Durigón en Fábrica Militar Río Tercero: inversiones, vagones y las indemnizaciones

Río Tercero 10/12/2020 Por Tercer Río Noticias
El presidente del directorio de Fabricaciones Militares SE, Iván Durigón, llegó de visita a la planta de Río Tercero el jueves. En una entrevista, aludió a inversiones en la parte química, los 300 nuevos vagones que se construirán en la división mecánica y a la ley por indemnizaciones.
Durigón López
López y Durigón (Imagen: FM SE)

"La de Río Tercero, es una de las fábricas más favorecidas en esta gestión en relación a las inversiones. Tienen que ver con la seguridad, con el cuidado de nuestros trabajadores, también sobre las reincorporaciones, que en este último tiempo se van a dar algunas más. Y estamos trabajando mucho sobre el tema de las indemnizaciones", dijo el presidente de Fabricaciones Militares SE, Iván Dirugón, a este sitio de noticias y Mestiza Rock.

El funcionario llegó de visita a la planta riotercerense en la jornada del jueves. Es la primera de carácter institucional que realiza tras haber asumido como director del establecimiento, José María López. Durigón, había estado en la asunción del mismo, pero a través de videoconferencia, a raíz de la pandemia. Manifestó que era necesaria esta visita, para encontrarse con los trabajadores antes de fin de año y con el director del establecimiento, sobre el que señaló, "está realizando un esfuerzo enorme para poner de pie a la fábrica".

El presidente de Fabricaciones Militares, indicó que se están realizando inversiones en la industria, y que, en la jornada, mantendría reuniones con accionistas y el gerente de Petroquímica Río Tercero, principal cliente que compra el ácido nítrico a la planta estatal, con el que elabora TDI, además de reunirse con representantes de los trabajadores.

Con respecto a la empresa propiedad del Grupo Piero, indicó que se llegó a "un acuerdo exitoso". "Hemos logrado cerrar un nuevo contrato", indicó. Manifestó, además, que ya está comprado un nuevo reactor para la planta de nítrico. "Estimamos que para el año que viene estará instalado el nuevo reactor, lo que representa una inversión importantísima para la fábrica y obviamente para toda la comunidad de Río Tercero", expresó.

Durigón explicó sobre la función del reactor, que es como si fuera el "corazón" de la planta química. Destacó que en materia de seguridad se trata de un elemento de avanzada para el país. "Tiene la característica de adaptarse a las normas ecológicas de Europa, más restrictivas que las impuestas tanto en la Provincia como en la Nación", dijo.  

Agregó que el mismo le otorgará a la planta de nítrico una "capacidad de producción mucho mayor". "Hace más de 40 años que no se cambiaba", dijo, lo que "genera muchas expectativas". Sobre los mayores márgenes de seguridad por el ambiente, señaló: "Hoy es un tema que está en boga, que se discute, y uno aplaude que sea así. A la fábrica también le preocupa y la inserción en la comunidad también tiene que ver no sólo con la capacidad de producción, sino también con el cuidado que se tenga con el medio ambiente", expresó.

"En eso estamos haciendo inversiones y el haber adquirido un reactor de estas características, me parece que es una muy buena señal para toda la comunidad de Río Tercero y para todo lo que sea inversión a futuro", manifestó el funcionario estatal.

Los 300 vagones

Recientemente, cuando se entregaron 10 vagones construidos íntegramente en la Fábrica Militar de Río Tercero al Belgrano Cargas, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, había indicado que 300 de otras mil unidades ferroviarias que se fabricarán en el país para la misma empresa, a través del Ministerio de Transporte, se construirán en la industria.

La inversión en este material ferroviario, se realizará con financiamiento de China. Durigón expresó: "En estos días, estimamos, el ministerio de Transporte y el Belgrano Cargas estarían firmando un convenio con China, lo que nos habilitará ya a la construcción de esos 300 vagones", expresó. Agregó el presidente de FM S.E: "Estamos, además, con un proyecto para ampliar esa producción y adquirir capacidad para fabricar los bogies".

Los bogies no se fabrican en el país. Se trata de pares de ruedas, montadas sobre ejes próximos, paralelos, que se utilizan en ambos extremos de los vehículos de gran longitud destinados a circular sobre carriles. A través de un convenio de FM S.E con la Universidad de La Plata, se avanza en prototipos, para elaborarlos en la fábrica riotercerense.

Indicó que la compra de los vagones para el Belgrano Cargas, "viene atada a un convenio con China, que está en la parte final". "Ya está presupuestado y en eso ya tenemos un preconvenio (con el Belgrano Cargas), que nos habilita directamente a fabricar 300 de esos mil vagones en la planta que se inició en la anterior gestión del ministro Rossi", dijo. Y agregó: "Si se termina de concretar, que es un hecho, estaría la posibilidad de incorporar a mayor cantidad de trabajadores. El compromiso del ministro era que en la medida en que la producción se reactivara tendrían prioridad los trabajadores despedidos (fueron 100 los cesanteados por el anterior gobierno entre 2017 y 2018). Lo estamos cumpliendo".

Indemnizaciones

Durigón, consultado sobre la ley que establece resarcimientos para quienes demandaron al Estado por la voladura de la fábrica en 1995, adhiriendo a la norma y desistiendo de la prosecución judicial, dijo que se está avanzando y antes de cerrar este año podrían salir de Economía los primeros pagos en bonos del Estado, como ha sucedido con leyes similares.

"Cuando nos hicimos cargo, uno de los planteos fue ver como retomábamos la relación de la Fábrica Militar con la sociedad. Particularmente, en Río Tercero, era no haber saldado el daño que se causó. Creí que con la llegada de López  a la fábrica y la posibilidad de reincorporar a trabajadores, era sobre lo que se tenía que trabajar, pero también sobre las indemnizaciones. Lo que se propuso, es que había dos actores principales que tenía que intervenir, el ministerio (de Defensa) y Fabricaciones Militares", expresó Durigón.

En ese sentido, recordó que se conformó "un grupo de trabajo". "Había que corregir alguna situación que la administracíón anterior había hecho mal", expresó. Indicó que se inició esa tarea con cada expediente de los demandantes. Agregó que la "corrección de esos errores" de la gestión anterior "ya estarían finalizados". "Son cinco pasos", detalló sobre el proceso para que se lleguen a abonar los montos establecidos por la ley. El primero, recordó, incluyó a unos tres mil expedientes corregidos y a la firma de los primeros certificados.

"Los abogados de los damnificados ya están viniendo a la fábrica para comenzar a firmar los primeros", indicó. Luego, prosiguió, retornan los expedientes al Ministerio de Defensa. Allí se realiza una segunda revisión. Y posteriormente se firma el segundo formulario pasando luego a Economía para que se realice el pago "después de una serie de controles".

"Ya con más de tres mil expedientes trabajados y 200 con un principio de firma para el pase a Economía, estamos con la expectativa de que algunos puedan pagarse antes de fin de año, además de ir regularizando (el resto), mes a mes, el año que viene, para terminar 2021 con todo saldado", expresó el director de la empresa estatal, quien además es abogado.

Explicó que tanto el personal de Fabricaciones Militares como el del Ministerio de Defensa, están trabajando para que se pueda concluir con este tema. "Y muchos trabajadores de Río Tercero se han sumado voluntariamente", recordó. Aclaró que todo ese trámite que se realiza, es necesario por los organismos de control. "Se trata de los controles internos de la administración pública, que tienen que ver con auditorías y la Sigen (el órgano de control interno del Poder Ejecutivo Nacional). Luego de esos controles pasan a Economía, que ya es un organismo distinto al que trabajó el expediente internamente", detalló.

El director de Fabricaciones Militares, indicó que la ley implicaba "un cierre" en cuanto a las demandas iniciadas, pero se amplió. "Los abogados representantes de cada uno tiene la posibilidad de hacerlo", señaló. De unos nueve mil, se pasó a más de 12 mil expedientes. Existen distintos montos, dependiendo del daño, según lo establece la norma aprobada y promulgada antes del cierre de 2015 y reglamentada casi cuatro años después.

Te puede interesar