Cuando el "Che" y Granado visitaron Hernando, antes viajar por Latinoamérica

Anécdotas 11/04/2021 Por Tercer Río Noticias
La historia es conocida por muchas personas. Ernesto Guevara de la Serna, quien sería conocido en el mundo como el "Che", en la primera mitad del siglo 20, con su eterno amigo Alberto Granado, visitaría Hernando, estaría en un baile de Carnaval y hasta le dedicaría un bolero a una joven.
Granado y Che
Alberto y Ernesto en su periplo por Sudamérica

Ernesto Guevara de la Serna, se dice que era un joven alto e inquieto. La particularidad, en este caso para la región, es que antes de que en el mundo se lo conociera como el "Che", el revolucionario argentino-cubano, estuvo visitando Hernando en la primera mitad del siglo 20, se unió a un grupo de muchachos más o menos de su edad, estuvo en un tradicional baile de Carnaval, y cantó un bolero frente a la casa de una joven de la población.

Aún faltaban algunos años para que se convirtiera en el "Che". Tampoco había iniciado con su eterno amigo Alberto Granado Jiménez aquella travesía por Sudamérica, que cambiaría su vida para siempre, en la motocicleta llamada "La Poderosa". La misma fue llevada a un libro por Granado y luego al cine con la película "Diarios de Motocicleta".

Hay una razón para que el "Che" visitara la "Capital Nacional del Maní": Alberto, su amigo, nació en agosto de 1922 en esa población. Luego, de pequeño, se marcharía con su familia a radicarse en otra ciudad. Era habitual que visitara la comunidad en la que había nacido y cursado los primeros grados de la primaria. Se hospedaba en la casa de un tío que tenía una farmacia en la entonces pequeña población. Ese amigo con el que había llegado, nadie imaginaría en el pueblo que sería con los años el revolucionario más famoso del planeta. 

Granado, como está señalado, nunca olvidaría a su pueblo natal, en donde pasaría los primeros años de su niñez. Había trabado aquella entrañable amistad con aquel inquieto estudiante de medicina en Córdoba, cuando cursaba allí la carrera de Bioquímica y Farmacia. Quienes recordarían la visita del "Che" con Alberto a Hernando, rememorarían que fue en carnaval. El mismo se integraría perfectamente a un grupo de jóvenes.

Se dice que concurrió a uno de los bailes de ese carnaval, entonces tradicionales y concurridos. Tendría algo menos de 20 años. A ese grupo de jóvenes, también se recuerda que les enseñó la canción boliviana "Naranjita". En una nota de hace varios años en La Voz del Interior, del periodista Gustavo Herranz, se reconstruyó la visita del futuro "Che".

Aquel baile de carnaval se realizaba en el Centro Recreativo en donde los muchachos interpretarían a coro el tema que había llevado el futuro "Che". Un detalle, tal vez el más llamativo de aquella visita, se indica, es que no sólo aquel joven Guevara de la Serna, entonaría con el resto el tema mencionado, sino que en una de las calles del pueblo le cantaría, frente a la vivienda de una joven, el bolero "Nosotros", con el resto como músicos.

Es una anécdota de la región, reconstruida en la nota del matutino cordobés. Es más, se indicaba que la mujer a quien había dedicado ese bolero, recordaba que cantaba muy bien.

El recuerdo

En Hernando se había preparado todo para recibir a Alberto Granado, con un reconocimiento. Llegaría con Rodrigo de la Serna, quien lo personificó en "Diarios de Motocicleta", la película dirigida por Walter Salles. No podría ser. Fallecería en La Habana, Cuba, el 5 de marzo de 2011. Quienes llegarían luego serían integrantes de su familia. En junio de ese año, sería descubierta una placa en su memoria, en la plaza central.

"El loco", como se lo conocía en su pueblo natal, nunca olvidaba el lugar en donde había nacido y transcurrido su primera infancia. En una de aquellas entrevistas, lo señalaba: “Bueno, mi nombre es Alberto Granado Jiménez, nacido en Hernando, el 8 de agosto de 1922, en Córdoba. Sigo siendo cordobés y argentino a pesar de que tengo medio siglo fuera del país, nunca he dejado de ser argentino".

Y continuaba: "Yo tengo prácticamente tres patrias: Argentina, que es donde nací y dónde me formaron científica y éticamente; segundo, donde me desarrollé como científico y dónde conocí a mí mujer y tuve a dos de mis hijos: Venezuela; y Cuba, sin la cual no sería nada. Francamente se puede decir que hay tres cosas, el viaje, el Che y la Revolución Cubana, que son el trípode por donde pasa toda mi vida, así que... También he sido un tipo con suerte. ¿Ya me presenté no? Un poco modestamente...” 

Se recordaba que en La Habana, en donde vivía, conservaba su cultura criolla: jugaba al truco, tomaba mates, por allí degustaba un alfajor, y abría las puertas de su casa con Carlitos cantando de fondo, señala una reseña de las tantas publicaciones que se compartieron a su muerte en el blog del Museo del Che, de Alta Gracia.

Recuerda el diario El País de España que Granado era un hombre afable, con un gran sentido del humor y amante del vino tinto y de la buena conversación. Fue entrevistado por más de mil periodistas, que le preguntaban más o menos lo mismo, aunque no se molestaba. "Mejor, así no me pongo nervioso", decía.

Alberto Granado, había pedido que a su muerte sus cenizas fueran esparcidas en la Argentina, Cuba y Venezuela. Los padres de Granado fueron Dionisio T. Granado (un español que trabajaba en la compañía de ferrocarriles) y Adelina Jiménez. Su libro, "Con el Che por Sudamérica", como está dicho, se hizo película, por iniciativa de Robert Redford.

El viaje por Sudamérica, como está señalado en "La Poderosa", una motocicleta Norton 500, se inició cuando tenía 29 años y estaba recibido de bioquímico. Ese periplo, rememoraba, los cambiaría a ambos, al "Che" como a él. "Íbamos a conocer el mundo, pero el viaje nos cambió a los dos", señalaba en diálogo con el diario español. Recordaba que lo habían iniciado un 29 de diciembre. "Fue un 29 de diciembre de 1951; no salimos el 28 porque era Día de los Inocentes y la gente hubiera pensado que no iba en serio...", manifestaba.

Aquel recorrido, como se observa en la película, en donde se lo ve al verdadero Granado en el momento de la filmación, terminaría en Venezuela. Regresó a Argentina y trabajó como bioquímico. Quien sería el "Che" siguió su camino hacia la Guatemala de Jacobo Arbenz, y después a México, en donde conocería a Fidel Castro. Allí su vida cambiaría para siempre.

Finalmente, Alberto, tras ser invitado por su amigo Ernesto, ya entonces el comandante "Che" Guevara, en el año 1961, se radicaría en Cuba con su esposa Delia, en donde por años ejercería como profesor en la Escuela de Medicina. En dicho país hizo el doctorado en Ciencias en el Centro de Investigaciones Científicas (1974). Fue fundador de la Escuela de Medicina de Santiago de Cuba y del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria. 

Un matrimonio riotercerense, que lo visitaría en su casa de La Habana, recordaría que al recibirlos y preguntarles de dónde eran, señalaría: "Pero si somos vecinos ¡che!"

Te puede interesar