El contagio del presidente Fernández, nuevas operaciones y la realidad sobre la vacuna

Análisis 03/04/2021 Por Fabián Menichetti
El presidente, Alberto Fernández, confirmó que un test rápido de antígenos al que fue sometido dio positivo para Covid-19. El resultado del hisopado por el método por PCR también fue positivo. Nuevamente, algunos medios, colocaron en duda la efectividad de la vacuna Sputnik V, la que, como todas, no previene totalmente el contagio, sino que, en el caso de producirse, hace que la enfermedad sea de leve a moderada.
Vacuna Sputnik V

Que el presidente Alberto Fernández haya confirmado que un test rápido por antígenos, haya sido positivo para Covid-19, y que el hisopado por el método de PCR lo hay confirmado, no sólo -hay que decirlo-, alegró a diferentes sectores (sólo basta con leer los comentarios en las redes sociales), sino que fue el argumento para iniciar nuevamente la campaña en contra de la vacuna Sputnik V, desarrollada por la Federación Rusa.

No sólo basta con leer los comentarios en redes y en la parte inferior de las notas. Lo más llamativo, es que en algunos medios, aprovechen esto para emprender, como lo hicieron en su momento, una fuerte campaña en contra de la vacuna desarrollada por el Centro Gamaleya de Moscú. No sólo es grave que lo hagan, sino que, además, genera un temor en la población. Ya no importa, si como lo exigían, esté avalada por The Lancet.

Todo viene bien. La Sputnik V, o cualquier vacuna, no previene totalmente el contagio de una enfermedad, en este caso la Covid-19, sino que evita que se curse de manera grave, en el caso de que se produzca dicho contagio, la patología. Si una persona resulta contagiada, el tránsito por la misma es de leve a moderado. Y esto sucede con cualquier vacuna.

No lo señala quien escribe, sino quienes conocen. Especialistas, científicos, e inmunólogos lo indican. Uno de ellos es el Biólogo Molecular/Inmunólogo/Biotecnólogo (Anticuerpos monoclonales), Ernesto Restnik, investigador argentino radicado en los Estados Unidos, reconocido internacionalmente. El científico lo aclara perfectamente en su red social.

Fernández, había sido vacunado el 21 de enero con la Sputnik V. Conocido el resultado del test rápido por antígenos (debe aguardarse el por PCR), no faltaron en los medios quienes colocaron en duda la eficacia de la vacuna. Restnik, lo señala en su Twitter: Con todo el ruido que hicieron discutiendo tonteras y mentiras para uso político, algunos periodistas desaprovecharon la oportunidad de aprender cómo funcionan las vacunas.

Prosigue: Quizás la mejor información sobre la vacuna sea que AF se haya contagiado pero que pase la enfermedad con síntomas muy leves. Eso hace la vacuna, prepara al sistema inmune por si aparece el virus. Y de hecho también usar esa información para promover la vacuna de la gripe, que es mucho menos eficaz, pero también hace que la enfermedad sea más leve.

Andrea Gentile, Periodista Científica, lo aclara también en su Twitter: Va de nuevo, acerca del episodio que vive el presidente A. Fernández. La eficacia de las vacunas demostró ser elevada al prevenir la infección por SARS-CoV-2 en un alto porcentaje, que va del 70 al 91%, según la vacuna (de las aprobadas en la Argentina). 

Contagios luego de recibir las dos dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna: están ocurriendo en los EE.UU. por goteo y no es sorprendente. Desde mediados de diciembre, más de 40 millones de estadounidenses han recibido las dosis que necesitan para una inmunización completa.

Un porcentaje muy pequeño de esas personas dio positivo en tests de coronavirus. Las enfermedades posteriores a la vacunación documentadas hasta ahora son en su mayoría leves, lo q reafirma la idea de que las vacunas son eficaces contra enfermedad grave, hospitalización y muerte.

El Instituto Gamaleya, al conocerse el contagio del mandatario, publicó en su cuenta de Twitter:"Nos entristece escuchar esto. #SputnikV tiene un 91,6 por ciento de eficacia contra infecciones y un 100 por ciento de eficacia contra casos graves". Y agrega: "Si la infección se confirma y se produce, la vacunación garantiza una recuperación rápida sin síntomas graves. ¡Le deseamos una rápida recuperación!"

No es casual lo de algunas publicaciones que se observan en las redes sociales. Tampoco algunos titulares de los medios, que subrepticiamente colocan en duda la vacuna. Uno de ellos, si bien en el texto cita una frase de Fernández "Me encuentro bien", en la imagen que lo acompaña, está el presidente colocándose la vacuna.

En el cuerpo de la noticia se aclara que las vacunas no evitan el contagio en su totalidad, sino que, en el caso de producirse el mismo, se evitan las formas graves o severas de la enfermedad, pero la imagen que acompaña al titular, claramente persigue otro objetivo. ¿Está claro, verdad? Y ya se conoce: muchas personas no leen el cuerpo de la noticia, sino que se quedan con el titular y con la imagen que lo acompaña. Más claro...

Esa persona, entenderá que el presidente se contagió de Covid-19, pero al observar la imagen del mismo siendo vacunado, interpretará, si no lee la noticia completa, que la vacuna, en este caso la Sputnik, no tiene efectividad.

Un canal de Noticias tituló: El positivo de coronavirus de Alberto Fernández reabrió el debate sobre el efecto de las vacunas. El efecto es el que señalan los especialistas, quienes conocen: puede evitar el contagio, pero si este ocurre, previene el tránsito grave de la enfermedad, y por ende, las hospitalizaciones por la misma.

Llamativamente o no, comenzó nuevamente la operación en contra de una vacuna, en este caso la Sputnik V, con tanta virulencia como la del Covid-19 en su denominada "segunda ola". No sólo que se intenta manipular a la opinión pública, sino que, además, se genera una sensación de inseguridad en quienes la recibieron.

La conclusión, más allá del contagio del presidente, es que a esta altura, poco les importa la salud de la población. Ya lo hicieron en otro momento, cuando promovieron que la gente saliera a contagiarse,  y luego reprocharon de manera perversa por la elevada cantidad de contagios y de muertes por el Covid en el país.

Contra el virus, puede existir una o más vacunas.

Contra las operaciones sectoriales y mediáticas, no existe ninguna. 

Y ese es el mayor problema de la pandemia.  

Fabián Menichetti

Locutor M.P 7724 - Periodista - Editor Tercer Río Noticias. Director periodístico Mestiza Rock - Autor de los libros: Noviembre (1997) y Esquirlas de Noviembre (2011)

Te puede interesar