su madre contrajo matrimonio con Lolo Soetoro, y en 1967 se mudó con su familia a Indonesia, país de origen de su nuevo esposo. Obama asistió a escuelas en Yakarta hasta que cumplió los 10 años. El 9 de octubre de 2009, el líder del Comité Nobel anunció que el Premio Nobel de la Paz había sido otorgado a Obama. Fundamentaba que era por "sus esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos» destacándose por su «visión de un mundo sin armas nucleares". No fueron pocos quienes cuestionaron ese premio, ya que como presidente había ordenado varios ataques militares.

En 1976 era asesinado monseñor Enrique Angelelli. El 4 de agosto de 1976 el obispo de La Rioja, monseñor Enrique Angelelli, junto al vicario episcopal, Arturo Pinto, viajaban por la ruta 38 en una camioneta Fiat 125. Venían de celebrar misa en la localidad de El Chamical y de compilar documentación sobre el secuestro y asesinato de los jóvenes sacerdotes Gabriel Longueville y Carlos de Dios Murias, y del campesino católico Wenceslao Pedernera, ocurridos 15 días antes. Se dirigían hacia la capital provinciana para enviar un informe sobre lo sucedido al Vaticano cuando sufrieron un supuesto accidente automovilístico que le costó la vida al obispo. Arturo Pinto sobrevivió y fue el principal testigo en la causa para esclarecer el crimen. La versión oficial de que el obispo perdió el control de su camioneta al explotarse una rueda circuló por los tribunales hasta la vuelta a la democracia. En 1984 la causa se recaratuló como "Homicidio calificado y tentativa de homicidio calificado", pero recién en 2014, los represores Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella fueron condenados a prisión perpetua como autores intelectuales de la muerte del obispo. Todavía se desconocen los autores materiales del asesinato. Angelelli nació en Córdoba y sus primeros pasos fueron en la Juventud Obrera Católica. A sus 45 años, en 1968, fue elegido a cargo de la diócesis de La Rioja. Años antes, Angelelli había participado de las reuniones del Concilio Vaticano II convocado por el papa Juan XXIII, que abrió camino a concebir una iglesia renovada, más cercana a los hombres y a las mujeres de la tierra que a los santos. El Concilio no fue bien recibido por muchos y trajo profundas divisiones al interior de la Iglesia Católica. Angelelli llevó adelante un intenso trabajo con los campesinos, trabajadores y desposeídos riojanos. Tras el golpe de Estado de 1976, Angelelli y sus colaboradores comenzaron a ser hostigados. El padre Carlos Mugica ya había sido asesinado dos años antes y la persecusión a los denominados "curas rojos" no tenía descanso. “Si le doy de comer a los pobres, me dicen que soy un santo. Pero si pregunto por qué los pobres pasan hambre y están tan mal, me dicen que soy un comunista”, pregonaba en los años '60 el monseñor brasilero Hélder Câmara, pionero del movimiento de obispos del Tercer Mundo. El 22 de julio de de 1976, cuatro días después del secuestro y asesinato de Gabriel Longueville y Carlos de Dios Murias en El Chamical, el obispo Angelelli brindaba una misa en memoria de los sacerdotes. Sería su última homilía. Señala en una parte de la misma: "¡Cómo quisiera decir a los que les quitaron la vida, a los que prepararon el crimen, a los que lo instigaron: abran los ojos, hermanos! Si es que se dicen cristianos, ¡abran los ojos ante el sacrilegio que se ha cometido, ante el crimen que se ha cometido! (…)" En otra parte de su homilía, señalaba: "Este pueblo, como cualquier otro del país, necesita pastores que sigan haciendo lo que Carlos y Gabriel hicieron hasta ahora, y por lo que murieron. Y también para las religiosas es una bendición su muerte. Ellos, hermanas, han entregado la vida, no por tontos, ni por cándidos, sino por la fe, por servir, por amar, para que nosotros entendamos qué es servir, qué es amar, qué es no ser tontos".

En 2014  el papa Francisco desautorizaba y revocaba una medida de Juan Pablo II.  Se trataba de la "suspensión a divinis del ejercicio del sacerdocio", con la que el papa polaco, treinta años antes, en el marco de la Guerra Fría, había castigado a los sacerdotes nicaragüenses Ernesto Cardenal, Fernando Cardenal, hermano del anterior, Miguel d’Escoto  y Edgard Parrales, debido a la adscripción de estos a la teología de la liberación.

Te puede interesar