Por qué se lo denomina "Alma Negra" al camino que une a Río Tercero y Almafuerte

Historia 04/06/2020 Por Fabián Menichetti
El trayecto rural que une por el sur a ambas ciudades, es conocido como "Alma Negra". En los últimos días tuvo más difusión porque en Río Tercero varios vehículos debieron retornar, ya que debían pasar por el control sanitario del acceso oeste. Pero ¿por qué se lo conoce como Alma Negra a dicho camino?
Camino Alma Negra Historia

"El camino Alma Negra". Así se suele aludir al trayecto rural que une a las ciudades de Río Tercero y Almafuerte.  Conecta a ambas comunidades por el sector sur, casi en línea recta.

Más allá de las versiones de almas en pena, "luces malas" u otras leyendas que rayan con algún suceso extraño, lo cierto, es que el nombre deriva de un hecho histórico ocurrido a principios del siglo 20. Hay dos anécdotas sobre el mismo suceso, explica el historiador almafuertense, Fabián Tarquini, consultado por Tercer Río Noticias.

Según recuerda Tarquini, uno de los investigadores del pasado que más indagó no solo en la historia de su ciudad, sino en la de la región, en un sector ubicado apenas a un kilómetro de Almafuerte, hasta hace algunas décadas, existía un caserío. En el mismo lugar, también funcionaba un molino harinero. 

En los comienzos del siglo 20, detalla, comenzaban a fundarse las comunidades en esta región de Córdoba. Mientras en Río Tercero, nombre que adoptaría la ciudad en 1918, Modesto Acuña, presentaba sus planos; en lo que es hoy Almafuerte, Pedro C. Molina, presentaba los suyos. A no mucha distancia de allí, quien era propietario de un sector de campos, Eugenio Carranza, hacía lo propio. 

El casco de su estancia, se encontraba (hace algunos años fue demolida), frente al actual ingreso por la autovía, al Balneario Municipal de Almafuerte. El nombre con el que se la conocía era la "Plata del Cerrillo". El nombre había sido tomado de un cerro, que se fue desgastando con el tiempo por la explotación de la piedra basalto que tenía. Se encontraba (aún está, pero con mucho menos altura) en cercanías de la planta de Ucoopgas.

Estaciones, anécdotas y nombres

Por aquellos años se construía el ferrocarril y las ubicaciones de las estaciones serían cruciales para el desarrollo posterior de las comunidades. En Río Tercero, no solo que se unieron dos ramales, el que provenía de Cruz Alta con el del sur, que llegaba desde Río Cuarto, con un puente que sorteaba el río, camino a Córdoba.

Es lo que hoy se conoce como "Puente Negro", ubicado junto a la estructura vial, camino a Corralito. Además, se instalaban en el entonces pequeño pueblo, talleres ferroviarios. Aquello impulsaría la formación y crecimiento inicial de Río Tercero, que se potenciaría a mediados del siglo pasado con el arribo de la Fábrica Militar. 

Entre en el sector en donde Molina había diagramado su plano para un pueblo, y el de Carranza, como está señalado, había muy poca distancia. En donde se decidiera instalar la estación ferroviaria, sería el lugar para el desarrollo de una comunidad. Debe considerarse, recuerda Tarquini, lo que representaba el tendido de las líneas férreas en aquel momento histórico, cuando se construía, además, el gran dique de Embalse.

Finalmente, la empresa ferroviaria, decidió edificar la estación en los campos de Molina y el proyecto de una población de Carranza, finalmente se diluyó. "Dicen, que a modo de ironía, este dijo que no habían elegido ese lugar para la estación porque seguramente tenía el 'alma negra', a diferencia de un 'alma fuerte". Esa es una de las versiones que se extendieron con los años, y de allí habría quedado el nombre del lugar y el camino", señala.

Tarquini, no obstante, recuerda que también existe otra versión histórica. En la zona del caserío, en torno al molino de Carranza, quienes trabajaban en el lugar, eran en su mayoría criollos. Se cree que, despectivamente, a ese sector, se lo habría comenzado a denominar "Alma Negra", aludiendo a quienes vivían y trabajaban allí. La discriminación no es algo nuevo, ya sea por el color de piel o por la condición social, obviamente.

El historiador recuerda que de aquel caserío y molino, ya no queda nada. "Hasta hace algunas décadas, existía, por ejemplo, un almacén de ramos generales, un 'boliche", como se los conocía, que ya tampoco está", explica.

Otro detalle, no demasiado conocido, era, indica Tarquini, autor de varios libros, entre ellos "Simplemente Pedro C.", que recorre la vida del fundador de Almafuerte, o sea de Molina, es que un plano, al que tuvo acceso, el de Carranza, figura como "Río Tercero". Era el nombre que había elegido para el pueblo que quería fundar.

El historiador apunta que aquellos propietarios de campos, como el caso de Acuña, Molina y Carranza, tenían una relación permanente. "Eran vecinos, dueños de tierra, con todo lo que ello representaba", agrega.

Finalmente, Río Tercero, fundado por Modesto Acuña, adoptaría ese nombre en 1918, por la estación ferroviaria. Previamente se había llamado "Pueblo Modesto Acuña" y "Estación Media Luna", este último nombre, como había sido bautizada la estancia fundacional. También había tenido otra denominación.

Los pueblos que se edificaban junto a las estaciones, adoptaban el nombre, en su mayoría, de las mismas, o a la inversa, las estaciones tomaban las denominaciones de sitios o propietarios de campos.

De hecho, por ejemplo en Los Cóndores, la población fue conocida en algún momento como "Modesto Acuña", porque así se llamó la estación, entre otras denominaciones. El acta fundacional de la filial local de la Federación Agraria, es un documento que lo revela. Cita al pueblo con el nombre del fundador, pero de una comunidad vecina.

Finalmente, un grupo de vecinos propuso al Gobierno provincial, que se adoptara el nombre de "Los Cóndores", por las sierras, que observadas desde la distancia se parecen a un Cóndor con sus alas extendidas.

Almafuerte, por su parte, a diferencia de lo que muchos puedan suponer, no se llama así por el poeta Palacios, sino por la unión de dos palabras, con las que Molina, uno de los iniciadores de la Unión Cívica Radical, al igual que su hermano, Abrahám, fundador de Los Cóndores, firmaba sus notas de opinión en el diario El Eco de Córdoba, pero por separado: Alma Fuerte. Luego, compraría el diario La Libertad también de la capital provincial.

Fabián Menichetti

Locutor M.P 7724 - Periodista - Editor Tercer Río Noticias. Director periodístico Mestiza Rock - Autor de los libros: Noviembre (1997) y Esquirlas de Noviembre (2011)

Te puede interesar