Qué señala la ordenanza en Almafuerte que entró en vigencia por los caños de escape

Región 04/07/2020 Por Tercer Río Noticias
La ordenanza fue aprobada por el Concejo Deliberante de Almafuerte, y entró en vigencia el pasado miércoles 1 de julio. La misma establece sanciones para quienes circulen en rodados cuyos escapes provoquen sonidos cuyos parámetros sean más elevados de los permitidos. La norma establece que dichos rodados podrán ser retenidos.
Caño de escape Moto

Desde el pasado miércoles 1 de julio, está en vigencia la ordenanza que establece la retención y multas para los vehículos cuyos caños de escape, por su sonido, provoquen una molestia a la sociedad.

La ordenanza señala que la misma se originó por "la necesidad de tomar determinaciones a los efectos de hacer más efectivo el control del ruido ensordecedor que provoca la circulación de vehículos automotores, ciclomotores, motocicletas, triciclos y/o cuatriciclos motorizados, con caños de escape modificados, así como aquellos que produzcan ruidos de impacto por aceleración u otros mecanismos (...)"

En los considerandos, se expresa que "la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que los ruidos generan perturbaciones en la salud y por lo tanto deben considerarse dañinos, por lo cual deviene indispensable generar disposiciones reglamentarias actualizadas". Agrega el texto de la norma que "este daño ambiental acústico perjudica no solo a aquellos que viven en las calles de mayor circulación de este tipo de rodados, sino a la comunidad en general".  

Por dicho motivo se estableció que "es necesario sancionar una ordenanza específica para la regulación de la circulación de rodados que provoquen ruidos excesivos y la retención de los mismos". Además, se agrega que "se debe tener como prioritaria la solidaridad social para la emisión de ruidos que excedan las leyes, reglas y normas de tolerancia". 

Retención y multa

En el articulado de la ordenanza, se establece, entre otros puntos, que "la autoridad de control" podrá "retener todo vehículo, circulando o estacionado en la vía pública" que no cumpla con la "normativa". En los mismos se "comprobará la falta de silenciador, adulteración del mismo o dispositivos que generen ruidos o contaminación en contravención de las normas nacionales, provinciales y reglamentaciones pertinentes (...)".

Además de la retención del rodado, establece la ordenanza, se aplicará una sanción "equivalente a 100 unidades de multa (UM) y la obligación de la colocación de un caño de escape nuevo, reglamentario para su restitución". Agrega la ordenanza, que en el caso de reincidencia, la multa será del doble "y así sucesivamente si continúa la reincidencia". 

Por otra parte, entre otros artículos, la norma establece que se debe "notificar a los comercios del rubro automotor de la sanción de la presente ordenanza". 

Te puede interesar