Río Tercero: procedimientos por actividades y reuniones no permitidas, una de ellas con 70 personas

Sucesos 02/08/2020 Por Tercer Río Noticias
Así lo informó la policía en su reporte oficial. Se suman de esta manera a intervenciones de la fuerza con personal municipal por reuniones sociales detectadas el sábado, el domingo y los primeros minutos del lunes, no permitidas en el marco de la emergencia sanitaria al igual que otras actividades, como los juegos de bochas. En una de las reuniones había unas 70 personas.
Policiales2

De esta manera, las intervenciones policiales con personal de Defensa Civil, con el labrado de actas, hasta la mañana del domingo, sumaban cuatro por reuniones sociales no permitidas, las que, además de iniciarse en la Justicia una causa por dicho motivo, se aplican, a partir del pasado lunes 27, sanciones económicas.

El sábado y el domingo a la madrugada

Entre el sábado y domingo continuaron las intervenciones de la policía y personal municipal por reuniones sociales y actividades no permitidas en el marco de la emergencia sanitaria. De acuerdo al reporte policial, a las 17.30 del sábado efectivos y móviles de la fuerza se hicieron presentes en barrio Mitre, al tomar conocimiento de que "habría muchas personas jugando a las bochas". Al llegar el organizador, un hombre de 40 años, indicó que se encontraba con unas 60 personas. La fiscalía de turno ordenó que se entregara el procedimiento realizado en el lugar a la Unidad Judicial. 

Luego de la 1 de la madrugada del domingo, en calle Dávalos, se tomó conocimiento que se estaría realizando una fiesta. Al llegar la policía, indica el reporte de la misma, un hombre de 44 años dijo ser el propietario de la vivienda, y que se encontraba acompañado por nueve personas, todas mayores de edad, hombres y mujeres, quienes fueron puestos en conocimiento de la prohibición para la realización de reuniones y eventos masivos. Fueron identificados quienes se encontraban en el lugar, invitándolos a que se retiraran en presencia de personal de Defensa Civil, labrándose las actas correspondientes y entregando el procedimiento a la Justicia.

A las 3:55 del domingo, en calle Ameghino, se constató que se estaba desarrollando una reunión no autorizada con unas 70 personas, quienes, en su mayoría, indica el parte policial, "huyen" en sus vehículos al visualizar la presencia del móvil de la fuerza. El dueño de la vivienda, un joven de 23 años, fue informado de las prohibiciones vigentes por la emergencia sanitaria por el Covid-19, Tras solicitar las directivas a la fiscalía, se entregó el procedimiento realizado en la Unidad Judicial.  

A las 17:20 del domingo, un móvil se hizo presente en la cancha de Barrio Mitre, en donde un grupo de personas se encontrarían jugando a las bochas. Se solicitó la colaboración y personal de Unidades Especiales. Al llegar estas, encontraron que en un descampado entre calles Diaguitas y A. Guaycurari había unas 50 personas, las que comenzaron a dispersarse, siendo identificado un hombre de de 51 años, supuesto encargado, a quien se le explicó de la prohibición en relación al Covi-19. El procedimiento fue entregado a la Unidad Judicial.

En los primeros minutos de la madrugada del lunes, en tanto, la policía se hizo presente en la calle Estanislao del Campo, por una supuesta reunión social, encuentros que no están permitidos. Un joven de 28 años indicó que se encontraba con unos amigos "escuchando música, bailando y tomando algo de bebidas alcohólicas". Fueron identificadas las otras personas, informando a la fiscalía de turno, la que ordenó el desalojo de la vivienda. Se hizo presente, además, personal de Defensa Civil Municipal, quien labró las actas correspondientes. 

En la madrugada del sábado

De acuerdo a los reportes policiales, el sábado las 3 de la madrugada personal de la fuerza se hizo presente en la calle Paraná, en donde se desarrollaba una "fiesta clandestina" con unas 28 personas. Parte de quienes estaban en dicha reunión social, prohibida en el marco de la emergencia sanitaria, reseña el reporte oficial, escaparon por los techos. Un adolescente de 17 años fue identificado como el "dueño de la vivienda", retirándose de manera voluntaria 16 personas que se encontraban en el lugar. Una mujer de 54 años, madre del menor, fue notificada. Se labraron las actas correspondientes. El procedimiento fue entregado a la Unidad Judicial.

Minutos antes, a las 2.45, también de la madrugada del sábado, en calle Ginastera, personal de Defensa Civil concurrió a un domicilio en donde se constató música con un elevado volumen. Al golpear la puerta del inmueble, el propietario del mismo, indica el reporte policial, "se negó a salir", haciéndolo luego de unos minutos, acompañado por otros tres hombres de 26, 51 y 47 años. Reseña el informe policial, que uno de ellos comenzó a increpar al personal de la fuerza, con gestos y "amenazas", intentando salir corriendo, mientras que el resto adoptó la misma actitud. Fueron detenidos, siendo notificada la Unidad Judicial.

Te puede interesar