El científico riotercerense, Lisandro Otero, es parte del desarrollo para una vacuna argentina

Nacionales 05/06/2021 Por Tercer Río Noticias
El biólogo y microbiólogo riotercerense, Lisandro Otero, formado en la Universidad Nacional de Río Cuarto, es parte del equipo que está a cargo del proyecto que trabaja en el desarrollo de una vacuna argentina "monodosis" que prevenga el Covid-19.
Lisandro Otero 1
Lisandro Otero, científico riotercerense, que trabaja en el desarrollo de una vacuna nacional

El científico riotercerense, Lisandro Otero, formado en la Universidad Nacional de Río Cuarto, ya fue parte del equipo que desarrolló el conocido como "suero equino". Ahora, trabaja también con otro, que está avanzando en la creación de una vacuna nacional.

Es uno de los investigadores del Conicet que junto con científicos del Instituto Leloir, desarrollan una vacuna conocida como de "segunda generación" contra el Covid-19 para sus diferentes variantes. 

El riotercerense, se encuentra trabajando en un laboratorio del Conicet, en la Universidad Nacional de Río Cuarto. Se trata de Inbias (Instituto de Biotecnología Ambiental y Salud), que articula con el instituto de Buenos Aires, con la coordinación del referente de la ciencia argentina Osvaldo Podhajcer.

Dicho proyecto, surge de la iniciativa público-privada, a través del Instituto Leloir y el Conicet con Vaxinz, compañía biotecnológica enfocada en el desarrollo de vacunas. Además, lo hacen coordinamente con la Escuela Paulista de Medicina de la Universidad Federal de San Pablo (EPM-Unifesp) y con el Laboratorio de Estudios en Virología y Patogenia Viral (Levip).

La vacuna nacional, está basada en la plataforma de "adenovirus". La misma será de una sola dosis. "Cuando se coloca este virus hace que se generen las proteínas del otro virus y así tu organismo sintetiza una respuesta inmunológica”, precisó el científico riotercerense, en diálogo con Puntal de Río Cuarto.

El objetivo es tener una plataforma que cubra varias variantes y, que permita, ante la aparición de una nueva cepa, modificar levemente el sistema para también contemplarla y así darles celeridad a los tratamientos.

Sobre la importancia de contar con una vacuna desarrollada y producida en el país, señaló: "Tenemos acceso a vacunas internacionales y nos van llegando muchas, pero tener acceso a una producción de vacunas nacionales te da una soberanía en salud pública que es muy importante".

Sobre la sensación personal de participar en el proyecto, agregó en diálogo con el medio del sur provincial: "La profesión científica tiene una alta vocación de servicio, entrega y dedicación. Obviamente que todo científico trabaja porque cree que su profesión es para un bien; poder hacerlo en una pandemia histórica como esta, en la que todos nos hemos visto afectados, claro que tiene un plus, poder aportar algo a este contexto".

Y concluyó: "Es una gran alegría poder aportar lo que uno aprendió en la universidad pública, analizar el virus, entenderlo y tratar de mejorar las vacunas. Hacer esa traducción, siempre con la bandera argentina, es algo muy bueno y esperamos poder dar otra opción a esto que estamos pasando".

Te puede interesar