Desde la zona afectada por los incendios, el emotivo audio que llegó a Río Tercero

El audio se viralizó rápidamente, grabado por un vecino del sector afectado por el fuego en Punilla. Es Fabián, hijo de Fernando Jesús Ceballos, uno de los fundadores de los Bomberos Voluntarios de Río Tercero. Con su compañera de vida y un vecino, en la entrada a su propiedad, decidió detener a una camioneta con servidores públicos, sólo para agradecerles. Lo que llegó después, es parte de casualidades, o mejor dicho, causalidades. Escuchá el audio.
Incendio-Villa-Albertina-II-2020-08-18-1

Día lunes. Las llamas azotan al norte de Punilla, como lo hacen también en el cerro Pan de Azucar. Bomberos Voluntarios de diferentes cuarteles de la provincia de Córdoba, combaten el avance de las llamas. Ya hubo evacuados y propiedades afectadas. La naturaleza, el monte autóctono, una vez más, es destruido por la voracidad del fuego.

En Charbonier, allí, cerca de Capilla del Monte, en la conocida como "Quebrada de la Luna", vive Fabián Ceballos, con Carina, su compañera. Le señala, relata en un audio, a ella y un vecino, que saldrá a la tranquera de su propiedad, un campo del lugar. Lo quiere hacer, para detener un móvil de los servidores públicos, para agradecerles. Recuerda que su padre, Fernando Jesús Ceballos, fue uno de los fundadores del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Río Tercero: "Con mucho esfuerzo, se creó uno de los mejores cuarteles de Córdoba".

Para los 50 años de la fundación del cuerpo activo, hace ya un lustro, su padre sería reconocido, pero ya enfermo, recuerda Fabián, falleció tres días antes de ese momento que sería especial. Sin embargo, cuando fue el sepelio, llegaron bomberos de Río Tercero, quienes transportaron el ataúd, en homenaje a aquel pionero del cuerpo de bomberos.

Fabián, continúa, señalando lo sucedido en el ahora, en el presente, el pasado lunes: "Hay muchos cuarteles de bomberos de diferentes lugares de la provincia de Córdoba, ayudando en esto que nos está pasando (...) Hoy cuando estaba en la tranquera del campo, de montañas, altas, con mucha vegetación, decidí parar a la primera camioneta de bomberos que pasara. Estuvimos en contacto, en estos últimos siete días, con bomberos de todos lados. Estaba con mi compañera 'Cari' y con un amigo, Manuel Torres, un vecino, y les digo 'voy a parar esta camioneta, porque estos son nuestros ángeles'". El vehículo, con los servidores públicos que se trasladaban en el mismo, se detuvo, a su pedido.

El relato de Fabián, emocionado, prosigue señalando, que eran bomberos riotercereneses, pero no fue la única sorpresa, o no, sino lo que continuó. Cuando visualizó a quien estaba a cargo, le resultó conocido. "Lo miro a los ojos -indica con la voz quebrada-  y le digo 'mi viejo fundó el cuerpo de bomberos de Río Tercero'. Me mira y me dice 'vos sos el hijo de Fernando Ceballos'". Era quien había llevado al ataúd de su padre en la despedida.

"El resto de los bomberos, estaban sorprendidos, porque también lo conocían y lo respetaban. Y le comento: 'acabo de decirle a mi mujer, que ahí vienen nuestros ángeles'". Me mira y me dice: 'Yo me llamo Ángel'", señala Fabián emocionado en la grabación. 

Todo no quedó allí, porque, además, cuando les indicó, luego de repasar el contexto por el que estaban atravesando mostrando a los bomberos el campo, cuántos vivían allí, cómo era el terreno, los servidores públicos, además de otorgarle la tranquilidad de que darían todo para detener el avance de las llamas, como el resto de los bomberos, también los contuvieron en ese momento. "Quedáte tranquilo Fabián, que a esto lo vamos a cuidar", le señalaron los servidores públicos riotercerenses. "Hubo muchas más coincidencias", dice.

"Lo miro (a Ángel), y le digo '¿te acordás cuándo le canté a mi viejo en su despedida?, porque él vino a abrazarme (en aquel momento) y me dijo que su viejo también había sido bombero y trabajaba con el mío". Se trata de Ángel Berrino, hijo de Elemir, un recordado servidor público riotercerense. En medio del desastre, surgió esta historia en un audio.

Escuchá el audio en el reproductor inferior


Fabián asevera que estamos "asistidos como humanidad" y estas coincidencias no son obra del azar. "El tema es que todavía no lo sabemos y dejamos esa conexión sagrada, que nos une, que nos representa, que nos abraza a todos, pensamos que somos seres individuales andando por este planeta. Somos células y estamos conectados. Mi viejo siempre estuvo y en estos siete días, me enseñó como apagar el fuego desde otro plano", indica.

En el audio, con el relato de Fabián, que se puede escuchar en el cuerpo de esta nota, surge el sonido de los pájaros, de la naturaleza, asediada por el fuego. La grabación que rápidamente se viralizó en la ciudad, en medio del desastre por los incendios en las sierras, emocionó a muchas y muchos. Nada parece casual. Quizás no todo sea por el azar.

Tal vez, esas que creemos casualidades, no existan, sólo las cau-sa-li-da-des. 

Concluye el audio Fabián: "Nos vemos después de que apaguemos el fuego. Abrazo"

 

Fabián Menichetti

Locutor M.P 7724 - Periodista - Editor Tercer Río Noticias. Director periodístico Mestiza Rock - Autor de los libros: Noviembre (1997) y Esquirlas de Noviembre (2011)

Te puede interesar