"Big Bang 2", la muestra de dibujantes e ilustradores en "El Paseo" de Río Tercero

Eventos 28/11/2019 Por
Una nueva edición de la muestra “Big Bang, artistas en expansión” quedó inaugurada el jueves 21 de noviembre a las 19 en El Paseo Centro de Compras de Río Tercero, organizada por Tinta Libros y 11 11 Studio...

La exposición reúne una cantidad importante de obras en pequeño formato que se inscriben en el campo de la ilustración y el dibujo. Los trabajos pertenecen tanto a artistas locales como de otras ciudades de la provincia de Córdoba.

El público que se acerque hasta el local 21 del centro comercial podrá encontrar, en esta oportunidad, un universo de producciones entre las que sobresalen las ilustraciones de cuentos infantiles, los comics, el humor gráfico, el manga japonés y las historietas. Las obras elegidas reflejan una variedad de técnicas que incluyen tinta, lápiz, obras en papel, collages, uso de herramientas digitales y acuarelas, entre otras. 

La muestra se organiza en tres secciones: por un lado, se exhiben los trabajos que realizaron en 2019 los participantes de Taller de Dibujo e Historieta que dicta Tomás Campos y que todos los sábados convoca a niños y adolescentes interesados en desarrollar la creatividad en torno a estas disciplinas.

Por otra parte, se muestran las obras de cinco artistas de nuestra provincia que fueron seleccionados en el marco de la convocatoria “Big Bang 2”, y que resultaron elegidos entre un total de veinte participantes.

Finalmente, se diseñó un espacio para invitados especiales en el que se muestran obras de artistas del medio que cuentan con una trayectoria reconocida, como Inés Cazón, Omar Palacio, Tania Abrile, José Luis Dastugue, Eze Zaragoza, Victoria Benetti, Lucía Mancilla y Bela Oviedo.

“Big Bang, artistas en expansión” (segunda edición) podrá visitarse, diariamente, hasta el 5 de diciembre.

ARTISTAS EN EXPANSIÓN

La chispa divina 

El dibujo y la ilustración son las estrellas más brillantes de esta segunda edición de “Big Bang, artistas en expansión”, un proyecto que se consolida año a año con la participación de nuevos artistas. La muestra se presenta como un viaje interestelar por los universos fantásticos de la creación. Ingeniosas constelaciones conforman esta galaxia de tinta, lápiz y papel que lleva como insignia la metáfora del “Big Bang”. En esta oportunidad, la gran explosión cuenta con la presencia tanto de dibujantes nóveles como de artistas consagrados quienes fueron especialmente convocados para compartir su experiencia con el público riotercerense. 

Las paredes blancas de la sala se visten con la piel mutante de extraños personajes que llegan al shopping desde los cuatro puntos cardinales, y del subsuelo también. Peces, marcianos, superhéroes, caracoles, bebés, perros, monstruos, piratas, astronautas, mariposas y chicas con pelo de medusa aparecen con desenfado y actitud en el local 21 del centro comercial. Extraviado entre estrafalarios vestuarios y maquinarias todopoderosas, el espectador puede sorprenderse no sólo con las formas y colores que dominan el espacio sino también con una respuesta desopilante en una viñeta, un trazo sutil o la delicadeza de un artista al doblar el papel. Los amantes del cielo estrellado celebramos que la aventura “Big Bang” abra nuevamente sus puertas de par en par para que la brisa fresca de las nuevas generaciones pueda llegar a nuestros corazones. Apenas un soplo es suficiente para arrojarnos sin titubear, por un tobogán luminoso e infinito, hacia las dimensiones desconocidas de la experiencia. En esta aventura visual, el roce con lo inesperado quizás se vuelva –además de diversión- un tipo de respuesta a los dilemas de la existencia. Como recuerda el ensayista Christian Ferrer, “¿acaso el tríptico de El Bosco (El jardín de las delicias), si se cierran sus pórticos, no muestra en una esquina a Dios soplando -aventando- palabras y en la esquina de la diagonal opuesta al mundo creándose? Del mismo modo, al nacer, soplamos -respiramos- la chispa divina que Dios concede -el pulmón es el fuelle- que sólo se apaga con el último suspiro”. Y más también, si confiamos en que el soplo divino de la creación puede revelarse –como el aleteo del colibrí- en un tiempo mágico e impensado. 

Fernanda Juárez

Te puede interesar