Atienza: "Las variantes del Covid-19 que están en Córdoba era previsible que llegaran"

Provinciales 17/03/2021 Por Tercer Río Noticias
El médico sanitarista y docente universitario, Oscar Atienza, señaló no estar sorprendido de que se hayan detectado variantes del Covid-19, como la de Manaos o la del Reino Unido en Córdoba. Por otra parte, indicó que quienes eligieron Brasil para sus vacaciones, fueron a la "bomba epidemiológica mundial".
Oscar Atienza2

Hace un mes el magister en Salud Pública y docente universitario, Oscar Atienza, anticipaba que inevitablemente la variante de Manaos para el virus del Sars Cov 2 que provoca la enfermedad Covid-19 llegaría al país y a Córdoba. El miércoles se conoció que se detectó un caso de la misma y dos de la variante del Reino Unido. Atienza indicó no estar sorprendido si se considera el flujo vehicular internacional que pasa por dicha ciudad, más allá de la información oficial sobre la presencia de estas variantes en la capital provincial.

El médico sanitarista ha venido anticipando mucho de lo que sucedió a lo largo de la pandemia. En su momento reclamó que se hiciera algo con respecto a los cuidados para evitar que continuaran aumentando los contagios, y hasta se quebró en una entrevista por una radio de Buenos Aires, cuando aludía al personal de salud que había resultado contagiado atendiendo a pacientes con Covid-19, muchas y muchos que fallecieron.

Todas la noches, se comunica con quienes lo siguen en las redes, como en su página de Facebook. Allí no sólo señala las últimas novedades sobre la evolución de la pandemia, sino que responde a las consultas que le realizan. Y es entrevistado por diferentes medios.

La variante de Manaos

"El lugar de paso obligado es Córdoba, para el transporte internacional, quienes van a Cuyo, al sur, al norte, y debe considerarse además a la gente que se fue a Brasil de vacaciones, en donde hay en este momento siete mil turistas que se fueron al epicentro del coronavirus, a la bomba epidemiológica mundial, como la ha declarado la OMS", señaló el especialista.

En diálogo con la emisora Mestiza Rock y con este sitio de noticias, el sanitarista indicó que cuando retornen esos turistas se completará la presencia de esa (la de Manaos) y también de otras variantes del virus. "Porque le puedo asegurar que hay muchos cordobeses allí, que cuando vuelvan van a terminar de completar las otras variantes", indicó Atienza.

"Hay variantes sobre las que no estábamos convencidos de que estuvieran, como la británica y ya están. Es una cuestión de sentido común: si no hay restricciones y controles en las rutas, el virus se va pasear con todas sus variantes. Hasta ahora los estados están un poco ausentes, mirando la pandemia desde lo económico y han descuidado lo sanitario. Están jugando con fuego con este virus porque hay mirar lo de Brasil", advirtió.

Recordó, por ejemplo, que Uruguay en la noche del martes decidió suspender la "presencialidad escolar". "Y acá se sigue insistiendo con la presencialidad escolar, es decir que no se está entendiendo cómo es la dinámica de la pandemia, algo que es preocupante. A esta altura me sorprenden más las actitudes que la pandemia", dijo.

Atienza señaló que la estudió y puede comprender como evoluciona la pandemia. "Lo que me cuesta entender es el comportamiento humano, que es el que hace en este momento que todo se complique y no que todo se solucione", expresó. 

El médico, investigador y docente universitario, explicó que la denominada variante de Manaos, posee dos características que la diferencian de la que está circulando en el país. "Es seis veces más infecciosa que la que conocemos y la otra característica es que reinfecta. Se dice que el 50 por ciento de los pacientes que hay en este momento contagiados en Brasil ya tuvieron antes coronavirus, y eso es lo que preocupa", detalló.

Atienza aclaró que el volver a enfermarse en quienes ya pasaron por la Covid-19, no sea "quizás todavía en la modalidad grave pero reinfecta y muchas de esas personas deben ser hospitalizadas". Agregó que es muy similar a la variante de Sudáfrica y a la de California: "También es resistente a los anticuerpos, si los tengo por una vacuna o generada por la misma infección puedo volver a enfermarme. Quizás la gente vacunada no curse la enfermedad de manera grave y eso es bueno, por eso importante que la gente se vacune".

No obstante, agregó el médico, "aún así se requiere de la intervención de los equipos de salud y eso es lo que está pasando con Brasil que está colapsando su sistema sanitario". Recordó que ya no hay lugar en la mitad de los estados para internación. "Hay filas esperando y en la otra mitad están sobre el 80 por ciento. Están con un problema muy serio, pero es un país que tiene un presidente (Jair Bolsonaro) que no ha tomado ningún tipo de medida para evitarlo, todo lo contrario, ha incentivado los contagios masivos", señaló.

Consultado sobre la letalidad de esta variante, señaló que "no se ha modificado" con respecto a las otras. "El problema está en que si es seis veces más infecciosa produce más casos y lo que cambiará es la tasa de mortalidad, no la de letalidad que es la cantidad de fallecidos sobre los infectados, que se mantiene por ahora. Lo que sí cambiará es la cantidad de fallecimientos por habitantes en el país, al existir más contagios", explicó. 

"Me dan vergüenza"

Consultado sobre los autodenominados "Médicos por la Verdad" que en publicaciones y videos minimizan la pandemia, asegurando que no es tan grave el virus y que todo es parte de una conspiración mundial, señaló: "Como médico me dan vergüenza". Dijo que observó a pediatras que señalaron en un video que debe confrontarse la pandemia.

"Un par de delirantes a quienes los consejos profesionales de médicos tendrían que poner en cuestión su matrícula, porque no se dan cuenta de que cuando se llenan las terapias intensivas se termina el terraplanismo. A partir de allí todos comienzan a creer en la pandemia, cuando se comienza a internar a pacientes en los pasillos, que es lo que pasa en Brasil, en donde tienen a un delirante, un terraplanista como presidente", dijo. 

El sanitarista agregó: "Esta gente no entiende que este virus es extremadamente infeccioso y vuelca cantidades enormes de personas a las terapias intensivas hasta agotarlas". Recordó que antes de la entrevista, cuando estaba llegando a su consultorio en un programa radial, quienes estaban al aire, cuestionaban el uso de los barbijos, porque les molestaba para hablar. "El barbijo es un filtro para evitar contagiarse, es eso", indicó.

"Hay mensajes que se han tirado desde el periodismo, desde medios de comunicación, y desde mis propios colegas, que inclusive bregan por el uso del dióxido de cloro", ejemplificó. "Cuando se llega a Terapia Intensiva se termina toda esa discusión", reiteró. "Es un fenómeno complejo que quedará para poder estudiarlo en la post pandemia", amplió. 

"De este virus hay que cuidarse, no existe otra alternativa, y sin embargo siguen hablando de conspiraciones mundiales. Es una situación que superaremos, indudablemente, pero en este momento la estamos transitando, por eso hay que esperar un poquito más, cuidarse, y no hacerle caso a estos delirantes, porque la verdad, existen muchos otros términos (para calificarlos), pero uno de los más suaves es el de 'delirantes'", cuestionó el profesional. 

"Es una cuestión de salud pública no de libertad"

Atienza sobre las eventuales restricciones que llegaron con la pandemia, aclaró que debe considerarse el contexto de la misma. "Es un grupo muy duro de habitantes, una minoría pero con una fuerza importante que dice 'yo no quiero que atenten contra mis libertades', pero les importa muy poco el otro", recordó el médico. "Lo que no comprenden es que se trata de una cuestión de salud pública, no de libertades", agregó.

Indicó que es necesario que los mecanismos de control hagan cumplir las medidas sanitarias. "Cuando se le diga a la gente 'póngase bien el barbijo, una vez, dos veces', a partir de allí comenzará a cambiar la actitud de las personas", indicó. "Ese es el camino correcto, como también controlar el factor de ocupación", en los comercios, agregó.

Sobre la distensión de las medidas preventivas en la sociedad, por ejemplo en Río Tercero, que se observaron en las últimas semanas, manifestó que no es algo que sólo sucede en dicha ciudad. "Aquí en Córdoba también eso se observa", indicó. Amplió que el control del cumplimiento de las medidas sanitarias, "es el modo de bajar los casos". Manifestó que las acciones preventivas, residen en el uso del barbijo, el distanciamiento, y el lavado recurrente de manos. "Que pongan allí, una ciudad en donde se puede hacer, estaciones de lavado de manos, cada dos o tres cuadras y la gente se acostumbrará a ello", dijo.

Vacunas

Atienza considera que en la medida en que se vaya vacunando a más gente, será muy importante para aliviar la situación. Citó que seguramente estarán llegando más dosis de otros laboratorios, entre mayo y junio, además las que se están aplicando, permitiendo que se inocule a más personas. Consideró como una buena noticia que el país haya logrado aplicar casi un millón de dosis por semana. "La anterior se aplicaron unas 820 mil y eso es bueno, porque de seguir con ese ritmo, con disponibilidad de vacunas, en unos ocho meses tendríamos al 80 por ciento de la población vacunada", indicó.

"Y todavía no se habilitaron centros de atención primaria y algunos hospitales, es decir que el país tiene la capacidad de aplicar por semana entre tres y cuatro millones de vacunas por semana", consideró Atienza. Recordó que se habilitaron espacios como clubes y otras entidades para la inoculación y eso es importante.

Consultado sobre la posibilidad de aplicar una sola dosis, difiriendo la segunda, dijo: "Me parece perfecto, agilizaría el proceso, llegando con la primera a mayor cantidad de personas y hay tiempo para la segunda", señaló. Y agregó: "Las recomendaciones de las vacunas dicen tres meses, como la de Astrazéneca, pero hay estudios que indican que la segunda dosis se puede aplicar hasta seis meses después, porque los anticuerpos de la primera dosis cubre en altas proporciones a la población. Lo que se logra con la segunda es reactivar el mecanismo inmunitario y producir mayor cantidad de anticuerpos".

Te puede interesar