Se reunió el dinero para que a Pedro, el bebé de Río Tercero, se le realice una cirugía ocular

Río Tercero 18/05/2021 Por Tercer Río Noticias
Pedro, un bebé de menos de un mes necesitaba ser operado de manera urgente para no perder la visión por un problema congénito. Se realizaron acciones solidarias para reunir más de 550 mil pesos, lo que pudo lograrse finalmente.
Pedro con sus padres

"Ya contamos con el dinero para la cirugía. Estamos muy agradecidos con todo Río Tercero, con la provincia, porque han donado de todas partes, ahora resta esperar por la operación que será en unos 15 días", señaló Diego Coria, papá de Pedro, el bebé de menos de un mes de Río Tercero que por un problema congénito necesita de una compleja intervención. 

Eran más de 550 mil pesos los necesarios para que pudiera ser operado en Córdoba. Diego explicó el martes por la mañana, que ya desde el instituto en donde será intervenido, los habían llamado para realizar todo lo previo a la operación.

Diego y Silvina, la mamá del bebé, habían concurrido a los mejores especialistas, en Córdoba y Buenos Aires. La respuesta había sido idéntica: es una intervención delicada y debía ser antes de los tres meses desde el nacimiento. Pedro nació con edema corneal, glaucoma y cataratas congénitas. A los pocos días, en un control, la pediatra les señaló que consultaran rápidamente en un centro especializado en oftalmología infantil.

Se dirigieron a un instituto de la capital provincial, recibiendo como sugerencia, que también consultaran en Buenos Aires. Se necesitaba el dinero para la intervención, que no era poco. Diego explicaba en una entrevista previa, que con un trabajo como único ingreso en el hogar, no podían reunir esa suma.

Finalmente, por las diferentes acciones solidarias, como la venta de pollos, de pizzas y rifas que se organizaron, además de dos cuentas que se abrieron, se llegó al monto que era necesario para la intervención quirúrgica. 

El papá de "Pedrito", como comenzó a ser llamado el bebé, había señalado que según la explicación de quien tendrá a cargo la intervención, la misma no es sencilla: "agrandar la pupila, entrar al ojo, sacar la catarata y poder operar el glaucoma". "Si se logra que la córnea vuelva al tamaño que debe tener se evitaría un trasplante" de la misma, algo que necesitaría ser realizado en el exterior. La primera intervención se realizará en uno de los ojos, y luego será en el otro, explicaba Diego, cuando se esperaba contar con el dinero para ello.

Ahora que cuentan con el mismo, señala que tienen toda la fe colocada en el éxito de la intervención. "Tenemos mucha esperanza", indicó. Y reiteró: "No queremos dejar de agradecer a todas las personas que colaboraron para que nuestro hijo puede ser operado".

Te puede interesar