La foto en 2019 de un Ovni en Villa del Dique y las luces de 1962 en el lago Los Molinos

Hechos inexplicables 17/04/2021 Por Tercer Río Noticias
Fueron dos de los tantos enigmas relacionados con el fenómeno Ovni en las sierras. En uno de los casos, sucedió en la década de los '60 en el lago de Los Molinos. En el otro, fue observado en el cielo del lago de Embalse, y fotografiado desde el camping de Villa del Dique.
Ovni

En la región, como se ha expresado en varios informes de este segmento, no es extraño que diferentes personas aludan a luces que se observan en el cielo, pero también objetos a plena luz del día y que, inclusive, han sido fotografiados. En Calamuchita, no son pocas las historias sobre la denominada "casuística ovni".

Como ya se ha planteado en esta serie de entregas, no muchas personas relatan lo que observaron por temor a la burla social, algo que ha ido cambiando en los últimos años. El avistaje de luces u objetos, sin una explicación lógica, por lo menos cuando se produce el mismo, es algo que no suena extraño en los últimos tiempos. 

La llegada de cámaras digitales y más aún de celulares con las mismas, ha hecho que las fotografías se puedan tomar en un instante y observarlas de inmediato, algo que no ocurría, por ejemplo, hace tres décadas, al menos.

La fotografía de Villa del Dique

La más reciente de estas experiencias, sucedió no hace mucho en Villa del Dique, Calamuchita, y tuvo difusión. Fue en el verano de 2019, más precisamente en enero. Un vecino de Villa María, que paseaba con su pareja y su hijo, tomó una fotografía que mostró la típica imagen de lo que es considerada una nave del fenómeno Ovni.

Relataba en aquel momento al Grupo Radial Centro que era sábado y el cielo se encontraba despejado cuando vieron un objeto volador muy particular y le alcanzaron a sacar una instantánea desde el camping del lugar.

El OVNI (Objeto Volador No Identificado), señalaban, se había mantenido suspendido en el aire por algún tiempo y luego tomó una gran velocidad en forma vertical hacia el cielo para terminar desapareciendo del lugar. El mismo, según se observa en la imagen, publicada en diferentes medios, tenía una forma aplanada y alargada.

La figura que se observa en la fotografía y que ilustra este informe, se encuentra casi sobre el cerro Villa del Dique, en la zona en donde se ubica el barrio conocido como "Embalsina".

 Algunos, en los comentarios de aquella nota, publicada en diferentes medios, indicaban que podía tratarse de una mancha en el lente de la cámara o bien de un drone. Más allá de ello, está el relato de quien lo fotografió, como está señalado, y no precisamente alude a un vehículo controlado remotamente desde la tierra en el lugar. 

Ovni1

 No siempre son naves desconocidas

Como está señalado, los testimonios que aluden a extraños objetos que surcan el cielo o aparecen durante la noche, son algo mucho más común de lo que se supone, tanto en la región, como en el país y el mundo. Cuando se refiere al fenómeno OVNI, se habla de un "objeto volador no identificado". Esto no implica que necesariamente provenga del espacio, sino que puede tener otro origen, aunque no siempre está la respuesta. Esa respuesta.

Un ejemplo, en donde sí existe esa respuesta, tiene relación con la Estación Espacial Internacional que orbita de manera permanente al planeta. Puede que muchas personas (le sucedió a quien escribe), en diferentes momentos de la noche, madrugada o atardecer, hayan observado una luz, como si fuera un satélite, pero mucho mayor.

La misma, aparece, intensifica su luminosidad, surca el cielo por algunos segundos e incluso minutos, hasta desaparecer progresivamente, como si se fuera apagando. Inclusive, a través de la web spotthestation.nasa.gov que permanentemente sigue su trayectoria, se puede encontrar el lugar en donde será visible, hasta con datos precisos del horario y otros detalles. Por ejemplo, este informe se escribe el sábado 17 de abril por la mañana. En la zona de Córdoba, el viernes previo, a las 20:02 fue visible por cuatro minutos en el cielo.

Otro avistaje relacionado con las actividades del ser humano y que posee una explicación, es el denominado "trencito de luces". Cualquiera que no conozca del mismo, puede interpretar si lo observa, que se trata de una flotilla de platillos voladores. En realidad son los pequeños satélites de comunicación Starlink lanzados al espacio a principios de enero de 2021 por la compañía estadounidense SpaceX, del millonario Elon Musk, dueño a su vez de la automotriz Tesla. Los mismos tienen como objetivo brindar servicios de Internet.

Hasta allí, una, o mejor dicho, dos respuestas a avistamientos de luces en el cielo que poseen una explicación, pero no siempre es así. En muchas ocasiones, las mismas no existen. No se trata ni de la estación internacional, ni tampoco de satélites, sino de objetos, en ocasiones reportados por pilotos de aeronaves civiles y militares, los que, por sus trayectorias, comportamientos y movimientos, no condicen con naves conocidas.

Estos avistamientos no son nuevos. Se potenciaron a mediados del siglo 20 y, a partir de los reportes de la prensa de aquel momento, los testimonios comenzaron a difundirse cada vez más. Obviamente, se supone, que en las antiguas culturas, la aparición de extrañas luces en el cielo estaban relacionadas con cuestiones sobrenaturales, de creencias ancestrales, sobre un fenómeno que no respondía precisamente al planeta, aunque ese punto, se indica, también es relativo. Nadie puede asegurar que no hayan conocido detalles del mismo.

Por otra parte, casi como una vuelta de tuerca del tiempo o en una regresión a ese pasado, si en las antiguas culturas se creía que se trataba de "mensajes o visitas de seres supremos", más relacionados con la mística, en la actualidad, y desde hace algunos años, existen grupos que precisamente, y paradójicamente, actúan de igual manera que en la antigüedad.

Y existen sí, otras personas, que han dedicado sus vidas, y lo hacen, a investigar este fenómeno, recabando testimonios, contrastando datos sobre los avistajes que se reportan. 

Los Ovnis de 1962 sobre Los Molinos

En muchas ocasiones, son observadas estas luces o figuras en en el cielo por una persona, un grupo de amigos o bien por una familia. No son menos comunes las experiencias colectivas, de más de cinco o diez personas. Una de ellas sucedió, como se ha citado en este segmento de la web, hace años en Hernando, cuando todo un barrio de esa ciudad observó por horas como un objeto, con sus luces, permanecía suspendido en el horizonte.

Otro de los avistamientos colectivos, según lo señala en su web el investigador del fenómeno Ovni, Luis Burgos, quien es ufólogo y presidente de la Fundación Argentina de Ovnilogía, sucedió en 1962 en el lago Los Molinos.

Con más de 50 años investigando el fenómeno, Burgos es conferencista y habitualmente es consultado por diferentes medios sobre este tema. En una entrevista del Diario La República de San Luis, recordaba en 2018, en oportunidad de visitar esa provincia, que desde los setenta comenzó a investigar este fenómeno en el país.

Señalaba que los ufólogos son pluralistas y cada uno tiene su versión. En su caso se hizo tres preguntas y después de casi cinco décadas aún no las puede contestar. "La primera es de dónde viene el fenómeno. Todo apuntaría que sería extraterrestre, es la hipótesis estrella. Hay otras que dicen que son viajeros del tiempo y del interior de la Tierra. La segunda es cómo hacen para venir, cuál es el método de propulsión que tienen sus naves, que pone en jaque a los astrónomos. Muchos de ellos, como Carl Sagan, uno de los más grandes en esa especialidad, creen que existía la vida extraterrestre, que habitan en otros planetas, pero objetan que puedan venir en platos voladores de metal. Desconocemos cómo se mueven (...)"

Y proseguía el investigador del fenómeno Ovni: "Por último, cuál es el objetivo que tienen al venir, no sabemos que les interesa. Puede ser el planeta, el ser humano, la biología o la geografía. Estamos ubicados en un confín de la galaxia, cayéndonos de la Vía Láctea, con un sol diminuto y 200 mil millones de estrellas por delante, y ellos tienen tanto interés en nosotros. Esas tres preguntas no las puedo contestar". 

Burgos, en una de sus publicaciones, como está indicado, alude a estos avistamientos en las sierras de la región de Calamuchita. Uno de ellos, sucedió en 1962 en el lago del Dique Los Molinos en el límite entre Calamuchita y Paravachasca. Fue un avistaje colectivo, ya que varias personas fueron las que lo observaron.

Recuerda en su blog el investigador que ocurrió en enero de aquel año, mientras transcurría "una noche serena": Varios pobladores fueron testigos privilegiados de espectaculares maniobras de una flotilla de Ovnis. 

Detalla que unos 15 objetos luminosos, cuyos diámetros oscilaban entre los cinco y los 10 metros se presentaron ante las personas que allí se encontraban. Recuerda el Ufólogo que sobrevolaron el dique y algunos hasta llegaron a acuatizar en la costa, mientras que otros se desplazaban a unos 800 metros de la gente que permanecía asombrada ante los sucesos (...)

Recuerda Burgos, que resultó de tal magnitud el evento, que después fue publicado por el "Manual de Informaciones" del Servicio de Informaciones del Ejército. Para que no queden dudas sobre ese registro oficial de una de las fuerzas armadas del país, cita en su publicación que el mismo está en el Volúmen 4, página 22.

Esperando una respuesta

Como está señalado, pueden, muchos de los objetos que son visualizados de manera individual o colectiva, tener una explicación sobre su origen. En otros casos, esa respuesta no existe. Allí radica el misterio. Como está indicado, en los últimos años, son más las personas que aseguran haber presenciado luces u objetos extraños. Es que, inclusive, otras, que eran escépticas, dejaron de serlo, cuando ellas mismas también los observaron.

Puede que, en el futuro, el fenómeno Ovni deje de ser un misterio y tenga una explicación, sólida y comprobada, más allá de las teorías y de quienes aseguran ya conocerla. Hace más de 500 años, se aseguraba que la tierra era plana. Hoy (más allá de los "terraplanistas" y de Colón, que no descubrió nada que no estuviera descubierto por quienes vivían en América), con los satélites que orbitan al planeta, no existen dudas de que es redonda. Hace 50 años, comunicarse por un dispositivo móvil, como ahora, era sencillamente ciencia ficción.

Con el transcurrir del tiempo, lo que en su momento era inimaginable o se creía un absoluto, deja de serlo. Tal vez la respuesta a dicho fenómeno, el que no ha tenido una explicación, claro, está mucho más cerca de lo que podamos imaginar, o puede, que esté aún demasiado lejos. Nadie, por ahora, lo conoce. Continúan siendo hechos inexplicables.

Te puede interesar