La incidencia del Covid-19 durante junio en los fallecimientos de Río Tercero

Informes 02/07/2021 Por Tercer Río Noticias
Junio, registró, luego de octubre del año pasado, la mayor cantidad de personas fallecidas por las complicaciones generadas por el Covid-19. De acuerdo a la información proporcionada por el Registro Civil Municipal, comparado junio de este año, con el mismo mes de 2020, aumentaron los fallecimientos por diferentes causas de residentes en la ciudad, con una fuente incidencia del coronavirus.
Médico Terapista
Junio fue el segundo mes con más fallecimientos de Covid-19

Se hace difícil hablar de estadísticas, inclusive en algo que se naturalizó durante la pandemia de Covid-19: la cantidad de personas fallecidas por este virus en el país o en la provincia. No se está aludiendo sólo a fríos números, sino a personas, familias que perdieron a un ser querido e historias de vida que se truncaron. 

Se naturalizó la información diaria de fallecimientos. Perdió el impacto humano (no en todas las personas, claro está), del comienzo. Como lo señalan muchos especialistas, en los dos picos de la pandemia, durante el año pasado y este, cuando se registraron la mayor cantidad de decesos, por un momento, fueron importantes los paralelismos: es como si hubiéramos asistido a la caída diaria de cuatro aviones de pasajeros, por ejemplo.

Sin embargo, ese detalle, para dimensionar la tragedia a la que estamos asistiendo como sociedad, como está señalado, terminó por naturalizarse, en muchos medios, como en gran parte de la sociedad. Especialmente, para quien perdió a un ser querido, por las complicaciones generadas por este nuevo coronavirus, la sensación es distinta.  

También lo es en pueblos y ciudades pequeñas o medianas, en donde las personas, de alguna u otra manera, se conocen al menos, se han cruzado en alguna esquina. Cuando surgen los reportes diarios que brindan por la noche los municipios o comunas, aludiendo a personas fallecidas que no pudieron sortear el Covid-19, surge el impacto por la noticia, se haya conocido o no a esa vecina o vecino. Tampoco se pierde el dolor por esa partida.

Ocurre con los fallecimientos por diferentes causas, claro que esa sensación no es exclusiva del Covid, pero se potenció. Ocurre y seguramente viene sucediendo a lo largo de la pandemia en muchas comunidades. En Río Tercero, una ciudad mediana, no es distinto.

El aumento de los fallecimientos

No obstante, como está señalado, plantear en números el impacto del Covid sobre la cantidad de fallecimientos, si bien puede sugerir esa impresión, en periodismo, se indica que todo dato será relevante si se lo puede comparar con otro. Por ello, la salvedad de este informe en el comienzo del mismo: no naturaliza y no deshumaniza el dolor por quienes ya no están. Por el contrario, intenta mostrar, a quienes descreen de lo que sucede, la gravedad de la pandemia y el impacto de la misma en cuanto a la pérdida de vidas. 

El año anterior, cuando se produjo la primera ola de la pandemia, con un pico de contagios en el mes de octubre, finalizado el mismo, se elaboró un informe similar. En Río Tercero, hasta la fecha, viernes 2 de julio, las personas fallecidas a causa del Covid-19, son 135. En octubre de 2020, fueron 46 y en junio de este año 33 residentes dejaron de existir.

Fue el segundo mes, el que concluyó, con más fallecimientos por las complicaciones que genera este coronavirus detectado en 2019. En aquel informe, en base detalles brindados por el Registro Civil Municipal de Río Tercero, los fallecimientos por diferentes causas en la ciudad, habían sido 69 en octubre. De los mismos, 46 fueron a causa del Covid-19.

En octubre de 2018, los fallecimientos habían sido 35; en el mismo mes de 2019, también fueron 35; y en el de 2020, fueron 69. Esto es, 34 más que en el mismo mes de los dos años precedentes. La tasa de letalidad, es la proporción de personas que mueren por una enfermedad entre los afectados por la misma en un periodo y área determinados. 

Es diferente la tasa de mortalidad. La misma representa la proporción de personas que fallece respecto al total de la población en un período de tiempo, por distintas causas. Cada mil habitantes, en los meses de octubre de 2019 y 2020, habían dejado de existir 6,9 personas en Río Tercero. En el mismo mes de 2021, fue de 12,4 cada mil habitantes.

En junio de 2021

En junio de 2021, luego de que llegara la denominada "segunda ola" de la pandemia, como está indicado, se registró la mayor cantidad de personas fallecidas en Río Tercero, en un mes, luego de octubre del año pasado, por el Covid-19. Fueron 33 vecinas y vecinos que dejaron de existir, según los reportes diarios del municipio. 

Siempre de acuerdo a la información brindada por el Registro Civil Municipal, el total de fallecimientos por diferentes causas en junio del año pasado, esto es 2020, cuando aún no se había informado ningún contagio confirmado en la ciudad (los tres primeros se registraron en julio), fueron 37 en Río Tercero.

En junio de 2021, que acaba de finalizar, el total de fallecimientos por diferentes causas en la ciudad, fue de 72, esto es 35 más que en el mismo periodo del año anterior. Como se apuntó, siempre considerando los reportes diarios municipales, 33 fueron como consecuencia de las complicaciones originadas por el Covid-19.

En junio de 2020, la proporción de personas fallecidas cada mil habitantes en Río Tercero, fue de 6,7. En el mes que acaba de concluir, ese indicador, denominado Tasa de Mortalidad, fue del 13,09, casi el doble. 

Desde el inicio de 2021, el Registro Civil de Río Tercero, informó a este medio que en enero, por diferentes causas, se registraron 34 fallecimientos; en febrero, fueron 41; en el mes de marzo, se produjeron 38 decesos; en abril, 40 personas dejaron de existir; en mayo, se percibió, cuando comenzó llegarse al pico de contagios, un aumento, siendo 57 los fallecimientos. Como está señalado, en junio, 72 personas dejaron de existir. 

La importancia de la vacunación

En octubre del año anterior se registraron más contagios, personas que transitaban la enfermedad, y quienes se encontraban internadas por el Covid-19. Al cierre de ese mes, por ejemplo, eran 37 las personas hospitalizadas, 29 en sala común y 9 en Unidad de Terapia Intensiva. Al finalizar junio de este año, quienes se encontraban internadas con Covid, eran 20 personas, 14 en sala común y 6 en Unidad de Terapia Intensiva.

En esta segunda "ola de la pandemia", fueron menos los fallecimientos y menos, además, las personas que estuvieron internadas. Quienes siguen la evolución de esta crisis sanitaria, señalan que la vacunación ha sido clave para que eso sucediera. El propio secretario de Seguridad, Miguel Canuto, hace algunas semanas, en una entrevista con este medio, manifestaba que eso se había percibido con un contagio en un geriátrico.

Tras detectarse el mismo en una de las personas que trabaja en dicha residencia, generó preocupación, considerando que en esa comunidad cerrada, como en otras, los residentes son personas mayores, que se encuentran en los denominados "grupos de riesgo", aunque sólo algunas tuvieron resultado detectable del virus Sars Cov 2.

Dichas personas, señalaba Canuto, que trabaja en coordinación con el área de Salud Municipal, habían transitado la enfermedad sin complicaciones. Las mismas, como el resto de los residentes, tenían las dos dosis de la vacuna aplicadas. "Es la mejor demostración de la efectividad de las vacunas", señalaba el funcionario.

De hecho, recordaba que si ello se hubiera producido en 2020, cuando no había personas vacunadas, hubiera sido mucho más compleja la situación, como ocurría en diferentes comunidades cerradas del país. 

La edad de las personas fallecidas

En 2020, el promedio de edad en las personas que habían dejado de existir, era de unos 72 años. Eso también sucedió en el mes de octubre, algo que cambió en junio de este año, con personas más jóvenes que fallecieron. En el transcurso del último mes, el promedio de edad de las personas fallecidas, fue de 62 años. De las mismas, hubo menores de 50 y de 40 años. 

En la provincia, según un informe de La Voz del Interior, el promedio de edad de las personas fallecidas en Córdoba, en 2020 fue de 72,6 años y, hasta el último mes, en 2021, de 64,6. Se indica: en abril pasado había descendido a los 69,8 años. En mayo, ya fue de 67,2 años. Y en junio bajó a los 64,6 años. Respecto a octubre de 2020, la edad promedio de las muertes adjudicadas al Covid-19 en Córdoba descendió unos 10 años (...)

Se indica en el informe, que a diferencia del año pasado, fueron creciendo los decesos de personas más jóvenes: durante un año de pandemia, uno de cada 10 fallecidos por coronavirus era menor de 60 años. En mayo, con la segunda ola ya acentuada, fueron casi tres de cada 10. Pero en junio, con el pico más agudo de casos y de muertes en Córdoba, llegaron a ser casi cuatro de cada 10.

Las razones que se plantean son dos: en primer lugar, la vacunación que priorizó a las personas mayores, consideradas de riesgo, pero también, el alto contagio que presentan las nuevas variantes. Expertos sanitarios marcan que sin vacunación, los muy altos picos de contagios registrados en mayo y en junio habrían generado muchos más decesos, sobre todo entre adultos mayores, de los que se han notificado, consigna el informe.

Interés por vacunarse

En las últimas semanas, se ha percibido, más allá de los grupos antivacunas y publicaciones engañosas en las redes sociales, que es más gente la que se inscribe y espera por, al menos, su primera dosis. La llegada de vacunas que existe en la actualidad, además de la posible combinación de dos de distintas plataformas para completar el esquema de inoculación, comienza a surgir, al menos, como una esperanza en el descenso de la letalidad, hasta que la pandemia esté controlada y disminuyan definitivamente los contagios.

En Río Tercero, el jueves, al menos con una primera dosis, eran 30 mil las personas inoculadas contra el Covid-19. La expectativa, ahora, es que se completen los esquemas de vacunación (primera y segunda dosis). Y se avance con los grupos etarios más jóvenes, para que también estén protegidos. No sólo eso se espera en la ciudad, sino en todas las comunidades y las provincias del país.

Los especialistas siguen recomendando que los cuidados, como el uso de barbijos y distanciamiento, más allá de que se esté vacunado, deben proseguir. El proceso de inoculación, con diferentes vacunas, sin dudas es la clave, como se ha demostrado en diferentes países, al igual que las medidas preventivas. Evitar una "tercera ola", se plantea como prioritario, y de llegar, que la misma no tenga la letalidad de la primera y la segunda. 

Si bien los datos planteados en este informe, marcan la incidencia del Covid-19 sobre los fallecimientos en una ciudad como Río Tercero, puede trasladarse a otras comunidades, en donde, sin dudas, el impacto de este virus, ha sido y es similar. 

Te puede interesar