Siempre se habló de que Río Tercero debería tener su propio Obispado

Informes 03/05/2021 Por Tercer Río Noticias
No es algo que les interese a todos por igual, sino, especialmente, a quienes forman parte de la Iglesia Católica. No obstante, en una ciudad con dos colegios religiosos, por ejemplo, que dependen de ese credo, varias parroquias y una iglesia principal, no son pocos quienes señalan, dentro de la comunidad católica, que ya es momento que deje de depender de Villa María.
Iglesia Lourdes1

"Hace algunos años surgió la idea, inclusive se habló del tema, ¿por qué Río Tercero, no puede tener ya su propia Diócesis y su propio Obispo?", decía no hace mucho uno de los fieles de la ciudad. Este medio indagó más sobre el tema. Son varias las fuentes consultadas, que corroboraron que esa iniciativa se analizó y planteó, aunque no avanzó.

Se recuerda, por ejemplo, que la idea no es nueva, sino que es mucho más antigua de lo que se supone. Alguien recordó que "en una oportunidad la comunidad parroquial organizó un almuerzo popular, destinado a recaudar fondos". "En la tarjeta decía algo así como 'gran polenta piemontesa para reunir fondos para la futura catedral', o sea, por lo menos esa idea no es nueva", agregó. Una parroquia pasa a ser Catedral cuando es Obispado.

Río Tercero, y parte de la zona, dependen de la Diócesis de Villa María, ubicada a más de 100 kilómetros de la ciudad e inclusive aún más alejado está un sector de Calamuchita, que también está en esa área diocesana. Una Diócesis, es un territorio sobre el cual un obispo tiene jurisdicción. Es un distrito cuya administración eclesiástica está a cargo del mismo. Este prelado se encarga de dirigir todas las parroquias que forman parte de su diócesis.

"¿A vos te parece lógico que la iglesia de Lourdes, siga siendo una parroquia o que las decisiones de una escuela con cuatro niveles educativos, no se tomen en la ciudad?", señalaba otro consultado. Como está expuesto, la intención o por lo menos la expectativa de que la ciudad y zona tuvieran su propia Diócesis, existió, aunque no fue público.

La creación de una nueva Diócesis no es algo tan simple, más allá de la solicitud o expectativa de una comunidad religiosa. Lo debe decidir el Papa. Por ejemplo, la de Villa María, fue creada el 11 de febrero de 1953, con la bula «Quandoquidem adoranda», de Pío XII. En este caso, debería ser una "bula" del Papa Francisco, si se creara en algún momento la "Diócesis de Río Tercero", algo que, por ahora, no parece ser lo más cercano. Además de la decisión papal de crear una nueva diócesis, esta debe estar autorizada por ley en la Argentina. El obispo que esté a cargo, surge de nombres propuestos por el Vaticano.

Como está señalado, lo que para muchas personas puede parecer irrelevante, para quienes son parte del catolicismo, no lo es. "Pueden existir personas a las que no les interesa, pero a quienes somos parte de la iglesia sí. Que la Diócesis no esté aquí, no hará que dejemos de ser católicos. Lo que se planteó o plantea, fue y es algo totalmente lógico, y si se quiere, hasta de adecuarse a una realidad también ahora", dijo otro consultado. 

Las Diócesis existentes

En la provincia de Córdoba, existe un Arzobispado que se encuentra en la capital, del que dependen las Diócesis de Cruz del Eje, San Francisco, Villa de la Concepción del Río Cuarto, Villa María, y la Prelatura de Deán Funes. 

La prelatura territorial consta de pueblo (fieles laicos) y clero, y se circunscribe a un territorio determinado. En muchos casos, las prelaturas territoriales, cuando cumplen una serie de requisitos, pasan a ser diócesis.

La erección de una diócesis tiene en principio una base territorial. La delimitación del territorio sirve para ordenar el ejercicio del poder episcopal. En la ciudad que es sede de la misma, se destinará uno de los templos más grandes como catedral. Las diócesis se agrupan por razón de su vecindad geográfica.

La Diócesis de Villa María, comprende los departamentos de General San Martín, Marcos Juárez (mitad septentrional hasta el límite Norte de las parroquias de Corral de Bustos e Isla Verde, de la diócesis de Río Cuarto), Río Segundo (extremo SE, incluyendo la parroquia de Pozo del Molle), Tercero Arriba (excluyendo la zona de Corralito), Unión (mitad septentrional), hasta el límite norte de las parroquias de Laborde, Monte Maíz y Pascanas, de la diócesis de Río Cuarto) y Calamuchita (mitad sur).

De la misma dependen 55 parroquias distribuidas en diferentes poblaciones. De la región, además de las de Río Tercero, incluida la iglesia principal, que es la de Nuestra Señora de Lourdes, además de varias capillas, se encuentran templos ubicados en Hernando, Tancacha, Villa Ascasubi, Almafuerte, Embalse, La Cruz, Los Cóndores, entre otros. 

Argumentos

Quienes sostuvieron, en su momento, que Río Tercero debería tener su propia Diócesis, adujeron que en la ciudad, por ejemplo, hay varias parroquias y capillas, además de las que se encuentran en la región, y hasta dos escuelas religiosas de importancia.

Uno de esos establecimientos tiene los cuatro niveles educativos: inicial, primario, secundario y de enseñanza superior. Posee un Campus en el sur de la ciudad, en donde, además, existe un oratorio el que, según se indica, es único en su tipo de Córdoba.

Las decisiones sobre dicho complejo educativo dependen del Obispado de Villa María. "Como en todo, en esto también son decisiones que dependen de un Obispado que está a 100 kilómetros, que no es poco", señaló una de las personas consultadas para este informe. 

Que Río Tercero pueda ser sede de una Diócesis, es algo que tal vez pueda no quitarle el sueño a muchas personas, aunque sí están quienes -como está señalado- aunque no de manera pública, lo señalan como algo que debería suceder. Y no sólo lo indican por una cuestión relacionada con la fe, sino por razones que hacen a distancias y decisiones

Te puede interesar