3 de noviembre: La APDH Río Tercero recordará con una actividad especial a Ana Gritti

Ciudad 29/10/2019 Por
En la jornada en que se cumplirán 24 años de la voladura de la Fábrica Militar, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Regional Río Tercero, colocará una baldosa en la Plazoleta de la Memoria, en reconocimiento a la única querellante penal en la causa y cofundadora de la APDH, Ana Elba Gritti...
Ana Gritti
Imagen: La Voz del Interior

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Río Tercero (APDH), informó que el próximo domingo 3 de noviembre, a las 10.30, se procederá a la colocación de una baldosa en homenaje a Ana "Coca" Gritti, única querellante penal por la causa por el atentado a la Fábrica Militar, ocurrido en 1995, por su contribución en la lucha por la Memoria, Verdad y Justicia. 

El acto en recuerdo de quien fuera letrada y viuda de Hoder Dalmasso, fallecida en el año 2011, y que impidió que la causa se cerrara como un accidente, se realizará en la Plazoleta de la Memoria, ubicada en la intersección de Avenida Pío X y Acuña.

El lugar, además de recordar a quienes de la ciudad fueron víctimas del terrorismo de Estado en los '70, es un espacio dedicado a recordar la importancia de preservar la memoria y velar por los Derechos Humanos.

"Coca", como se la conocía en la ciudad, a poco de que se produjera la voladura de la industria estatal, el 3 de noviembre de 1995, se constituyó en querellante penal. En aquel hecho, habían perdido la vida, además de su esposo, Hoder Dalmasso, Laura Muñoz, Aldo Aguirre, Elena Rivas de Quiroga, Romina Torres, Leonardo Solleveld y José Varela.

Desde un primer momento, insistió, que la voladura de la industria, no había sido un hecho fortuito, sino que había sido intencional.

Con el paso del tiempo, se conoció, confirmado por la Justicia, que efectivamente se había tratado de un atentado para borrar el faltante de armamentos, producto del contrabando ilegal a Croacia y Ecuador.

En el año 1997, la Justicia estuvo a punto de cerrar la causa como un "accidente", pero solicitaría, como querellante, que se avanzara con otras medidas, como una pericia que se desarrollaría en 2008, en Serrezuela.

En el año 2003, con especialistas universitarios de Córdoba, se realizó una nueva pericia. Los mismos determinaron que ninguna de las hipótesis que se habían planteado como las causantes de las explosiones, iniciándose el fuego en un tambor de trotyl, tenían asidero y que se había tratado de un hecho provocado.

Finalmente, a pedido de los fiscales, Guillermo Lega y Carlos Gonella, la causa que se instruía en Río Cuarto, en ese momento a cargo del juez Carlos Ochoa, fue elevada a juicio.

En el año 2014, el proceso, con cuatro exmilitares, que habían tenido cargos jerárquicos en la DGFM y en la planta, imputados por "estrago doloso agravado por la muerte de personas", finalizó con una condena.

El Tribunal Oral Número 2 de Córdoba, determinó en sus fundamentos, precisamente lo que había planteado la letrada riotercerense: que se había tratado de un atentado, con la finalidad de ocultar la prueba del faltante de armamentos.

No se encontraba entre los acusados el expresidente, Carlos Menem, beneficiado con una falta de mérito. Ante presentaciones de la querella, con Ana fallecida, representadas por sus dos hijas, y con el patrocinio de los letrados Aukha Barbero, Horacio Viqueira y Ricardo Monner Sans, la cámara federal de Córdoba, procesó nuevamente al exmandatario, por lo que se encuentra abierta la instancia de un segundo juicio.

El contexto en el que se produjo aquel hecho, fue bajo un modelo, el de los 90, que llevó adelante Menem, con un fuerte achicamiento del Estado, en donde, por ejemplo, en la industria madre de la ciudad, se había reducido el personal, además de las inversiones y su mantenimiento. 

Como está señalado, "Coca", fallecería en 2011, sin poder asistir a dicho juicio, en el que más allá de las condenas, que hoy tienen cumplimiento efectivo, el tribunal que estuvo a cargo del mismo, le otorgó en los fundamentos de la sentencia, la razón a lo que había sostenido por años: que no había sido un accidente.

Te puede interesar