Una opinión sobre los últimos cuatros años de la Fábrica Militar Río Tercero

Opinión 05/12/2019 Por
Alberto Godoy es ingeniero químico y extrabajador de la Fábrica Militar Río Tercero. En la planta ocupó, en su momento, cargos jerárquicos. En un escrito, enviado a este medio, dejó su opinión sobre lo sucedido con la industria estatal y la DGFM, durante la gestión que concluye el 10 de diciembre...
Fábrica Militar Nueva

Esta es la nota de opinión, enviada a este medio, por Alberto Godoy, ingeniero químico y empleado por años de la industria madre de la ciudad:

Señor Director:                                                                          

Como en anteriores oportunidades, quisiera dejar mi pensamiento sobre Fabricaciones Militares en general y ,particularmente, respecto de nuestra Fábrica Militar Río Tercero.

De aquella, espero que, mas temprano que tarde, el próximo gobierno nacional ANULE (y no derogue) los DNU 104/2019 creación de FM S.E. por ilegítimo ya que se pone por encima de la Ley 12.709 de creación de la DGFM, tan importante para la industrialización de nuestro país, y en consecuencia con ello el DNU 646/2019 del 16SEP2019, para el ilegítimo nombramiento de “las autoridades” de aquella Sociedad del Estado.

Basta con leer los fundamentos capciosos, direccionados, distorsionados y hasta antojadízos para justificar el cambio de persona jurídica de Fabricaciones Militares. Ese mismo listado aplica para preguntarse cuales fueron los impedimentos con base en ellos, para achicar, desguazar, destruir hasta el nivel al que llevaron a la DGFM, para luego, sobre esos escombros pararse como si fueran voz autorizada, conocedora, experimentada y legítima, decir con una falsedad absoluta, el porqué de la creación de la sociedad del estado.

Repasemos algo de la historia reciente de los últimos cuatro años y como se dieron premios a los que fueron parte del desquicio perpetrado en Fabricaciones Militares.

Al primer interventor después de DIC2015, arquitecto Lostri junto con la piara de “funcionarios” que lo acompañaron y luego que produjera la primera sangría de personal (único objetivo de su paso por FM) lo premiaron con una embajada.

Al que le siguió, Ing. Riva, no menos perjudicial que aquel, le agradecen con una secretaría de estado. Y el último de la tríada, el actual, Ing. Casal de “asesor” a Interventor, y ahora pretenden que sea director de la ilegítima sociedad del estado, que según el decreto de su “creación” tiene mandato por tres ejercicios.

El actual subinterventor, Lic. Speranza, (artífice junto a un socio local en ésta FMRT de los últimos despidos en toda FM), también fue premiado con su “nombramiento” como director de ésta ilegítima sociedad del estado. Este personaje ya había sido premiado cuando del área de recursos humanos lo nombraron Subinterventor.

Estos dos impresentables serían “acompañados” por el general retirado Serafín, sobre el cual prefiero no opinar.

A esta altura es obligatorio preguntarse, ¿cuál sería la necesidad y más aún la urgencia de modificar por DNU a la DGFM y no hacerlo con la legitimidad que da el concretarlo por una Ley discutida en el Congreso Nacional?

 La respuesta se da estos días, en donde el gobierno que vino con las banderas de republicanismo e institucionalidad, publica a un ritmo febril, decretos con nombramientos, supuestas indemnizaciones y otras paparruchadas por el estilo para asegurar la “continuidad en el trabajo” de todos sus amigos que le fueron útiles y funcionales para concretar lo que vinieron a hacer.

Toda una vergüenza institucional.

Respecto de nuestra FMRT y haciendo pie en notas periodísticas, se observa como algunos dirigentes locales, con desconocimiento histórico absoluto, e invitados por “las autoridades” hablan de aquella con cierta ligereza haciendo referencia a que “…hoy entrar a los talleres del sector metalmecánico cambia mucho el panorama”.

Claramente, eso es como mínimo amiguismo interesado vaya a saber en qué, porque claramente cuando uno mira la historia de la Fábrica no puede dejar de recordar cuando en sus talleres originales se reparaban y fabricaban vagones, todo lo cual hizo que posteriormente se tuvieran que construir las naves donde actualmente se reparan vagones, único trabajo relevante hoy y que se consiguió en 2016 después de mucho batallar con los negadores locales y con los impedidores de Sede Central que en nada querían que fuéramos a participar en la licitación que final y felizmente la FMRT ganó, luego de superar la preselección de las empresas interesadas en participar.

Ello fue posible gracias a la dedicación, esfuerzo, conocimiento, experiencia y profesionalismo del personal técnico de Producción Mecánica y el de Ventas de FMRT, más la inestimable colaboración de una sola persona de Sede Central, ya que, insisto, las autoridades de entonces NO querían que FMRT participara, puesto que de esa manera al no tener trabajo resultaba fácil despedir personal.

Así es como NO se concretaron los radares que ya se tenían confirmados con INVAP, la modernización de los cañones con desarrollo de CITEDEF, se cayó la provisión de arcos y tubos para Río Turbio (se  comenzó a importar) y tantas otras posibilidades que se estaban discutiendo para lograr más producción para el área metalmecánica de FMRT.

Y que decir del Área Química, donde los desaguisados de la actual dirección de FMRT (¿también lo habrán premiado si es que tenemos en cuenta que antes estuvo en la cerrada FANAZUL?) con una relevante participación del Jefe de RRHH, hoy también premiado con el cargo de Gerente de RRHH de toda la DGFM, han llevado a desarmar, desarticular, desjerarquizar (desmejorando las condiciones contractuales) todos los equipos técnicos de conducción operativa de aquella, llegando incluso a desvincular (rescindir el contrato o echarlo sería más correcto) a un profesional de años de antigüedad, con la debida formación y experiencia en la que obviamente la empresa invirtió. Todo esto por hacerlo responsable de actos o acciones que son o corresponden a un nivel superior al de ésta persona.

Así también han desplazado personal profesional operativo calificado porque se opone a seguir ciertas pautas que son nefastas para la continuidad de la Producción Química y por supuesto, de manual, poner en su lugar a quienes no tienen la formación, experiencia y conocimiento necesarios para esos puestos pero sí son funcionales al humor del director actual. Así es que por ejemplo la Planta de Ácido Nítrico recientemente estuvo más de treinta días sin producir por desperfectos técnicos (rotura) de uno de sus equipos principales, como consecuencia de que no entró en funcionamiento el grupo electrógeno de la planta y el de servicios auxiliares tampoco ya que hace unos dos años está fuera de servicio.

Aquí queda claramente demostrado que ésta importante pérdida económica sólo pueda darse por falta de previsión, negligencia, desidia e incapacidad. 

También es bueno decir que ésta planta NO tiene o no tuvo en la fecha que corresponde para su reemplazo, la malla catalizadora de platino rodio. Esto significa y significó operar a la misma con condiciones de riesgo para el personal y las instalaciones, tal como ocurrió durante el pasado mes de mayo.

No se tiene motor de repuesto para el turbocompresor. Ni qué decir también del ya obsoleto sistema de monitoreo del turbocompresor. Falta de mantenimiento a componentes críticos del sistema de energía eléctrica y la falta de repuestos para los instrumentos del sistema de control del proceso. Una de las calderas de servicios auxiliares estuvo fuera de servicio durante meses. 

A esto se le pueden agregar la lista de algunas de las pésimas decisiones del director sobre el Área Química (¿será casualidad o premeditación? ) principalmente en la Planta de Ácido Nítrico,  lo que se tradujo en varias semanas de pérdida de producción; pretender mantener la planta en marcha en condiciones que técnicamente son inaceptables por el riesgo que ello implica para las instalaciones y el propio personal; no contar con stock de repuestos críticos para la mejor disponibilidad del activo productivo; a mediados de septiembre una “anomalía” en la puesta en marcha (con el nuevo jefe de planta designado por este director) generó un importante escape de gases con todo lo que ello implica; en octubre luego de un corte general de EE por desperfectos en la línea hacia PM pero sin afectación para suministrar energía a PQ tomó la decisión de priorizar la reparación para devolver el servicio a PM y no la de mantener en marcha la Planta de Ácido Sulfúrico, no creo necesario abundar en lo perjudicial que ello significa para un proceso productivo continuo.

Obvio que todo esto solo es posible si se tiene únicamente como norte, la destrucción de la principal fuente de ingresos de toda la DGFM, para lo cual no en vano primero eliminaron toda la línea de conducción operativa de P.Q. (Jefe Fabricación, Jefe Producción) incluso tampoco hay subdirector, tarea eficazmente llevada adelante por el actual director con el hoy gerente de RRHH.

En fin, es mucho más lo que se puede agregar respecto del daño generado por la actual conducción en nuestra industria madre, pero sería redundar.

Queda por esperar que el nuevo gobierno tome debida nota de lo que encuentra en nuestra FMRT, remueva inmediatamente a todo el personal que causó tanto daño y designe gente responsable, proactiva y con clara mentalidad orientada a la producción, quienes efectúen un balance completo del estado actual en que la fábrica se encuentra, más todo lo ocurrido en los últimos cuatro años, se lo compare por lo menos con el estado a DIC2015 y se inicien las actuaciones judiciales pertinentes por las pérdidas y daños ocasionados.

Lo mismo cabe para todas las designaciones ilegítimas efectuadas en Sede Central respecto de su remoción.

Finalmente una referencia al informe que elaboró el departamento prensa de DGFM,  en donde se pretende hacer aparecer como verdaderos logros lo que llaman “quince hitos” que a la postre resultan poco menos que vergonzosos por ser generosos en la apreciación.

Atentamente.

* Ingeniero Químico- Ex empleado FMRT 

Te puede interesar