Río Tercero: falleció Daniel Madruga, entrenador de su hija Ivanna y reconocido en el tenis nacional

Sociales 20/08/2020 Por Tercer Río Noticias
En la tarde del miércoles, a los 83 años, falleció Daniel Madruga, quien además de ser entrenador de su hija Ivanna, reconocida mundialmente por ser una de las figuras del tenis argentino, era un referente de este deporte en el país.
Daniel e Ivanna
Imagen: Depor3

A los 83 años falleció Daniel Madruga, como está señalado,  no sólo entrenador y manager de su hija Ivanna, en los '80, cuando se posicionó como una de las mejores tenistas del mundo, sino que fue, además, un referente del tenis, reconocido nacionalmente.

El sitio Deporte3, recuerda que acompañó a su hija Ivanna durante toda su carrera profesional cum­pliendo el rol de entrenador y manager, hasta posicionarla entre las mejores 14 jugadoras del mundo. Reconocido y respetado entre el ambiente del tenis femenino argentino entre los años 1975 y 1985; fue elegido por la Asociación Argentina de Tenis como capitán del equipo argentino de la Copa Federación en el año 1979 y 1980.

De su primer matrimonio, tuvo dos hijos, Marcelo e Ivanna y del segundo, a Valentino y Bautista.

Daniel, además, un reconocido comerciante de la ciudad, forma parte de una de las familias impulsoras del deporte riotercerense.

Carlos Alberto Martinez Lopez, en su Facebook, así lo recordó: Con inmenso dolor y consternación, van mis condolencias a la Familia Madruga, por el fallecimiento del amigo y apasionado del tenis, como Daniel Iván Madruga, a quién conozco de épocas brillantes de nuestro tenis, en las catedrales mundiales, como Roland Garrós (1979) y Wimbledon (1979), como en el Rot-Weiss Tennis Club, de la entonces Berlín Occidental, circundada por el trágico Muro de Berlín, donde Daniel Iván, fue el Capitán de Argentina en la Fed Cup 1980, la Copa Federación del tenis femenino. Sepan ustedes, Ivanna María, como Marcelo Daniel, que Daniel Iván, estará siempre presente con ustedes, en la vida de todos los días, iluminando vuestro camino. Una plegaria para él. Bendiciones.
 

Te puede interesar