Bolivia denunció que la gestión de Macri envió armas a ese país para reprimir la protesta social

Mundo 08/07/2021 Por Tercer Río Noticias
El canciller boliviano Rogelio Mayta realizó la denuncia sobre la provisión "en forma clandestina" de armamento por parte del anterior gobierno, para reprimir la protesta social tras el derrocamiento de Evo Morales. El presidente Fernández envió una carta a su par boliviano, solicitando disculpas en nombre del Estado Argentino.
Golpe Bolivia 2019
Bolivia denunció que en la gestión de Macri, se enviaron armas para reprimir (Imagen: Télam)

En la tarde del jueves, el Gobierno de Bolivia denunció que la administración de Mauricio Macri proveyó de manera clandestina "material bélico" al régimen de Jeanine Añez para reprimir las protestas sociales que tuvieron su punto máximo en las llamadas "masacres de Sacaba y Senkata". Ocurrió tras el derrocamiento de Evo Morales.

Fue el  canciller Rogelio Mayta, quien brindó un detallado informe sobre el armamento habría proporcionado a Añez. Tras conocerse la información, el presidente Alberto Fernández, le envió una nota a su par boliviano, Luis Arce, para lamentar el hecho, expresando en el escrito su "dolor y vergüenza".

"Mauricio Macri proveyó por debajo 'material bélico' al régimen de facto de Jeanine Añez en 2019 para reprimir la protesta social y consolidarse en el gobierno por la fuerza", escribió Mayta en su cuenta de Twitter. Y advirtió: "Las masacres de Sacaba y Senkata no pueden quedar en la impunidad".

El canciller boliviano, mostró la nota de agradecimiento del Comandante General de la Fuerza Aérea Boliviana, enviada el 13 de noviembre de 2019 al embajador de nuestro país en Bolivia, Normando Álvarez García. En misiva, detalla el material bélico recibido: 40 mil cartuchos, gases lacrimógenos y granadas.

Medios bolivianos informaron que el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, expresó que este viernes se tomará la declaración informativa a la expresidenta Áñez por las "masacres" de Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), ocurridas en noviembre de 2019. Las mismas dejaron una veintena de muertos.

"Dentro de la proposición acusatoria por las víctimas de Sacaba y Senkata, se inició la investigación de juicio de privilegios a través de la Fiscalía General del Estado; por ello se ha previsto la declaración de la señora Jeanine Áñez para el día de mañana, que por medidas de bioseguridad se tomará en el penal de Miraflores (de La Paz)", dijo el fiscal.

Las hechos ocurrieron después de que Añez ordenó la intervención de la Policía y las Fuerzas Armadas contra las manifestaciones populares en favor de Morales. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo independiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), estableció que fueron masacres.

Áñez está detenida en la cárcel de Miraflores, acusada de delitos de terrorismo, sedición y conspiración en el caso Golpe de Estado.

Un pedido de disculpas

El presidente Alberto Fernández, conocida la noticia, envió una carta a su par boliviano, Luis García Arce. "Me dirijo a usted con el dolor y la vergüenza que me causó haber tomado conocimiento, por medio de la publicación de la nota remitida por autoridades militares bolivianas el 15 de noviembre de 2019 al entonces Embajador argentino en su país, Normando Álvarez García, de la colaboración del Gobierno del Presidente Mauricio Macri con las fuerzas que perpetraron el Golpe de Estado contra el Gobierno Constitucional del presidente Evo Morales", comienza la misiva.

"Quiero en primer lugar pedirle disculpas a su gobierno y a su pueblo en nombre del pueblo argentino. Se constató que desde nuestro país se remitió una partida de material que no puede ser interpretada sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fuerzas sediciosas contra la población boliviana en esos días. Se trató de una colaboración decidida por el gobierno del entonces Presidente Mauricio Macri con la represión militar y policial que sufrieron quienes defendían el orden institucional en su país".

"Estos hechos están siendo analizados por un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos".

"Guardo para tranquilidad de mi conciencia, haber hecho cuanto antes estuvo a mi alcance para preservar la vida de Evo Morales, Álvaro García Linera y muchos otros hermanos bolivianos asediados por los golpistas".

"Nuestras democracias están fuertes. Tenemos que seguir trabajando para consolidarlas. Con el respeto y afecto de siempre. Sinceramente", concluye la carta enviada por el presidente argentino.

Te puede interesar