Rodrigo Méndez Roy, oncólogo: “Siempre lo importante es el diagnóstico temprano” (Video)

Salud 10/09/2020 Por Fabián Menichetti
Rodrigo Méndez Roy, es médico especialista en oncología clínica. Con Sergio Rodríguez, son los responsables del Centro Privado Milstein de Río Tercero. “El cáncer hoy ya no es un sinónimo de muerte”, señala en una entrevista con este sitio de noticias sobre los avances que se produjeron en los últimos años. En el contexto de la pandemia, enfatizó en la necesidad que no se deje de asistir a la consulta porque, señaló, lo "importante, es el diagnóstico temprano".
Rodrigo Méndez Roy

En una entrevista con este sitio de noticias, Rodrigo Méndez Roy, médico especialista en oncología clínica, habla sobre diferentes temas relacionados con su profesión. Uno de ellos, son los tratamientos oncológicos actuales y la necesidad de que los mismos continúen, aún en el contexto de la pandemia.  

Rodrigo, junto a su colega Sergio Rodríguez, hace unos ocho años, decidieron crear el Centro de Oncología Milstein en Río Tercero, único en la región para atender a pacientes oncológicos.

Destaca que “fue un tema” elegir el nombre para dicho centro, y finalmente se decidió por el de César Milstein, el argentino que fue premio Nobel de Medicina. Rodrigo, señala que, de hecho, una de las particularidades de este científico, fue, entre otras cosas, que su descubrimiento que le valió ser galardonado, quedó como un patrimonio de la humanidad. En el centro médico, recuerda, hay una biografía de Milstein.

"Fue quien en su momento ganó un Nobel por descubrir los anticuerpos monoclonales que hoy son los que nos abrieron una puerta en los diferentes tratamientos en oncología, por lo que es un merecido homenaje", señala. “No buscaba un rédito económico, no patentó lo que descubrió, es un patrimonio de la humanidad”, destaca.

La importancia del diagnóstico precoz

En el contexto de la pandemia, enfatiza en la importancia de que quienes presenten los primeros síntomas que requieran de un estudio, no lo posterguen, y que quienes estén con un tratamiento lo prosigan. Se adoptaron todas las medidas preventivas, recuerda, para que eso sea posible en el escenario de la pandemia.

"Nosotros decimos que vayan a la consulta, que no dejen de hacerlo. Hay pacientes que pueden diferir algún estudio o no, pero lo que nos preocupa son quienes concurren por vez primera y con los primeros síntomas. ¿Y qué hacen?, corren el estudio, diciendo 'después de que pase esto" y por allí ese tiempo es vital", señala. 

"Lo que les decimos, es que ante el primer síntoma vayan al médico o que vengan a vernos, y de esa manera, podemos decir si es o no es una urgencia. No hemos parado en la pandemia, con diagnósticos o iniciando tratamientos nuevos. Están quienes los iniciaron cuando comenzó todo esto y hoy los están finalizando", señala.

Agrega: "No podemos parar en oncología. Los pacientes deben hacerse los controles que corresponden y quienes puedan presentar los primeros síntomas deben consultar, porque nos da la posibilidad de un diagnóstico temprano", aconseja.  “Lo importante, siempre, son los diagnósticos tempranos”, refuerza. 

Todos tienen atención

Recuerda que, con su colega, Sergio Rodríguez, le propusieron al Hospital Provincial que el centro, en el contexto de la pandemia de Covid-19, trabajara como “soporte” del nosocomio público, como de hecho está sucediendo, por lo que, pacientes que asistían allí, son atendidos en el centro privado. "La intención fue que la atención se realice en Milstein", dice. "El doctor Rodríguez y yo, propusimos hacer ese soporte, porque creemos que es el lugar que tenemos que ocupar de contención", explica el médico especialista en oncología. 

Manifiesta que, a pesar de las deficiencias que pueda tener el sistema de salud de la Argentina, público-privado, comparado con el de otros países, siempre le otorga la posibilidad al paciente, cuente o no con obra social o prepaga, de acceder a la atención.

"Es un muy buen sistema de salud. Está quienes por allí lo critican, pero es porque no conocen otros. Hay países en donde la salud pública es inexistente o mínima (...) En Argentina tenemos un sistema de salud, en donde hoy llega un paciente oncológico al consultorio, y sé que si tiene obra social, le solicito la medicación y demás por la misma, y si no la tiene, lo derivo al hospital y allí tendrá esos medicamentos", ejemplifica.

Sobre el tratamiento, indica que en el caso de quienes forman parte del centro, los pacientes llegan lógicamente preocupados. No es sencillo afrontar una patología así. “Nosotros le decimos, que se deben ocupar, para preocuparnos, estamos nosotros”, dice.

"Hoy el cáncer ya no es un sinónimo de muerte"

Sobre los tratamientos para los diferentes tipos de cáncer, indica que en los últimos años existieron importantes avances y se continúa en ese camino. Recuerda que, si compara con su época de residente, se sumaron muchos tratamientos. 

Dice que el cáncer detectado en estadíos tempranos, es más fácil de tratar e inclusive de “curar”. Sobre el “curar”, no obstante, aclara que siempre será un paciente oncológico.

"Nos cuesta hablar de cura, porque es una cuestión semántica. Cuando hablamos de 'cura', el paciente se relaja y dice 'me voy y no vengo más, ya me curé', y nosotros decimos siempre que será un paciente oncológico, pero hoy por hoy la realidad nos indica que a los pacientes con diagnosticos en estadíos tempranos, el uno o el dos, por ejemplo, podemos ofrecerle sobrevida y calidad de vida, con una atención totalmente distinta", expresa.

Recuerda que actualmente, hay tumores que se solucionan en la cirugía, y algunos con rayos, sin llegar a la quimioterapia. "Después tenemos los anticuerpos monoclonales, la inmunoterapia, que hoy nos han cambiado la forma de tratar, elevando la respuesta, por lo que actualmente el cáncer no es un sinónimo de muerte", dice.

Indica, como ejemplo, que es oncólogo desde hace 15 años. "De lo que aprendí en mi residencia, estoy usando el 10 por ciento; el otro 90 por ciento, es todo nuevo, que es aquello que fue saliendo con los años y cómo nos fuimos actualizando", explica. Recuerda que cuando comenzó, hace tres lustros, "que no es tanto" en tiempo, el protocolo para aplicar en oncología era muy reducido comparado con lo existente en la actualidad.

"Eran tres o cuatro líneas de tratamiento y se acababa, pero hoy, entre las combinaciones, la inmunoterapia, la hormonoterapia, los anticuerpos y la quimioterapia clásica, tenemos unas 20 líneas de tratamientos", compara entre el ayer reciente y el presente. "Yo les digo a los pacientes, que hoy, no nos quedamos sin libreto nunca", señala. Además, indica que actualmente se está avanzando mucho en materia e investigación genética.

Consultado sobre si se pudo haber logrado que el cáncer esté terminando en muchos de los casos en una enfermedad “crónica”, como otras patologías, señala que es así. "Curables en algunos casos y en otros, lo pasamos a un estadío crónico", indica el médico especialista.

"Les digo a los pacientes que 'si logramos frenar esto acá y no avanza más', así tengan que tomar una medicación, ¿qué diferencia tenemos entre esto y una diabetes?", ejemplifica, en dónde si no se toma la medicación, hay un riesgo. "En esto pasa lo mismo: sabemos que depende de la medicación, con un margen de error, al que suplimos con buenos controles. Les explico que no me preocupa que el tumor vuelva, sino llegar tarde", indica.

La entrevista en video con Rodrigo Méndez Roy

Como mensaje para quienes cursan la enfermedad o bien, aguardan los resultados de un estudio, señala: "Lo primero, es decirles que no tengan miedo. ¿Por qué? Porque entendemos que esto asusta, que el diagnóstico oncológico, siempre asusta. Por experiencia sé que el susto y el miedo vienen por un antecedente de una persona cercana, pero no necesariamente todos los casos ni los cuerpos son iguales, y en la mayoría de los casos esa persona seguramente tuvo muchas menos posibilidades de tratamientos", señala.

Y agrega: "Esto está avanzando día a día (en cuanto a las investigaciones científicas). No hay que asustarse ni paralizarse, porque seguramente una respuesta tenemos para darles, un tratamiento hay para hacer. Están los pacientes a quienes debemos convencer para que se traten, porque está la negación, y cuando pasa el tratamiento, nos dicen, 'tenía razón doctor'. No hay que relacionar un tumor o un cáncer con el 'me voy a morir'".

"El cáncer actualmente no es sinónimo de muerte. Es una patología difícil, claro, y hay un tratamiento por delante, pero siempre les digo a quienes trato 'no se preocupen, para preocuparse estoy yo como médico, usted ocúpese'. Y se encuentran con un abanico de respuestas que no esperaban. Hoy hay muchas opciones", concluye Méndez Roy.

Fabián Menichetti

Locutor M.P 7724 - Periodista - Editor Tercer Río Noticias. Director periodístico Mestiza Rock - Autor de los libros: Noviembre (1997) y Esquirlas de Noviembre (2011)

Te puede interesar