Río Tercero: hay un número estimado de personas que podrían vacunarse en una primera etapa

Río Tercero 16/12/2020 Por Tercer Río Noticias
Mientras se prepara la logística para cuando comience la aplicación de una vacuna para prevenir el Covid-19, se indicó que en Río Tercero existe un número estimado de personas que podrían recibirla en una primera etapa, correspondiente a grupos de riesgo, personal esencial y adultos mayores.
Vacuna Rusa

Mientras en el país se continúa aguardando la llegada de algunas de las vacunas que impidan el contagio del virus Sars Cov 2, que provoca la Covid-19, enfermedad pandémica en el mundo, ya comenzaron las tareas de logística en diferentes provincias, para que, apenas lleguen las primeras dosis al país, comience a ser inoculada la población. En Río Tercero, se informó, estiman que entre 12 y 16 mil personas podrían ser vacunadas.

En una primera etapa, como ya se anticipó, las vacunas estarán destinadas a los adultos mayores, personal de salud, esencial, de seguridad y con enfermedades prevalentes, personas consideradas dentro de los grupos de riesgo. La secretaria de Salud Municipal de Río Tercero, Silvina Cisneros, en diálogo con este sitio de noticias y la emisora Mestiza Rock, indicó que en la ciudad ya comenzó a prepararse todo para colocar las vacunas.

El pasado viernes, se conoció, estuvieron visitando la ciudad efectivos del Ejército, que junto a las otras fuerzas federales, trabajan en la logística para la futura campaña de vacunación, considerada la más importante en la historia del país. Se analizaron posibles lugares de inoculación, como así también la cantidad de personas que recibirán las dos dosis, en el caso de que llegue la primera vacuna, como se prevé, que sería la rusa Sputnik V.

Se estima que son más de 12 mil los y las riotercerenses que en una primera etapa podrían recibir la vacuna, y que conforman los grupos de riesgo citados. "En la primera etapa serán de 12 a 16 mil las personas que se podrán vacunar, con un refuerzo a los 21 días", señaló la funcionaria de Salud Municipal. "Por las características del freezer (para guardar las dosis) que se pide, estimamos que será la vacuna rusa", detalló. En ese sentido, señaló la importancia de la segunda dosis, para que se alcance más del 90 por ciento de inmunidad.

Consultada sobre si el personal educativo está incluido en la primera etapa, indicó: "Sí, los docentes también, porque la intención del Ministerio de Educación de la Nación, es que puedan comenzar las clases (presenciales) el 1 de marzo, y es por ello, que de esa manera estaría el personal inmunizado para esta enfermedad".

Aclaró que el centro de sanitario cabecera para la ciudad es el Hospital Provincial, y desde Salud Municipal, aportan a la logística con sus recursos. "Nosotros colaboraremos con lo que es el personal de salud y administrativo para la vacunación, por ello debe estar capacitado dicho personal y deben realizarse, además, simulacros (de la colocación), porque una vez abierto el freezer, no debe pasar más de media hora", dijo

"Lo que se pretende es vacunar a los grupos de riesgo, evitando, además, las internaciones en el caso de que llegue una segunda ola, como está sucediendo en Europa y que, en ese caso, aquí sea lo más leve posible", dijo. Agregó que la edad de las personas mayores, será establecida por la Nación, pero, estimó, partiría desde los 60 años. "Cuando uno va teniendo más edad puede ser más propenso a tener diabetes o hipertensión, por ello, si se vacuna a ese grupo etario, mayor de esa edad, se cubrirá a las personas con comorbilidades", explicó. De hecho, la pasada semana, en conferencia de prensa, el presidente Alberto Fernández, indicó que precisamente el grupo etario a ser vacunado, será aquel que parta desde los 60 años, además de los grupos de riesgo. 

"Estarían incluidas las personas con factores de riesgo y quienes tienen más de esa edad, que es cuando aumentan todas las patologías concomitantes", amplió Cisneros. Estimó, que si bien podría llegar la vacuna antes de fin de año, la inoculación en la ciudad comenzaría, en principio, en enero, cuando se espera, que entre ese mes y febrero, por lo menos de la vacuna rusa, lleguen millones de dosis, como se anticipó desde la Nación, aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Las últimas informaciones, el miércoles, según lo publicó el diario Página 12, eran que se estaba avanzando en las "gestiones sanitarias y logísticas" para que una primera partida de la vacuna rusa Sputnik V, llegue el 23 de diciembre. La delegación encabezada por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti; la asesora presidencial, Cecilia Nicolini; e integrada por un grupo de inspectores de la Anmat, continuaban con las gestiones en ese sentido. Nicolini reafirmó que los resultados son "muy positivos y muy alentadores" y sostuvo que "esto nos da muchísimas garantías" para autorizarla y aplicarla.

"Se está trabajando también en todo lo que lo que son los aspectos logísticos, y un gran desafío para que el primer lote de dosis llegue a la Argentina antes de fin de año", subrayó. Los jefes de investigación y desarrollo del Instituto Gamaleya presentaron esta semana todos los avances sobre los ensayos clínicos de fase 3 de la vacuna, que logró una eficacia del 91,4 por ciento. La intención, una vez firmado el contrato la semana anterior entre Argentina y la Federación Rusa, era que las primeras 600 mil dosis llegaran antes de fin de año y, entre enero y febrero, arribe el resto para vacunar a 10 millones de personas. 

Con el correr de los días surgieron los interrogantes, considerando que el propio Ginés señaló que no podía confirmar un primer lote de 300 mil vacunas en diciembre por la logística del envío, aunque no lo descartó. "No es algo simple, pero queremos hacerlo", había señalado, algo que, de acuerdo a lo informado por el medio capitalino, estaría cambiando y confirmándose que las primeras vacunas podrían llegar antes de fin de año.

La logística de preparación en Río Tercero

"Hemos estado trabajando contra reloj en todo momento (durante la pandemia), y si llegara antes de fin de año, estaría toda la logística armada y en enero también. Por ello es que nos hemos adelantado a trabajar con nuestro personal", señaló Cisneros sobre cómo se prepara Río Tercero. Sobre los lugares para la colocación, dijo que se están analizando, pero deberán ser espacios amplios. Sobre la posibilidad de los clubes, es una de las opciones .

También, agregó, se analizó que fuera en los consultorios de febriles ubicados en los centros de salud barriales, pero se descartaron. "Si viniera una segunda ola, estaremos allí hisopando, porque la idea es no dejar de hacerlo. Esos consultorios están abiertos, el de barrio Cabero, el de Escuela como el de Monte Grande", dijo la funcionaria municipal.

Recordó que si alguien presenta síntomas compatibles con Covid-19 "acuda a dichos consultorios de febriles". "Uno aprende de lo que hacen otros países con la pandemia; y por allí el error de la segunda ola en Europa, fue el dejar de hisopar (en el verano). Es por ello que seguiremos haciéndolo y no los utilizaremos para vacunar. Tienen que ser espacios como los clubes, que fue una de las opciones, y tampoco será en las escuelas por el comienzo de clases en marzo. Por ello se están analizando también otros lugares".

Sobre la colocación de la vacuna, indicó que en "comunidades cerradas" como es el caso, por ejemplo, de los geriátricos, se instrumentará de acuerdo a cada uno de esos lugares la inoculación, mientras que para el resto, adelantó, la intención es ofrecer un número telefónico para solicitar un turno y las personas concurran a los sitios asignados.

Recordó: "La vacunación será gratuita y voluntaria, pero sería muy importante que todos nos vacunáramos, con cualquiera de las que lleguen, ya que han demostrado seguridad y que son efectivas. Muchas personas es como que se encuentran reticentes a vacunarse, pero se ha demostrado, por ejemplo, con la antigripal, que  quien la recibió no se enfermó". Hay métodos preventivos, indicó con respecto al Covid, como el barbijo y otros, pero ya es importante que se comience a generar conciencia en la necesidad de vacunarse. 

"Será un gran alivio para el sistema de salud y para las familias, que las personas mayores o que tengan comorbilidades se vacunen", indicó. Manifestó, en tanto, que en la primera etapa, con la vacunación de entre 12 y 16 mil personas, más aquellas que ya tuvieron el virus y generaron anticuerpos naturalmente, en la ciudad, no se lograría, en principio, la denominada "inmunidad de rebaño". "Debe ser de un 60 o 70 por ciento", recordó. 

Evitar relajarse y medidas para las fiestas

Cisneros instó a que la población, ahora más que nunca, continúe cuidándose, inclusive luego de que comience la vacunación en esa primera etapa, y que no se relajen las medidas preventivas. Por otra parte, señaló la importancia de aplicar el método "burbuja" para las fiestas de fin de año. Recomendó que al haber personas mayores o con enfermedades concomitantes, se deben adoptar una serie de medidas preventivas.

En lo posible, dijo, debe potenciarse el cuidado "más que nunca" por lo menos siete días antes de las reuniones, que sean al aire libre, con las personas que puedan sufrir complicaciones, la utilización de los barbijos, además del distanciamiento necesario.

"El riesgo son las fiestas, por ello no hay que relajarse en todo lo que es el cuidado y la responsabilidad social, con el uso del barbijo, el distanciamiento y el lavado de manos. Si uno piensa reunirse con adultos mayores para las fiestas, como se está recomendando, en los siete días previos hay que evitar reunirse con otras personas, y al momento de la reunión, que sea al aire libre, y no más de un determinado número de concurrentes, con distanciamiento. Y aún más, si nos vamos a reunir con nuestros padres o abuelos", reiteró. 

Te puede interesar