Atienza sobre los médicos negacionistas: "Tienen algún grado de delirio"

Entrevistas 26/05/2021 Por Tercer Río Noticias
El sanitarista cordobés, Oscar Atienza, uno de los profesionales más consultados en la pandemia, opinó sobre el grupo autodenominado "Médicos por la Verdad". "Es gente que está alejada de la realidad, con algún grado de delirio", apuntó.
Oscar Atienza 1
Oscar Atienza cuestionó a quienes minimizan la pandemia

El martes en Rosario, el grupo autodenominado "Médicos por la Verdad" convocó a movilizarse, con quienes son considerados "anticuarentena". Lo hicieron y se registraron incidentes con más de 25 detenidos. El sanitarista cordobés, Oscar Atienza, además de repasar la situación de la provincia y el país, indicó sobre dichos médicos negacionistas: "Creo que es gente que está alejada de la realidad y tienen algún grado de delirio".

El docente universitario y mágister en Salud Pública, en diálogo con la emisora Mestiza Rock, consideró que deberían "revisarse los títulos" profesionales de dichas personas. "Es gente que quedó muy aislada del sistema científico, que no lee nunca un libro; esas personas, creo, no deben estar aptas ni siquiera mentalmente para ser médicos, si creen en fábulas o que nos están insertando un chip (con la vacuna)", planteó Atienza.

El profesional reiteró lo que había planteado en otra oportunidad sobre dicho grupo: "Es muy grave. Cuando se llenan las camas de terapia intensiva se terminan todos estos fabuladores, porque ¿cómo se estarían llenando las Terapias Intensivas si el virus no existe? Si no creen en el virus, que nos expliquen porque sucede".

Recordó que el Covid-19 ya superó en cantidad de fallecimientos a "las cardiopatías como primera causa de muerte en el adulto". "Es el doble, por eso, estas personas ni siquiera leen un paper, no se actualizan y terminan más al lado del curanderismo que de la ciencia", dijo.

"Son militantes políticos"

Indicó que los mismos son parte de un sector "político". "Son militantes del PRO", agregó. Reiteró que no son los únicos que niegan la gravedad de la pandemia. Recordó, por ejemplo, los mensajes en los medios de Marcelo Peretta, titular del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos de Buenos Aires.

Consideró que se encuentra en "la misma línea". "Si hasta tiene fotos con Patricia Bullrich", recordó. "Hay una línea discursiva muy peligrosa, muy compleja; creo que hasta el mismo PRO tendría que estar despegándose de estos personajes, porque lo van a terminar dañando; la política es otra cosa, no esto, que es un enchastre", señaló.

Atienza consideró que no puede permitir un partido político que en el mismo militen "personas que dicen que las vacunas son veneno, que nos inyectan un chip para controlarnos o que dos personas vacunadas no podrán tener hijos". "Estamos hablando de un nivel de delirio tremendo, la verdad que es preocupante", opinó.

 La situación en la provincia de Córdoba

Hace algunas semanas Atienza advertía que en Córdoba terminaría saturándose el sistema de salud ante la "segunda ola" si no se adoptaban medidas. "No sólo es un tema sanitario, sino también es matemático, entonces quienes entendemos de algunas variables, a partir de allí no resulta difícil prever el avance de la pandemia", indicó. Manifestó que en enero, prácticamente en soledad, con otro colega, advertían que no se abrieran las escuelas en el país, "porque íbamos a un escenario de 30 mil casos y 600 fallecidos".

Recordó que elaboró un video "de ocho minutos", que vio el presidente Alberto Fernández, tomando la decisión de suspender las clases presenciales. En el mismo, explicaba que el pico de casos que se estaba registrando era causado por las escuelas, que actuaban como “un gran dispersador de virus”. “Estoy totalmente convencido que la presencialidad en las escuelas tiene que caer para bajar esta cantidad de casos”, señalaba el profesional.

Atienza, indica hoy que en la provincia el aumento de contagios "era totalmente previsible porque no se tomó nunca ningún tipo de medidas", efectivas. Recordó: "Córdoba tiene uno de los sistemas sanitarios más grandes. La proporción de camas y de médicos por cada mil habitantes es la más alta de Latinoamérica y se ha llenado (...)", manifestó.

Graficó que en la provincia hay 3.302 camas. "Agregaron 400 hace apenas 15 días, teníamos 2.903, y en el resto del país, incluido Buenos Aires y CABA, hay 7.500 camas", detalló. "Es decir, el 30 por ciento de las camas de Terapia Intensiva están en Córdoba y están llenas", prosiguió. Y agregó: "No sólo eso, el 26 por ciento de los internados en UTI de todo el país están en Córdoba". Manifestó que son 6.200 internados en Terapia Intensiva en Argentina, y en la provincia son 1.900 "o más en este momento, que son cordobeses".

"Esa es la magnitud de la catástrofe sanitaria que tenemos en Córdoba, y aún así, hay gente llamando a manifestaciones públicas", cuestionó. "La verdad que es algo que yo no entiendo (...), sociológicamente me parece que deberemos hacer un análisis especial", expresó. No obstante, aclaró que en su mayoría "la población entiende" la gravedad de la situación.

"Ayer (por el martes), era un puñado de cien personas que estaba en el Patio Olmos y el resto estaba en su casa, como corresponde, pero siempre están estos grupos más fanáticos, más radicalizados, que son los que no entienden absolutamente nada, que no tienen empatía y que no les preocupa el otro", indicó.

La esperanza de las vacunas

Atienza, consultado sobre la vacunación, consideró que "si el flujo" en la llegada de dosis, "sigue como hasta ahora (por el miércoles), que estarían arribando unas seis millones, más las 12 millones, quizás 14, con las que llegaron ayer y antes de ayer (por el domingo y el lunes), estaríamos en unas 20 millones de dosis".

En ese caso, indicó: "Estaríamos a solo cinco o seis millones de dosis para lograr la inmunidad de rebaño, por eso es muy importante mantener este flujo de vacunas. Nos hacen falta otras 15, además de las que se han aplicado, y creo que están garantizadas, por ello es importante no echar a perder todo en estos tres meses".

Manifestó que "obviamente a esas vacunas hay que colocarlas y esperar que se genere la inmunidad". "Pero además, hay que acompañarlas con medidas", señaló. Colocó ejemplos de otros países, como el Reino Unido o Israel. "Cuidaron mucho con medidas sanitarias y fueron vacunando; Argentina creo que está en ese camino, por eso es importante sostener y esperar un poco más; no queda mucho, creo que en septiembre el país estará logrando la inmunidad del rebaño, y faltan apenas tres meses", indicó.

Agregó que las vacunas que se están colocando en el país permitirán llegar a esa "inmunidad del rebaño". "Si hubiera sido una vacuna como la que usó Chile o Uruguay (Sinovac), no se llega nunca, porque debe revacunarse varias veces para lograrlo, pero Argentina tiene tres excelentes vacunas, además de que comenzará con producción propia, como con la Sputnik o la de Sinopharm", recordó el sanitarista y docente. "Hay un buen escenario, tenemos que cuidarnos estos tres meses", concluyó Atienza.

Te puede interesar