Santa Rosa: el relato de la madre del adolescente por el que están detenidos tres policías

Sucesos 07/11/2019 Por
La mujer denunció que su hijo de 15 años fue víctima de abuso policial, el pasado domingo, en horas de la madrugada. Según relató, luego de efectuar la presentación en la Departamental Calamuchita, tomó intervención el Tribunal de Conducta Policial de Córdoba y está en curso una causa penal. Hay tres efectivos, un hombre y una mujer, detenidos...
Policiales Ilustrativa

Alejandra Grey, en diálogo con Radio Unna, explicó que el pasado fin de semana, su hijo de 15 años con un amigo, se encontraban en una de las esquinas de Santa Rosa, cuando se hicieron presentes dos móviles. Los efectivos descendieron y allí se inició el accionar denunciado posteriormente.

"No estamos bien, porque ha sido muy grave toda esta situación", comenzó señalando la mujer, en diálogo con el colega Cristian Alegre. "Todo empezó a las cuatro de la mañana del domingo. Julián estaba en la calle Benito Soria y Malvinas Argentinas con un amigo (...) estaban sentados en una esquina (...) ", detalló.

La mujer recordó que  tras preguntarles que hacían en el lugar, al amigo de su hijo "le pega la policía con uno de esos palos que tienen". Posteriormente, les indicaron que se marcharan a sus viviendas. El amigo de su hijo, indica en el relato, se fue a su casa y su hijo hacia un local bailable de la ciudad.

Luego de estar en el mismo, se dirigió a un local gastronómico. "Allí pide un lomito, va al baño y cuando sale, llega el patrullero", expresó. En el mismo, se conducían dos personas uniformadas, un hombre y una mujer, precisó.

"Lo sacan de los pelos, arrastrándolo y pegándole patadas, lo suben al auto, lo llevan hasta la esquina de la comisaría, la mujer ve que Julián me estaba mandando un mensaje, se pasa para atrás y le dice al oficial 'bueno, listo, arranquemos y vamos adonde tenemos que ir'".

La madre del joven, señaló que le bajó la cabeza a su hijo, "para que no viera adonde lo llevaban". Indicó que el destino fue el sector de "Playa Soleada". "Estaba todo oscuro, lo bajan, lo esposan, le empiezan a pegar patadas, en la columna, en la cara, por todo el cuerpo, y uno de ellos le sumerge la cabeza en el río (...)", expresó.

Manifestó que en ese accionar, lo levantaban nuevamente, para volver a sumergirlo. La mujer, prosiguió señalando, que tras sacarlo de ese lugar, llegó otro móvil. Quien se bajó, denunció, lo arrojó contra una piedra y comenzó a pegarle. Agregó que uno de los efectivos le mostró el arma reglamentaria, gatillando en dos ocasiones.  Consultada sobre si le apuntaban al joven, expresó que lo hacían "hacia abajo". 

Amplió que mientras golpeaban a su hijo, mencionaban al padre, por lo que conocían de quién se trataba. En ese momento, expresa, la preguntaron que le diría a ella. Y la respuesta fue que se había tropezado en el río. "Más vale que le digas eso a tu mamá, si no te va a ir peor", recuerda la madre que le advirtieron.

El adolescente allí se dirigió a su casa. "Yo había viajado a Córdoba, llegué a las 3 de la tarde, lo habían revisado en el hospital, en donde le hicieron un certificado, y fui directamente a la Departamental en Embalse", precisó.

En la Departamental Calamuchita, recordó, estuvieron cuatro horas. "Me atendieron muy bien", expresó. "Enseguida se empezó a movilizar todo, tomaron mi testimonial para abrir la causa penal a los policías, le tomaron la testimonial a Julián, vino el médico, lo revisó (...) a las cuatro de la tarde (del lunes), golpean la puerta de mi casa", señaló.  Se trataba de integrantes del Tribunal de Conducta Policial.

"Vinieron cuatro personas, totalmente preocupadas (...)", expresó. Indicó que uno de los hombres, le señaló que se quedara tranquila, que sería "todo rápido". Y le aclararon que "después está la parte penal, en donde estas personas pueden ir hasta presas por lo que hicieron". Al día siguiente (por el martes), recordó, viajaron con su hijo a Córdoba, en donde se les tomó la declaración correspondiente.

Consultada sobre lo qué ocurrió con los efectivos denunciados, señaló: "Creo que están mal psicológicamente y son unos dementes". Agregó que hasta el miércoles, el responsable de la comisaría de Santa Rosa no se había comunicado con ella, ni para "pedir disculpas" ni "para conocer qué pasó". "Todavía lo estoy esperando", dijo.

Con respecto a publicaciones en las redes sociales, en donde se lo acusa al joven de haber cometido un delito, en algún momento, señaló: "Es terrible lo que han puesto. Hay una persona que se hizo un Facebook y empezó a agredir a mi hijo y a mí como madre (...), que de la cara".

Manifestó, en tanto, que luego de haber realizado una publicación en la red social sobre lo sucedido, decidió sacarla. "La verdad que la sociedad está muy enferma, la gente no valora a quien tiene a su par, porque para hablar hay que saber, para juzgar, hay que saber, sé como soy, la persona que soy, qué mamá soy (...)"

Sobre lo denunciado, señaló: "Esto, lo de mi hijo, fue una tortura (...) psicológicamente, para una criatura", o para cualquier persona. 

Por orden de la Fiscalía de Río Tercero, quedaron detenidos tres efectivos (una mujer y dos hombres que revisten en la fuerza, quedando, además, en situación pasiva).

La entrevista completa de Radio Unna en el reproductor inferior

Policiales Móvil PersonalFueron detenidos los policías acusados por supuestas "vejaciones" a un joven de Santa Rosa

 

Te puede interesar