Un escrito desde Río Tercero: "Contra los docentes no, Acuña. Con los docentes, sí"

Opinión 17/11/2020 Por * Sergio Colautti
El docente y escritor riotercerense, Sergio Colautti, en un escrito, se refirió a lo señalado por la ministra de Educación de la CABA, Soledad Acuña, quien dijo que quienes eligen ser maestros son personas “cada vez más grandes de edad" y de "los sectores más bajos socioeconómicos" con poco "capital cultural".
Acuña
Imagen: Telam

   El docente y escritor, Sergio Colautti, aludió en un escrito a lo señalado por la ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Soledad Acuña, quien en la semana indicó, entre otros conceptos, que quienes eligen ser docentes son “cada vez más grandes de edad, que eligen la carrera como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras” y que pertenecen a niveles socioeconómicos bajos que “en términos de capital cultural” tienen menos para ofrecer en el aula. 

En concreto, una de sus expresiones, que generó un amplio repudio, fue la siguiente: “Son personas cada vez más grandes de edad que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras. Y si uno mira el nivel socioeconómico, o en términos de capital cultural, al momento de aportar para el aula, la verdad es que son de los sectores más bajos socioeconómicos los que eligen estudiar la carrera docente”

Obviamente, las expresiones de la funcionaria de la CABA, tuvieron repercusión, no sólo en la capital del país, sino a nivel nacional.

Este es el texto de Sergio Colautti, en alusión a lo expresado por la ministra de la capital del país.    

          Acabo de leer, entre el estupor y la perplejidad, las declaraciones de la ministra porteña de Educación. Vuelve sobre estigmas miopes y despreciativos sobre la condición y el origen de las elecciones docentes y carga sin conocer contra el oficio de educar. Lamentable y, además, injusto. Pero no sorprendente. 

          Que muchos estudiantes de carreras docentes provienen de sectores vulnerados (dejemos de llamarlos vulnerables) no es nuevo. Que el imaginario sociocultural que traen suele ser más frágil que lo que se espera como ideal no es nuevo: si Acuña leyó a Bourdieu sabrá que esas estructuras se repiten cuando la educación opera la repetición y no la transformación; esa, precisamente, es la responsabilidad de Acuña y de quienes dirigen el sistema educativo, antes que la de los docentes. Que eligen esa carrera después de fracasar en otras es tan injusto como despreciativo. ¿Qué es fracasar? Tal vez fracasar se parezca más a tener opiniones despectivas y estigmatizantes sobre la educación que intentar una y otra vez hasta confiar en la carrera docente como herramienta de superación personal y transformación social. Confianza en la formación docente que parece haber abandonado a la ministra, quien debería ser la primera formadora. 

          Durante mis últimos diez años al frente de una dirección de Nivel Superior, en la formación docente, he visto impactantes esfuerzos de alumnos que veían en el oficio de enseñar la realización de sus mejores sueños. He visto el compromiso y la creatividad de los docentes. He visto la evolución notable que describen las trayectorias de jóvenes que muchas veces provienen de sectores que el desprecio de Acuña señala. He visto también claroscuros y contradicciones, en el aula pero también en los despachos de quienes deciden sobre educación, he visto mis propias contradicciones y claroscuros y las de mis colegas, pero la solución es más democracia y educación, no menos, como parece indicar la crítica. Militar la educación, entonces, lejos de fantasmas adoctrinadores que solo podrían existir si creyéramos que los estudiantes y los docentes tienen la cabeza vacía, como para que alguien se las llene. Porque un verdadero educador no cree eso, cree en la construcción social del conocimiento, no en las cabezas cóncavas, como parece imaginar el espanto inentendible de una ministra a la que le faltan algunas convicciones y le sobran demasiados prejuicios.  

                                                           * Sergio G. Colautti/  DNI 13462223

                                                           Docente desde 1983 hasta 2019. 

Te puede interesar