A seis años de Iron Mountain: "Hay analogías con lo que pasó en Río Tercero"

Nacionales 09/02/2020 Por
Lo señaló Rolando, padre del bombero Juan Matías Monticelli, fallecido en el incendio que se produjo en el depósito de Iron Mountain, en Buenos Aires. Era 2014 y 10 personas, que trabajaban para sofocar las llamas, perdieron la vida al derrumbarse una pared. "En ambos casos, quedó demostrado que la corrupción mata", señaló, entre otros conceptos...
Iron Mountain1
Imagen: Telam

El incendio y derrumbe en Iron Mountain ocurrió en el barrio de Barracas, Buenos Aires, el miércoles 5 de febrero de 2014. En ese hecho, 10 personas, entre bomberos y rescatistas, murieron. Otras siete sufrieron heridas de gravedad. Uno de los fallecidos, era el joven bombero Juan Matías Monticelli. Tenía apenas 26 años.

En el año 2015, se determinó que el incendio había sido intencional. Gobernaba la ciudad capital del país, quien sería presidente luego, Mauricio Macri. De la gestión del exjefe de gobierno porteño y luego exmandatario nacional, dependían las inspecciones a dicho depósito que tomó fuego. 

Pero ¿qué guardaba Iron Mountain en su interior? Como está señalado, los peritajes de la Policía Federal concluyeron que el incendio en donde se destruyó información sensible de bancos y empresas financieras formalmente sospechadas de lavado de dinero, había sido intencional. La Justicia confirmaría ese peritaje.

Según el portal Nuestras Voces aquel incendio encubrió "una oscura trama donde se entretejen causas de lavado de dinero que involucran a grandes empresas, falta de controles de parte del gobierno porteño y la muerte de 10 bomberos y rescatistas. Las llamas devoraron millones de papeles que, se sospecha, daban pistas de millones de dólares fugados del circuito legal".

La analogía con lo sucedido en Río Tercero, cuando se produjo la voladura de la Fábrica Militar en 1995, y que en 2020, se cumplirá un cuarto de siglo por lo ocurrido, entre otras cosas, puede resumirse en una frase en un flyer que se publicó con la imagen de Rolando, el año pasado: "Duele mucho más cuando te enterás de que no fue un accidente". 

La causa y la invisibilización

Se abrió una causa, recordó Rolando Monticelli, padre de Juan Matías, en diálogo con la emisora Mestiza Rock, que avanzó muy poco. En la semana que pasó se cumplieron seis años de aquello.

Rolando Monticelli1
Rolando, coincide que entre lo sucedido en Río Tercero, cuando fue bombardeada la ciudad por el atentado en Fábrica Militar, para borrar las pruebas del faltante de proyectiles, producto del contrabando de armas a Croacia y Ecuador, causando siete víctimas fatales, más de 300 heridos y una comunidad golpeada, con el incendio y derrumbe que ocasionó la muerte de su hijo y otras nueve personas, existen coincidencias. 

"La analogía entre un hecho y el otro existe (...) la corrupción mata, literalmente mata", enfatiza. "También tuvo vínculos internacionales (Iron Mountain), de ahí el poder que ostentan todos los que andan libres. Ha sido invisibilizado, bloqueado, escondido bajo la alfombra, durante cuatro años. Me preguntaban en un programa cuánto lleva la causa, y lleva el pedacito de 2014, que quedó después de febrero, y algo de 2015", señala.

"Los cuatro años que gobernó el macrismo no se pueden contar como que eso corrió, porque quedó ahí, bloqueado, la Justicia quedó bloqueada, la información quedó bloqueada, silenciada. Se me cerraron las puertas de todos los medios, que ahora se me están empezando a abrir, no por casualidad, porque hay una nueva gestión que quiere marcar evidentemente una diferencia con la anterior", señala.

"Me jodieron la vida"

Recuerda: "Me tocó, después del golpe que significa perder a un hijo, en donde no hay ninguna palabra para definirlo, porque es un dolor que te persigue de la mañana a la noche, que me acosen, hostiguen, el ser despedido de un trabajo, me jodieron la salud, tengo un montón de problemas que vienen de esos golpes".

Rolando, señala que "más allá de una contención" que hubiera correspondido, "fue todo lo contrario". "Fue castigo y castigo", cuestiona. Y agrega: "Yo no le haría nunca al padre de una persona como mi hijo, que dejó su vida ahí (...) lo que me hicieron a mí, no me daría el alma para hacerlo".

El papá de Juan Matías, trabajaba en las dependencias del INDEC Nacional, en donde, manifiesta, comenzó a ser presionado para que dejara de reclamar por la muerte de su hijo. Finalmente, fue despedido.

Indica, que tras la asunción de la gestión anterior, en 2016, "me llamaba gente, uno, otro, el director de tal cosa, el de personal, el de recursos humanos (...) de aquí, de allá". "Siempre era 'fijése lo que está hablando', y yo les decía '¿acaso estoy denunciando un tema de acá adentro, qué hay corrupción o no sé? Este es mi trabajo, y lo de allá, afuera, es la lucha por mi hijo, y no tiene por qué relacionarse una cosa con la otra", indica.

Agrega que sin dudas, esas presiones correspondían a un "pedido de algún poder de afuera, externo al organismo en que yo estaba, que le dirían 'bueno, ya que es empleado del Estado, vamos a presionarlo para que deje de hablar'". "Más allá de todo, seguí adelante (con el reclamo), y me costó el puesto, mi trabajo".

Las clausuras que no fueron

Rolando, indica que responsabiliza de lo sucedido "a funcionarios del gobierno macrista, sin ninguna duda". "Los inspectores controlaban a ese edificio del año 1877, sin ningún tipo de seguridad, con una carga de fuego tremenda (...)", señala. Y agrega: "Me lo dijo el inspector que quiso poner la faja de clausura como siete veces, que cada que vez que lo querían hacer, llamaba quien en ese momento era jefe de Gobierno (de la CABA), el señor (Mauricio) Macri, y les decían 'no, no se cierra'".

Prosigue: "Era así, clarito, 'llamó Macri y dice que no lo cierren' y tenían que sacar las fajas". Sobre quién era el responsable de Seguridad, dice: "El organismo que se encarga de los controles y de habilitar los locales e inspecciones, estaba a cargo de Juan José Gómez Centurión, personaje siniestro si los hay".

Sobre el incendio que le costó la vida a 10 personas, entre las que se encontraba su hijo, indica que se confirmó totalmente que fue intencional. "Está totalmente determinado, todos los peritajes lo dijeron", enfatiza.

"Fue para desaparecer pruebas"

"Fue lo que se llama un 'incendio controlado', porque Iron Mountain era una manzana completa, y lo que se quemó era un sector específico, que casualmente tenía los papeles y la documentación de empresas como JP Morgan, HSBC, pero sobre todo, lo que querían destruir, eran los documentos de los Panamá Papers", expresa.

Recuerda que no se quemó todo, que cajas fueron rescatadas. "Literalmente decían: 'lavado de dinero, lavado de dinero premiun, coimas (...), cosas de este nivel. Eso está en el juzgado. Lo tiene el juez, las pruebas, las fotos", dice Rolando. Indica que la persona que se encontraba de guardia "recibió la orden o recibió dinero, o ambas cosas, porque después de esto desapareció (...)".

Manifiesta que existen filmaciones del lugar "en donde en un tablero" se observa que se activa la alarma "de la nave que se está incendiando y el hombre las apaga nueve veces, las ignora". 

"Muchos me preguntan si alguna vez nos llamó (Mauricio Macri), siendo jefe de Gobierno o siendo presidente, a los familiares (de las víctimas). No nos llamó jamás, ni para darnos una condolencia ni para darnos una mano, ni para decir 'che, necesitan algo o lo que sea'. Claro, como nos iba a llamar", reflexiona.

El padre de Juan Matías, recuerda que sí fueron convocados, en aquel momento, el de la tragedia, por quien era presidenta, Cristina Fernández. "Y esto no salió en ningún lado ni nada, porque lo quiso hacer así, no lo quiso convertir en algo político ni de propaganda", recordó, aclarando en su caso, que no fue alguien que militara por el sector político que gobernaba el país en aquel momento, en el año 2014.

"No tengo una inclinación política por un lado o por el otro, sino que lo hago objetivamente; y me lo han dicho 'vos debés ser K por eso hablás de Macri', no, ni 'K', ni 'B', ni 'C'. Yo soy el papá de un muchacho que no vuelve más a mi casa y sé quienes son los culpables, no pudiendo hacer nada, porque son tipos demasiado poderosos", dice.

Indica que se ha preguntado "por qué lo quemaron en ese momento, en ese día" al depósito. "Lo queman, porque les avisan desde la Unidad de Investigación Financiera, que iban a hacer una auditoría sobre las cajas", indica.

Sobre su hijo, rememora: "Tenía 26 años, una vida que recién comenzaba prácticamente. Era bombero de la Policía Federal (...) Era un muchacho muy preparado, además. Tengo el testimonio de muchos jefes de él, que saben quién era Juan Matías".

Sobre la invisibilización mediática que padeció en los últimos años el caso, señala que "algunos se jugaron, hay que decirlo". Destaca a Gustavo Veiga de Página 12, Néstor Espósito de Radio del Plata, en C5N, pero "cuando todo estaba muy en caliente, por ser una noticia de semejante magnitud", sobre el canal, dice. En el resto de los medios masivos, señala, el tratamiento del tema "fue cero".

Su familia, indica, está compuesta por tres hijos y su esposa, con la ausencia de Juan Matías. "Gracias a Dios que tengo a mis otros hijos, porque hubiera sido mucho más doloroso de llevar", expresa. Vive a 15 cuadras de donde sucedió el incendio. "La verdad, que trato de esquivar el lugar", agrega.

Recuerda, además, que luego de cuatro años, la causa es como que comenzó a moverse nuevamente. Este lunes, precisamente, fueron citados los familiares para señalarles si serán reconocidos como querellantes. "Nos quisieron sacar como querellantes. Nos pusieron a un juez que era amigo íntimo del señor Macri", indica.

Rolando explica que son 17 los imputados, aunque se trata de líneas intermedias y más bajas, no de los principales responsables políticos por el hecho. 

Seis años

En el homenaje por el sexto aniversario del incendio del depósito, el pasado miércoles, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, entregó placas a efectivos que sufrieron graves heridas, comprometió su apoyo a los familiares y dijo que su cartera trabaja para que un hecho como el de Iron Mountain "no vuelva a ocurrir".

El secretario de la cartera, Gabriel Fucks, aseguró que en la causa penal "hay que barajar y dar de nuevo" y que "no se entiende cómo la Justicia no llamó a declarar" al entonces jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri; su jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el director de la Agencia de Control Gubernamental, Juan José Gómez Centurión.

"Solo quiero alcanzar algo de paz"

Rolando concluye, sobre estos años: "De alguna manera en la sociedad quedé como un marginal, una persona sin trabajo, sin recibo de sueldo, me cortaron derechos que había adquirido".

Sobre su lucha y su sueño, señala: "Es alcanzar un poco de paz y poder por la noche apoyar la cabeza en la almohada y dormir sin estar cuatro horas dando vueltas". Y agrega sobre su pelea para que se haga Justicia: "Es algo que le prometí a mi hijo, nunca dejar de luchar más allá de todo lo que se me puso al frente. Mis sueños, tengo que decir, están sesgados por lo que es la realidad de las cuestiones que tienen que ver con el poder".

Juan Matías Monticelli1
No obstante, indica que espera poder ver "tras las rejas a los responsables para que no pase más". "Mi hijo ya no está más, si pudiera me pondría en dónde está él para que volviera de este lado, y lo haría sin dudarlo un segundo, aunque no puedo", expresa.



Te puede interesar